Ayúdame Pešić, eres mi única esperanza | Playoffs Euroliga

Penúltima jornada de playoffs de la Euroliga, aunque para la mitad de los equipos ha sido la última. Desfortunadamente, el Baskonia fue uno de ellos. Por su parte, el Barcelona consiguió forzar un quinto y definitivo partido. Toda la suerte del mundo para el conjunto español.


También te puede interesar:

Durant arrolla a los Clippers | Playoffs NBA


ZALGIRIS KAUNAS 82-99 FENERBAHÇE

Se acabó el cuento. La ´centinela´ fue despachada de su quimera. Tras haber realizado una conmovedora temporada, su trayecto finaliza. Por su parte, los estambulenses buscarán conseguir estar en su cuarta final europea consecutiva.

Importante victoria turca que cierra esta maravillosa serie. Resaltar que los turcos llegaban a Lituania con una serie muy poco favorable.

Gran parte de la acción turca, la cual posteriormente hizo estragos en la afición lituana, fue maniobrada por Muhammed, quien con 25 tantos lapidó cualquier esperanza de victoria. Fue la robusta defensa turca la que fundamentó el juego de los de Obradović durante la mayoría del duelo. En este vimos una admirable acción coral de los otomanos.

No se le pudo exigir mucho más al Zalgiris, equipo que ha conseguido plantar una fuerte oposición a lo largo de todo el curso pese a ser uno de los equipos más pobres de la competición europea. En la mencionada escuadra, habría que destacar la brillante actuación de Brandon Davies, jugador que acumuló 25 puntos, 7 rebotes y 3 pases de canasta.

BASKONIA 83-92 CSKA MOSCÚ

El Baskonia fue despertado de su agradable sueño por papá. Me explico. El paralelismo surge ya que el CSKA ha conseguido elaborar un rol parental mediante el control sobre los españoles. Curiosamente, consiguiéndolo de la misma manera en casi todos los partidos de la serie.

El duelo comenzó con un Baskonia pletórico. La buena defensa les permitió proponer el tempo que ellos querían para, posteriormente elaborar minuciosamente cada ataque, muchos de ellos acabando entre la red. El primer parcial se lo llevó la escuadra española por 22 a 20.

Tras la mejora de su juego en el segundo cuarto, el equipo baskonista lideraba el encuentro 48 a 39. Llegaba el intermedio. Nunca sabremos si Itoudis se encarnó en Platón para así poder exponer un discurso razonado a la par que convincente y de esa manera hacer que sus pupilos pudieran recortar seis puntos de diferencia en el tercer cuarto y acabar sumando una diferencia de doce puntos en el cuarto cuarto. Hay que decir que el éxito moscovita no fue únicamente cosechado debido a las palabras de su entrenador. El conjunto español bajó mucho sus prestaciones, tanto ofensivas como defensivas, algo que los rusos supieron como explotar.

Los 21 puntos y 5 rebotes de Poirier no obtuvieron beneficio alguno. A pesar de ello, hay que desatacar la brillante serie que ha realizado el pívot galo, el cual ha sido tentado por algunos equipos de la NBA. Por parte de los rusos, el sempiterno De Colo consiguió encabezar a los suyos anotando 27 tantos y repartiendo 4 asistencias.

Los moscovitas pasan a esa ansiada Final Four en Vitoria, la cual ya cuenta con los tres mejores equipos de la temporada regular.

BARCELONA 82-72 ANADOLU EFES

Victoria crucial para los españoles, quienes otra jornada más sobreviven, lo que provoca que seguramente pelen con algo más que sangre y sudor en la batalla definitiva. En ella, tendrán que visitar las tierras ponzoñosas de Turquía. Pero eso será el miércoles 1 de mayo a las siete de la tarde

En cuanto al partido se refiere, una situación similar a la anterior ocurrió en el Palau, pues durante la primera mitad los españoles sufrieron las consecuencias de un inmaculado Shane Larkin (20). En ella (36-38), los turcos combinaron una gran defensa con un gran acierto en los tiros, tanto los de dos puntos como los de tres.

Kyle Kuric (19), quién con su gran atletismo y ritmo consiguió impartirle otro rumbo a la nave blaugrana. Fue realmente durante la segunda parte del encuentro cuando el Barcelona imprimió el juego que suelen elaborar: formulando transiciones ofensivas a través de grandes acciones defensivas.

Los de la ciudad condal acabaron sobreponiéndose sobre su rival con creces y convenciendo así a los más escépticos.