Una noche histórica de Curry | Jornada NBA

Stephen Curry NBA

Nueva jornada de la NBA que nos deja una de las actuaciones del año. Volvió Stephen Curry a completar una noche histórica, y es que el base anotó anoche 62 puntos en la victoria de su equipo ante Portland. Además, Marc Gasol volvió dos años después a la que fue su casa, Memphis. Lo hizo en el triunfo de los Lakers con un gran LeBron James que anotó 22 puntos.

Detroit Pistons 120 – 122 Boston Celtics

Los Boston Celtics vuelven a la senda de la victoria en la NBA. Y lo hacen tras imponerse a los Pistons en un choque igualado, con ambos equipos muy inspirados en ataque, y que se resolvió con un game-winner de Tatum. El alero volvió a ser el líder indiscutible de su equipo con 24 puntos, 8 rebotes y 12 asistencias. 

Es cierto que la irregularidad, sobre todo defensiva, ha lastrado a los de Boston en este inicio de temporada. Algo que se mostró anoche.  Los Pistons hicieron mucho daño en la pintura en los compases iniciales. Mason Plumlee y Jeremi Grant convirtieron la zona en su coto de caza. Mientras que las torres de los Celtics no hacían por impedirlo. 

En defensa, los Pistons se centraron en Tatum. Lo que obligó a Jaylen Brown a tomar las riendas del equipo y anotar 13 puntos en el primer cuarto. Sin embargo, con el paso de los minutos la historia se repitió. Jahlil Okafor y Sekou Doumbouya conseguían una mayor presencia interior. El fondo de armario de los de Brad Stevens tiene problemas para producir. Una segunda línea que fue totalmente superada por la de Detroit. 

Tatum logró maquillar el resultado. Y gracias a los rebotes ofensivos de Thompson, los Celtics consiguieron una ligera ventaja de 61 a 57 al descanso. Tras el paso por los vestuarios, los Pistons apretaron, aprovechando que Tatum estaba en el banquillo. Griffin, Mykhailiuk y Bey amenazaban a los de Stevens. Pero tuvo que ser un novato, Payton Pritchard, quien apagara el fuego que casi consume a los verdes. 

Así se llegó con todo por decidir al último minuto. A un triple de Brown le respondía Grant desde el tiro libre para igualar el marcador a 22 segundos para el final. Y de nuevo, volvió a aparecer Tatum con una canasta, tras romper a Griffin, que ponía el más dos en el marcador a falta de tres segundos. Algo definitivo. 

Memphis Grizzlies 94 – 108 Los Angeles Lakers

Marc Gasol regresó a la que una vez fue su casa y donde ahora es una leyenda. Y volvió para contribuir en la quinta victoria de la temporada de Lakers. El pívot español logró 7 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias, además de acabar con el ojo ensangrentado tras un golpe. 

Quién dominó por completo fue Lebron James, que rozó el triple- doble con 22 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias. Un James que arrancó muy bien el partido, gracias a dos asistencias de Marc. Kuzma volvió a protagonizar otro gran arranque de encuentro y demostró que se está convirtiendo en un gran tirador desde el perímetro. Sin embargo, un parcial de 17 a 0 de Memphis dejaba el primer cuarto con una ventaja de 36 a 25 para los locales. 

Tyus Jones, muy eléctrico de cara al aro, pretendía que su equipo siguiera dominado. Pero fue la segunda unidad de los Lakers, liderada por unos intensos Montrezl Harrell y Talen Horton-Tucker, quien permitió a los angelinos dar ese extra en ataque y remontar el choque al descanso. 54 a 56, y todos a los vestuarios. 

Las dudas en ataque de ambos equipos y el dominio de las defensas continuaron en el segundo tiempo. El escaso acierto ofensivo preveía que los Lakers podrían dar la sorpresa y sumar su tercera derrota del año NBA. Pero el rey apareció y dijo basta. 

Ocho puntos consecutivos de LeBron nada más empezar el último cuarto (79-85), incluido un triple desde el logo, contribuyeron decisivamente a desatascar a los Lakers para que finalmente se llevaran la victoria en un partido espeso de los actuales campeones de la NBA.

Brooklyn Nets 122 – 123 Washington Wizards 

Los Wizards vencieron in-extremis a los Nets con un gran partido de Bradley Beal, que se mantuvo al frente del ataque de los suyos. 27 puntos y 10 rebotes en su casillero. Pero de verdad, quien fue clave para la victoria de los capitalinos fue Thomas Bryant, quien a falta de 14.9 segundos para el final del partido anotó un mate espectacular que le dio la ventaja definitiva a los suyos. 

Pudieron vencer los Nets, pero tanto Kyrie Irving como Kevin Durant fallaron dos tiros, que generalmente suelen meter, en la última posesión del choque. Irving acabó como líder de los Nets con un doble-doble de 30 puntos y 10 asistencias, mientras que Durant aportó otro doble-doble de 28 puntos, 11 rebotes y siete asistencias y el alero Joe Harris llegó a los 16 tantos.

Quien volvió fue Westbrook, quien logró 24 puntos y 10 asistencias, pero solo cinco rebotes tras haber logrado triples-dobles en sus primeros cuatro partidos con su nuevo equipo.

Esta derrota es la tercera que los Nets sufren en su campo (1-3) cuando aún le faltan otros dos partidos por disputar como locales, el del martes antes los Jazz de Utah, y el jueves ante los Sixers de Filadelfia.

Minnesota Timberwolves 109 – 124 Denver Nuggets

Los Denver Nuggets vencieron anoche a los Wolves en un partido igualado, con intercambios de canastas por parte de ambos equipos. Pero que, con una avalancha ofensiva de los de Denver, se terminó por resolver en el último cuarto. Fue Jamal Murray quien lideró a los suyos con 36 puntos y 4 asistencias. 

Quien también brilló fue Campazzo, que firmó su mejor partido como jugador de la NBA. 15 puntos (5 de 7 en triples), 3 robos, 2 asistencias y un rebote en los 21 minutos que estuvo sobre la cancha.

En los Wolves, el mejor fue Malik Beasley, quien finalizó el choque con 25 puntos y siete rebotes. Mientras que D´Angelo Russell completó un buen partido con 18 puntos y 7 asistencias. 

Pero quien de verdad volvió a ser fundamental para los suyos fue Nikola Jokic. Con un último cuarto casi perfecto, el serbio volvió a demostrar que es un pívot diferente y especial. 19 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias para firmar un nuevo triple-doble. 

Un triunfo que sabe a gloria para unos Nuggets que aún siembran muchas dudas en su arranque en la NBA. Y más si se atiende de donde vienen. Ya que cabe recordar que en la “burbuja” de Orlando (EE.UU.) alcanzaron de manera sorprendente la final de la Conferencia Oeste, donde cayeron ante los ahora campeones Los Angeles Lakers.

Por su parte, Wolves sigue de capa caída y ya suma su cuarta derrota en seis partidos y sigue sin ser el equipo que se espera que sea en la NBA.

San Antonio Spurs 109 – 130 Utah Jazz

Con 28 puntos de Bojan Bogdanovic y los 21 triples de Utah, los Jazz vencieron anoche a los San Antonio Spurs por 130 a 109. Cuarta victoria en seis partidos para los de Snyder que siguen siendo uno de los mejores equipos en este arranque de la NBA.

Junto a Bogdanovic, que anotó 6 de 7 triples, el escolta Donovan Mitchell llegó a los 22 puntos, con cinco canastas anotadas desde fuera del perímetro. Jordan Clarkson, uno de los principales candidatos a sexto hombre del año, acabó con otros 18 tantos.

El dominio de los Jazz fue tan evidente, que su entrenador Quin Snyder, discípulo del legendario Gregg Popovich, técnico de los Spurs, decidió darle descanso a sus titulares a partir de la segunda mitad del cuarto periodo.

Los Spurs no tuvieron respuesta y el equipo de San Antonio sufrió su cuarta derrota consecutiva y la de mayor margen de puntos permitidos en lo que va de la nueva temporada de la NBA.

El joven alero Keldon Jhonson, con 22 puntos, volvió a ser el líder de los Spurs, y la nota positiva de un equipo que ha comenzado un largo camino a través del desierto de la reconstrucción. El escolta DeMar DeRozan logró otros 19 puntos para los Spurs, que apenas anotaron 6 triples de 19 intentos por los 21 de 41 que tuvieron los Jazz.

Chicago Bulls 118 – 108 Dallas Mavericks

Los Chicago Bulls sumaron anoche una sorprendente victoria ante los Dallas Mavericks que siguen dando palos de ciego en este inicio de la temporada NBA. El escolta Zach LaVine anotó 39 puntos, su mejor marca en lo que va de temporada, y se encargó de liderar la ofensiva.

La ausencia de Doncic, decidida horas antes de que diese comienzo el partido en el United Center de Chicago, dejó a los Mavericks sin su líder anotador. Sin embargo, los de Dallas estuvieron en el partido hasta los minutos finales del último cuarto. Momento en el que aparecieron las estrellas de los Bulls. 

Junto a LaVine, uno de los destacados de los de Chicago fue Coby White, quien consiguió 23 puntos, incluidos cuatro triples de nueve intentos, y dio otros cuatro pases de anotación.

Sin Doncic, que sufre una contusión en el cuádriceps izquierdo, su puesto fue cubierto por el base Jalen Bruson, que respondió con su mejor actuación en lo que va de temporada. Finalizó con 31 puntos, tras anotar 11 de 17 tiros de campo, incluidos 3 de 7 triples, además de repartir siete asistencias y capturar cinco rebotes.

Cabe recordar que Bulls sigue con los problemas de los contagios del coronavirus. El entrenador del equipo de Chicago Billy Donovan confirmó, antes del encuentro frente a los Mavericks, que el escolta checo Tomas Satoransky y un miembro del cuadro técnico habían dado positivo.

Phoenix Suns 107 – 112 Los Angeles Clippers

Los Clippers pusieron fin a la racha ganadora de los Suns gracias aun Paul George en inmejorable. Con 39 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias lideró la victoria del equipo de Los Ángeles, que llegó a ganar 31 puntos en la primera mitad antes de que el de Phoenix reaccionara de la mano de Devin Booker. 

Junto a George, Kawhi Leonard añadió 15 puntos pese a su mal porcentaje de tiro (de 4 de 21) y Luke Kennard y Nicolas Batum anotaron otros 14 cada uno. 

Con esta victoria, los Clippers se encuentran empatados con una marca de 5-2 con los propios Suns y los Lakers al frente de la Conferencia Oeste de la NBA.

En los Suns, Devin Booker logró 25 puntos y ocho asistencias, Deandre Ayton anotó 24 puntos y capturó ocho rebotes, y Chris Paul y Dario Saric terminaron con 15 tantos cada uno. 

Unos Suns que llegaron a perder de hasta 31 puntos en la primera mitad antes de reducir su desventaja a siete al final del tercer cuarto. Y es que los Clippers consiguieron muy fácilmente la ventaja en el primer cuarto. Un parcial de 0-23 que sirvió de puente entre el primer y el segundo cuarto.

Los Suns anotaron 11 de 19 tiros en el primer cuarto, pero cometió siete pérdidas de balón. Esto facilitó que Clippers se fuera al descanso con 20 puntos de ventaja (44-64) gracias a los 22 de George.

Fue entonces cuando comenzó la reacción de los Suns. Y fue gracias a un triple de Cameron Johnson con 18,6 segundos por jugar que los de Monty Williams se ponían a un 7 puntos al inicio del último cuarto. Unos últimos 10 minutos donde siguió el vendaval de los locales, que les llevó a colocarse a tan solo dos puntos. Pudieron empatar, pero Booker falló un triple. Batum logró otro con 11,9 segundos por jugar para darle a los Clippers una ventaja de 104-110 que ya fue decisiva.

Golden State Warriors 137 – 122 Portland Trail Blazers

Curry volvió a ser Curry. Ese jugador que pasa de cero a cien cuando el árbitro señala el inicio del partido. El base de los Warriors volvió a tener anoche uno de esos momentos en los que parece que es incapaz de fallar un tiro, y solo sabe anotar.  Los de San Francisco derrotaron 137 a 122 a Portland con 62 puntos de Curry en una actuación histórica de la estrella.

Un encuentro que siempre fue igualado en el marcador, aunque con los Warriors siempre por delante. Sin embargo, Stepehen Curry quería demostrar que sigue siendo una mega estrella de esta NBA. 

Anoche Curry se fue a 62 puntos, anotando 18 de sus 31 lanzamientos a canasta, incluidos 8 de 16 triples y 18 de 19 tiros libres. Lo acompañó de 5 rebotes y 4 asistencias y lo hizo todo en 36 minutos jugados.

Fue la mayor exhibición anotadora de su carrera personal, y junto a él estuvieron los que están llamados a ser sus escuderos con la baja de Thompson. Andrew Wiggins, que aportó 21 puntos y el novato James Wiseman, que se fue hasta los 12 tantos y 11 rebotes.

La actuación de Don Stephen eclipsó el gran partido de Lillard y McCollum, que entre ambos sumaron 60 puntos y 8 triples. Enes Kanter también cuajó una gran actuación desde el banquillo, aportando 24 puntos y 12 rebotes en sus casi 25 minutos. No importaba, el protagonismo no era suyo sino del rival y nada de lo que los Blazers hicieran podía cambiar eso ayer.