Una jornada plagada de igualdad | Euroliga

Euroliga

El resto de partidos de la tercera jornada de Euroliga han dejado emoción e igualdad a  raudales. Con un Bayern de Múnich superando por tan solo tres puntos al Maccabi de Tel Aviv, que suma su segunda derrota consecutiva. El Olympiacos supera al Olimpia de Milano del Chacho en un choque mucho más igualado que lo que el marcador refleja. El CSKA endosa la primera derrota de la temporada al Fenerbahçe en un choque que tuvo que resolverse en la prórroga. Y el Madrid logra sumar su primera victoria de la temporada a costa de un Khimki plagado de bajas y que solo puso viajar con ocho jugadores.

Maccabi Tel Aviv 82 – 85 Bayern Münich

El Bayern de Münich se llevó la victoria ante el Maccabi Tel Aviv en un choque marcado por la igualdad y que el equipo alemán se llevó gracias a un gran segundo cuarto. El partido comenzó con alternancias en el liderato, ejemplo de ello se puede ver en la igualdad en el marcador al final del primer cuarto, 15 puntos para cada equipo.

Fue en el segundo cuarto cuando el Bayern dio un golpe en la mesa y tomó una ventaja que ya sería insalvable para el Maccabi. De la mano de Lučić, que terminó el choque con 26 puntos, el equipo alemán endosó un parcial de 10 a 19, lo que llevó al Bayern a ponerse 25 a 34 en el marcador.

Tras el descanso, ambos equipos dejaron de lado la defensa, y se centraron en atacar el aro rival. Con los jugadores de ambos equipos desatados en ataque, fue el Maccabi quien tomó las riendas del cuarto gracias a un gran Wilbekin, que terminó el choque con 27 puntos y 7 asistencias.

A pesar de ello, el equipo israelí seguía detrás en el marcador, y fue el Bayern quien controló perfectamente los tiempos en el último cuarto para hacerse finalmente con la victoria. Con esta, el equipo alemán ya suma dos victorias en tres partidos de Euroliga. Mientras, el Maccabi suma su segunda derrota consecutiva.

 

Olympiacos 86 – 75 Olimpia Milano

El Olimpia Milano no pudo hacer nada ante un Olympiacos muy superior en la segunda parte y suma su primera derrota en Euroliga. Los de Sergio ‘Chacho’ Rodríguez, que terminó con 18 puntos, salieron a la cancha con las ideas claras. Y a pesar de no separarse en el marcador de los griegos, jugaron un baloncesto rápido y eficaz que les hizo terminar liderando el cuarto, 18 a 21.

El segundo cuarto tuvo una línea muy continuista con respecto al anterior, con un Olimpia Milano practicando un gran baloncesto, pero sin ser capaz de alejarse en el marcador de los griegos. Finalmente, un parcial final permitió a los italianos conseguir algo de ventaja e irse al descanso con seis puntos de ventaja, 36 a 42.

Tras el paso por vestuarios, el Olympiacos salió decidido a terminar con el partido, y aumentaron sus prestaciones en ambos lados de la cancha. Con una defensa física y un gran acierto en un ataque que se movió bajo la batuta de Sloukas, que terminó con 17 puntos y 11 asistencias, los griegos dejaron atrás a los visitantes. Un parcial final de 27 a 16 puso la ventaja en el marcador. Una diferencia que aumenta gracias a un último cuarto excelso de los locales, que terminaron con cualquier intento de los italianos de reducir distancias.

Finalmente, el Olympiacos suma su segunda victoria en Euroliga y en el próximo partido recibirá al Maccabi de Tel Aviv en uno de los partidos de la jornada. Por otro lado, el Olimpia espera la visita del Real Madrid este viernes.

 

Fenerbahçe 77 – 78 CSKA Moscú

Era uno de los partidos de la jornada y, sin duda, no defraudó. El CSKA, con una prórroga de por medio, venció anoche al Fenerbahçe por un punto con un gran 2+1 de Clyburn, que terminó con 26 puntos. Los rusos fueron quienes comenzaron dominando el choque, con un gran Bolomby en el juego interior. Sin embargo, los locales no estaban por la labor de sumar su primera derrota y subieron el nivel de intensidad.

Fue en el segundo cuarto donde se notó el nivel de ambos equipos, jugando los dos un gran baloncesto y siendo capaces de superar las defensas rivales. Finalmente, un parcial de 21 a 20 ponía la igualdad en el marcador (31-32).

Tras el descanso, fueron los turcos quienes salieron con las ideas más claras, y dispuestos a pasar por encima de los visitantes. El Bayern, por su parte, sobrevivió gracias a las genialidades de Clyburn y el acierto de Mike James. Llegó el último cuarto con igualdad en todos los aspectos del partido. Y fue en los momentos claves del partido donde las estrellas de ambos equipos no fallaron, y un parcial de 18 a 20 ponía la igualdad absoluta en el marcador. 69 iguales y el partido se iba a la prórroga.

Finalmente, y gracias a la gran jugada de Clyburn, el CSKA ponía en el casillero de Fenerbahçe su primera derrota de la temporada en Euroliga.  Por su parte, los rusos firmaron su segunda victoria en tres partidos.

 

Real Madrid 94 – 85 Khimki

El equipo de Pablo Laso por fin se estrena en esta Euroliga, aunque sigue sin convencer y sin ser ese Madrid que acostumbra a ser en la competición europea. Fue ante el Khimki, que llegó a Madrid con tan solo ocho jugadores, y es que los rusos no pudieron contar con cinco jugadores, baja por coronavirus (Jordan Mickey, Evgeny Voronov, Janis Timma, Greg Monroe y Maxim Barashkov) y tres por lesión (Stefan Jovic, Alexey Shved y Errick McCollum).

En el primer cuarto, tuvo que ser Llull quien apareciera para contrarrestar el acierto de los rusos liderados por Vyacheslav Zaytsev, que finalizó con 21 puntos. Pese a los esfuerzos defensivos del equipo blanco, el Khimki dominó en la mayor parte del cuarto, que acabó con empate a 25.

En el segundo cuarto, el Madrid mejoró ligeramente su defensa y el cansancio comenzó a hacer mella en los rusos. La aparición de Nico Laprovittola con 4 de 5 triples, facilitó que el equipo español se fuera a los vestuarios en ventaja, y con un parcial de 24 a 16, el choque acabó con un 49-41 en el marcador.

Tras el paso por los vestuarios, las faltas personales, con hasta dos jugadores rusos con cuatro faltas en su casillero, y la escasa rotación hizo mella en los rusos, que comenzaron a notar el cansancio. Una situación que aprovechó el Real Madrid para irse con una ventaja de 13 puntos en el marcador.

En el último cuarto, y con el equipo ruso contra las cuerdas, el Madrid no sufrió para sumar su primera victoria de la temporada. Eso sí, los blancos aún tienen mucho camino que recorrer para volver a ser ese equipo dominador de los últimos años.