Argentina domina en un grupo B sin sorpresas | FIBAWC 19

No hubo espacio para las revoluciones en el grupo B de la primera fase del Mundial de China. Rusia y Argentina se clasificaron con solvencia para la siguiente ronda tras vencer en sus dos primeros partidos a Corea del Sur y Nigeria. El primer puesto se decidió en el duelo decisivo entre los dos conjuntos clasificados en la última jornada, que se zanjó con victoria de los sudamericanos por 61-69. Así, rusos y argentinos pasan a formar parte del grupo I del Mundial junto a Polonia y Venezuela. Los dos mejores conjuntos de este grupo accederán a cuartos de final.


También te puede interesar:

Choque cultural sin dominador claro | FIBAWC 2019


SELECCIÓN DE ARGENTINA

Era la favorita del grupo B y se encargó de demostrarlo con creces sobre la cancha. No dio ninguna opción a sus rivales de soñar con arrebatarle su puesto en la siguiente fase del Mundial. Destacaron sobre todo sus hombres de creación de juego, Campazzo y Laprovittola, que rindieron a un nivel excepcional. También fue reseñable la actuación de Patricio Garino desde el exterior, terminando con un 44,4% en tiros de tres puntos. La sensación que proyectó Argentina sobre el parqué de Wuhan es un aviso para los que han decidido no considerarla como candidata a hacer grandes cosas en esta competición.

El líder fue, una vez más, el eterno Luis Scola, que ni con 39 años se cansa de ganar. Scola promedió 17 puntos por encuentro y fue el segundo jugador más valorado de Argentina con una valoración media de +16,7, solo por detrás de Campazzo. El último de la Generación Dorada se convirtió además en el segundo mayor anotador de la historia de los Mundiales de baloncesto con (hasta el momento) 624 puntos, superando al australiano Andrew Gaze, que se quedó en 594.

El estreno de Argentina en el torneo fue inmejorable: después de unos titubeos en el primer cuarto, pasó por encima de Corea del Sur hasta terminar 95-69. El encuentro contra Nigeria (81-94) peligró antes del descanso, pero la selección de Sergio Hernández lo sacó adelante con una gran reacción en el tercer cuarto. Contra Rusia el partido estuvo mucho más trabado; no obstante, también consiguieron la victoria por 61-69.

SELECCIÓN DE RUSIA

La selección de Bazarevich cumplió con las expectativas a pesar de las importantes bajas en sus filas. El gigante europeo no ha acusado tanto como se esperaba la ausencia de grandes figuras como Shved y se ha mostrado como un conjunto sólido y repleto de nombres destacables. Con un Nikita Kurbanov especialmente inspirado en rebotes y asistencias y con Vorontsevich y Zubkov liderando la anotación, Rusia estará en la siguiente fase para pelear por un puesto entre los 8 mejores. No solo se ha descubierto como un combinado capaz de vencer a equipos inferiores, sino que también demostró contra Argentina que están preparados para lo que se acerca en las siguientes fases.

Rusia destacó pronto en el Mundial por motivos extradeportivos, sin embargo. Vorontsevich protagonizó la primera declaración sonada de la competición después del encuentro contra Nigeria al exigir a los árbitros mayor permisividad, afirmando que “no somos maricones” y que “el baloncesto es un deporte de contacto”. Las 24 faltas personales señaladas a cada conjunto debieron parecerle excesivas al alero del CSKA, que espera “que se hagan ajustes durante el torneo”.

Rusia solventó en la primera jornada la gran amenaza para su clasificación, Nigeria, al vencer a los africanos por 82-77 tras un encuentro muy sufrido. Contra Corea del Sur el partido fue distinto. Los rusos superaron a los coreanos en todas las facetas del juego y llevaron el marcador hasta el 73-87 final. En la decisiva jornada contra Argentina nunca dieron el encuentro por perdido y a pesar de llegar a estar 13 puntos por debajo terminaron rondando la remontada. El resultado final, no obstante, fue de 61-69 para los sudamericanos.

SELECCIÓN DE NIGERIA

Probablemente es la selección más decepcionada con el resultado de este grupo. Nigeria había puesto sus esperanzas en aprovecharse de la debilidad rusa para dar la sorpresa, pero pronto se encontró eliminada de la competición. El equipo africano vio cómo se le escapaban los dos encuentros contra las dos favoritas a pesar de haber competido bien y solo pudo resarcirse en la última jornada arrasando a Corea del Sur. Ni su escolta NBA Okogie, el mejor valorado, pudo evitar que Nigeria quedara relegada a la fase de grupos de los que lucharán por una de las mejores posiciones del Mundial entre la 17ª y la 32ª.

Los ánimos nigerianos llegaban altos para este Mundial. En el país africano se consideraba que el formato les favorecía y que este grupo B era una buena oportunidad para creer que Nigeria podría estar entre los 16 mejores. Eran el único componente del grupo con jugadores compitiendo en las diferentes ligas de Estados Unidos, pero no han sabido aprovechar esta ventaja.

La clave para la clasificación de Nigeria estaba en el primer encuentro del Mundial, pues sabían que su gran rival era Rusia. Pusieron en muchos aprietos a los de Bazarevich, pero el resultado final fue un 82-77 favorable a los europeos. El encuentro frente a Argentina se les escapó tras un bajón de juego después del descanso hasta terminar 81-94. Corea del Sur, en cambio, solo les aguantó el ritmo el primer cuarto: al final, el marcador llegó a un contundente 66-108.

SELECCIÓN DE COREA DEL SUR

La cenicienta del grupo B confirmó lo que se esperaba de ella y terminó la primera fase del Mundial sin ganar ni un solo encuentro. Corea del Sur llegaba al torneo sin nada que perder y pocas esperanzas de ganar. El conjunto asiático ha disputado una primera fase sin complejos, pero siempre con la sensación de que se encontraba al menos un escalón por debajo de sus rivales. Ni siquiera las actuaciones notables de Junghyun Lee y Daesung Lee les han servido para luchar por obtener al menos una victoria. Los de Sang Shik Kim, al menos, se quedan con el consuelo de no haber sufrido la derrota más abultada de la primera fase.

La otra gran noticia para Corea del Sur es la explosión absoluta de Guna Ra. El coreano nacido en Virginia (Estados Unidos) se ha confirmado como uno de los mejores jugadores de este grupo B. Ha conseguido tres dobles-dobles en tres encuentros: 31 puntos y 15 rebotes contra Argentina, 19-10 contra Rusia y 18-11 contra Nigeria. Sus actuaciones, a pesar de no haber servido para que su selección venciera, han sido más que destacadas y son una amenaza para el resto de los combinados que competirán por las posiciones entre la 17ª y la 32ª.

Corea del Sur no empezó mal el Mundial, llegando incluso a ponerse por delante de Argentina (9-11), pero el partido terminó 95-69. Contra Rusia, llegó al tercer cuarto solo tres puntos por debajo, y a partir de ahí los europeos se distanciaron hasta el 73-87 definitivo. El último encuentro, sin nada en juego, fue el peor para los coreanos. Nigeria, a partir del segundo período, los arrolló por completo y dejó el partido en 66-108.