Noche de sorpresas y una paliza histórica | NBA

NBA

Una nueva jornada en la NBA. Una jornada plagada de sorpresas, con las victorias de Cavaliers, Indiana y Hornets. Y con una paliza histórica en NBA de los Dallas Mavericks a unos Clippers que vieron como los de Luka Doncic les endosaban un más 51 al final del choque (73 – 124). Por su parte, Bucks sigue sin levantar cabeza y cae ante los Knicks. Y los Lakers siguen intratables y pasan por encima de los Wolves.

Los Angeles Clippers 73 – 124 Dallas Mavericks

Paliza histórica, sin exagerar ni una palabra. Eso es lo que se vio anoche en el Staples Center. Lo que a priori parecía un partido igualado en este comienzo de temporada, pese a la baja de Kawhi Leonard, pasó a ser una noche de pesadilla para los angelinos. Con un Luka desatado y unos Dallas de dulce, al descanso el partido llegaba con la mayor diferencia desde 1995. 50 puntos de ventaja con un marcador de 27 a 77. 

El resultado final también queda para los anales. Los Mavericks infligieron un severo correctivo a los Clippers (124-73). Los 51 puntos de diferencia son la segunda marca más alta de la historia de los Mavs.

La herida se hace más profunda si se atiende de donde venían cada equipo. Los Clippers de Leonard, Paul George e Ibaka habían ganado sus dos primeros partidos y eran los líderes de la Conferencia Oeste. Los Mavs de Doncic habían perdido ante los Phoenix Suns y Los Ángeles Lakers.

Un esloveno que brilló con luz propia: 24 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias en 26 minutos. Un partido que denota que Luka vuelve a estar metido en ritmo y que vuelve a ser un serio candidato al MVP de la NBA. 

En los Clippers, el mejor fue Ibaka y es que el español logró 13 puntos y 9 rebotes. Una actuación que contrasta mucho con la de Paul George, que terminó con 15 tantos y un 4 de 13 en tiros de campo. Los angelinos no se quedaban en 73 puntos desde hacía más de siete años, ante los Raptors

New Orleans Pelicans 98 – 95 San Antonio Spurs 

New Orleans Pelicans se impuso como local a San Antonio Spurs por 98-95 en una nueva jornada de la NBA. Durante el primer cuarto San Antonio Spurs fue el principal líder en el la arena hasta finalizar con un resultado de 16-18. Posteriormente, durante el segundo cuarto hubo alternancias en el luminoso hasta que acabó con un resultado parcial de 31-27. Tras esto, los rivales llegaron al descanso con un 47-45 en el electrónico.

Durante el tercer cuarto los jugadores del equipo local se distanciaron en el marcador, tuvieron una diferencia máxima de 15 puntos (79-64) hasta que concluyó con un resultado parcial de 32-26 y un 79-71 global. Por último, el último cuarto también tuvo varios movimientos en el marcador y el cuarto finalizó con un resultado parcial de 19-24. Tras todo esto, el partido acabó con un resultado final de 98-95 para los locales.

Junto a todo esto los jugadores de New Orleans Pelicans que más destacaron en el encuentro fueron Brandon Ingram y Zion Williamson, que consiguieron 28 puntos, seis asistencias y 11 rebotes y 18 puntos y 11 rebotes respectivamente. Por su parte, en el equipo visitante destacaron Rudy Gay y Keldon Johnson por sus acciones durante el partido, con 22 puntos, dos asistencias y seis rebotes y 14 puntos, cinco asistencias y 11 rebotes respectivamente.

Washington Wizards 113 – 120 Orlando Magic

Los Orlando Magic siguen invictos en este inicio de NBA. Algo que no ocurría desde 2009. Lo han conseguido tras vencer en el último partido a los Wizards por 113-120. Por su parte, los capitalinos suman su tercera derrota en tres encuentros y colocan a ambos equipos en extremos opuestos de la tabla clasificatoria. 

Los de Clifford consiguieron el triunfo gracias a un último cuarto, al que llegaron 17 puntos por debajo (94-77) pero en el que fueron ampliamente superiores a un rival que pareció cortocircuitar a la hora de cerrar el choque. Y eso que todo parecía estar a favor de los de la capital en el tercer cuarto. Pero una serie de malas defensas, permitió a los visitantes sumar hasta 43 tantos en los últimos 12 minutos e ir poco a poco recortando la distancia perdida.

Markelle Fultz y Terrence Ross, con 26 puntos cada uno, fueron los líderes anotadores de Orlando, seguidos por los 19 que firmó Evan Fournier. Por su parte, Nikola Vucevic alcanzó los 15, y fue además el encargado de anotar la canasta que puso a los suyos por delante a falta de 25 segundos (113-114).

Por el lado local, Russell Westbrook descansó por tratarse de la segunda noche de un back to back, una baja que se notó menos de lo esperado gracias a los 22 puntos encestados por Raul Neto en su debut como titular con los Wizards. El brasileño fue el principal escudero de Bradley Beal, que terminó con 29 tantos en su haber y volvió a firmar una actuación sensacional que sirvió de más bien poco.

Charlotte Hornets 106 – 104 Brooklyn Nets

Por fin llegó la victoria, y lo hizo en el momento menos esperado. Los Hornets estrenaron su casillero de victorias este año en la NBA, y lo hicieron por todo lo alto derrotando a los Nets. El conjunto de Durant e Irving no pudieron contra los de Carolina, dando una de las campanadas de la madrugada. 

Los de Borrego llegaron a dominar muy claramente a los neoyorquinos en algunos tramos del partido. Aunque tuvieron problemas para consolidar sus ventajas con el paso de los minutos. Un ejemplo de ello fue el último cuarto, donde los locales llegaron con una ventaja de 16 a falta de ocho minutos. 

Una ventaja que los de negro no tardaron en reducir y que, incluso, pudieron dar la vuelta si Kevin Durant no hubiera fallado el tiro a falta se siente segundos. 

El principal responsable de esta victoria fue Gordon Hayward, quien disputó un encuentro de lo más completo y firmó 28 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes. El alero, muy eficaz además en el tiro (12/20) volvió a recordar el gran jugador que es. 

El ex de los Celtics estuvo secundado por los 19 tantos de Terry Rozier y los 14 de P.J. Washington, mientras que LaMelo Ball sigue sin explotar y se conformó con 6 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes en 20 minutos.

La peor noticia para los de Nash no fue solo la derrota. Dinwiddie, uno de los principales escuderos de la dupla Durant – Irving, se marchó lesionado. El base cayó al suelo tras apoyar su rodilla izquierda y tuvo que abandonar el partido. 

Cleveland Cavaliers 118 – 94 Philadelphia Sixers

Pocos confiaban al principio de la NBA en los Cavaliers. Un equipo en plena reconstrucción tras la marcha del rey. Sin embargo, los Cavs se han convertido en el equipo revelación del inicio de la NBA. Y lo son gracias a un gran Drummond, que ha sido el guía del equipo.  20,3 puntos, 14,7 rebotes, 4 asistencias, 2,7 robos y 1,7 tapones en lo que va de temporada. 

Anoche aprovechó la baja a última hora de Embiid, quien pensaba jugar hasta que un problema de rigidez en la espalda se lo impidió, para firmar 24 puntos y 14 rebotes en solo 26 minutos. Drummond contó con la inestimable colaboración de Collin Sexton, autor de 22 puntos; y de Darius Garland, quien sumaría a la causa 14 puntos y 7 asistencias

Una actuación que ha servido para colocar la tercera victoria en tres partidos, algo que no ocurría desde la campaña 2016-17, cuando LeBron James estaba en su trono. 

Es cierto que no ha sido rivales de gran complicación, Charlotte, Detroit y Philadelphia (sin Embiid). Aunque supone un enorme comienzo para un conjunto que cerró la temporada 2019-20 con un 19-46.

New York Knicks 130 – 110 Milwaukee Bucks

New York Knicks se impuso como local a Milwaukee Bucks por 130-110 y dan una de las campanadas de la NBA. Una derrota que ratifica el pésimo inicio de liga de los Bucks, que solo han sido capaces de vencer a los Warriors. 

Durante el primer cuarto hubo alternancias en el marcador y concluyó con un 30-27. Después, en el segundo cuarto el equipo local se distanció en el luminoso, de hecho, el equipo consiguió un parcial de 16-2 y llegó a ir ganando por 18 puntos (61-43) durante el cuarto, el cual terminó con un resultado parcial de 31-18. Tras esto, los jugadores llegaron al descanso con un 61-45 en el electrónico.

En el tercer cuarto New York Knicks elevó de nuevo su diferencia, de hecho, el equipo consiguió un parcial durante este cuarto de 10-1 y marcó la máxima diferencia (21 puntos) al final del cuarto y acabó con un resultado parcial de 35-30 y un 96-75 total. Por último, en el transcurso del último cuarto recortó distancias Milwaukee Bucks, aunque fue insuficiente para poder ganar el partido y el cuarto finalizó con un resultado parcial de 34-35. Tras todo esto, el partido concluía con un resultado de 130-110 para los jugadores del equipo local.

Durante el partido, New York Knicks se hizo con la victoria gracias a los 29 puntos, siete asistencias y 14 rebotes de Julius Randle y los 27 puntos, siete asistencias y tres rebotes de Elfrid Payton. Los 27 puntos, cinco asistencias y 13 rebotes de Giannis Antetokounmpo y los 22 puntos, cinco asistencias y cuatro rebotes de Khris Middleton no fueron suficientes para que Milwaukee Bucks pudiese ganar el partido.

Chicago Bulls 128 – 129 Golden State Warriors

Golden State Warriors logró ganar a Chicago Bulls fuera de casa por 128-129 gracias a un triple sobre la bocina de Damion Lee. Primera victoria del año para los de Stephen Curry, mientras que los Bulls siguen sin conocer el triunfo en este inicio de NBA. 

El primer cuarto tuvo varios cambios de líder en el electrónico y terminó con un resultado de 27-24. Posteriormente, durante el segundo cuarto nuevamente hubo alternancias en el marcador hasta concluir con un resultado parcial de 29-36. Tras esto, los jugadores llegaron al descanso con un 56-60 en el luminoso.

En el tercer cuarto se produjo una remontada del equipo local, de hecho, el equipo consiguió un parcial en este cuarto de 12-2 y alcanzó una diferencia de 10 puntos (83-73) hasta finalizar con un resultado parcial de 41-33 (y un 97-93 global). Finalmente, en el transcurso del último cuarto se produjo una remontada por parte de los jugadores, se hicieron con la máxima diferencia (un punto) al final del cuarto y el cuarto finalizó con un resultado parcial de 31-36. Tras todo esto, el choque concluyó con un resultado de 128-129 a favor del equipo visitante.

Durante el partido, destacó la participación de Stephen Curry y Andrew Wiggins, que consiguieron 36 puntos, seis asistencias y dos rebotes y 19 puntos, cuatro asistencias y nueve rebotes respectivamente. Por su parte, en el equipo local destacaron Zach Lavine y Wendell Carter por sus acciones en el partido, con 33 puntos, tres asistencias y siete rebotes y 22 puntos, cuatro asistencias y 13 rebotes respectivamente.

Indiana Pacers 108 – 107 Boston Celtics

Otra de las sorpresas de la noche. Indiana venció por un punto a los Boston Celtics y ratifica su gran inicio de temporada de NBA. Tres victorias en tres partidos colocan a los de Bjorkgren en lo alto de la tabla. Por su parte, los de Boston se  hunden en la clasificación y suman su segunda derrota de la temporada.

El primer cuarto tuvo como dominador a Boston Celtics, de hecho, el equipo consiguió un parcial durante este cuarto de 12-2 y elevó la diferencia hasta un máximo de 11 puntos (4-15) y concluyó con un resultado de 19-23. Posteriormente, el segundo cuarto tuvo varios cambios de líder en el electrónico hasta que finalizó con un resultado parcial de 30-32. Tras esto, los equipos llegaban al descanso con un 49-55 en el contador.

En el transcurso del tercer cuarto el equipo local consiguió remontar el resultado, llegó a ir ganando por 11 puntos (74-63) y terminó con un resultado parcial de 39-28 y un total de 88-83. Por último, en el último cuarto también hubo alternancias en el marcador y el cuarto acabó con un resultado parcial de 20-24. Finalmente, el partido terminó con un resultado de 108-107 a favor del equipo local.

La victoria de Indiana Pacers se cimentó sobre los 25 puntos, cinco asistencias y cinco rebotes de Malcolm Brogdon y los 19 puntos, cinco asistencias y 10 rebotes de Domantas Sabonis. Los 25 puntos, cinco asistencias y 11 rebotes de Jayson Tatum y los 18 puntos, cuatro asistencias y dos rebotes de Jaylen Brown no fueron suficientes para que Boston Celtics pudiese ganar el partido.

Sacramento Kings 100 – 116 Phoenix Suns

Los Sacramento Kings vencieron anoche a los Suns y suman dos victorias en dos partidos en la NBA.  El mejor inicio de la franquicia en 17 años. Los hombres de Luke Walton firmaron un encuentro sobrio y completo para sumar su segunda victoria en la temporada por 106 a 103 de la mano de 24 puntos de De’Aaron Fox.

Suns y Kings disputaron un partido muy reñido de principio a fin en un constante intercambio de parciales. El ritmo frenético fue una constante en el partido con ambos conjuntos cruzando la pista sin bajar la velocidad incluso en el desenlace del mismo. Una situación promovida principalmente por los Suns que buscaron hacer mella en la frágil defensa rival con transiciones rápidas y buenos pases. 

Algo que funcionó en un principio, pero que los locales consiguieron contrarrestar gracias a una defensa intensa y agresiva, y buenas acciones ofensivas. 

Los de Monty Williams sufrieron para anotar a lo largo de todo el partido pese a ser capaces de encontrar situaciones propicias de juego. Movieron la bola y encontraron tiros abiertos, pero como reflejó el 11 de 44 en triples, los Suns no tuvieron su mejor noche. 

Caso idéntico para los Kings con un terrible 5 de 23 desde la larga distancia, la peor marca desde 2008 cuando Seattle Supersonics anotó 4 triples en 11 intentos.

Los Ángeles Lakers 127 – 91 Minnesota Timberwolves

En un partido donde ni Davis ni Towns pudieron jugar, fue Marc Gasol el que brilló. Los Lakers pasaron por encima de los Wolves en un choque sin mucha historia y donde los angelinos dominaron desde el inicio. La profundidad de banquillo de los Lakers fue clave para llevarse un partido donde destacaron los menos habituales. 

El partido comenzó con el inicio arrollador de Kyle Kuzma, que logró cuatro triples en cuatro intentos, además de dos tapones. Una actuación desde la línea exterior que contagió al resto del equipo. Y es que la ofensiva de los Lakers siguió creciendo durante todo el primer cuarto, lanzando nada menos que un 71,4% de campo, incluyendo un 6-10 en triples.

Con una ventaja de más 23 en el marcador, apareció un gran pasaje de Ricky Rubio para achicar diferencias, llegando a los 9 puntos. Minnesota reaccionaba con leves zarpazos, aunque la diferencia seguía siendo de 15. Algo que tuvo mucho que ver Kuzma, que continuó con su gran juego. 20 puntos para el alero al descanso y ventaja de 67-45 para los angelinos, que registran un 56% de campo y un 45% en triples. Todo visto para sentencia.  

La segunda parte fue un paseo militar. Con unos Wolves ya desaparecidos y sin capacidad de reacción, fueron los Lakers los encargados de terminar con cualquier expectativa que le quedara al partido. Fue el momento de Marc Gasol y LeBron James. Entre ambos se combinaron para 20 puntos y un 7-10 de cancha, llevando la brecha más allá de los 30 tantos.

Los últimos diez minutos fueron por compromiso. Con los suplentes de los suplentes en pista, los Lakers ya pensaban en su próximo encuentro. Mientras los Wolves, a pesar de la derrota, cierran un inicio de NBA más que positivo con dos victorias en tres partidos.