Barça 87 – 68 Valencia Basket | Supercopa Endesa

Supercopa Endesa- Valencia Basket-Barça

Triunfo sin complicaciones del Barça frente a un Valencia Basket todavía en construcción y con muchas bajas. Los de Jasikevicius entraron al partido a contrapié, pero muy pronto recuperaron la estabilidad y abrieron una brecha que el Valencia ya no pudo cerrar. Los culés ya se encuentran en la final de esta Supercopa Endesa.

El Valencia Basket sabía que sus opciones pasaban por completar un partido casi perfecto desde el inicio. Los de Peñarroya salieron enchufados a la cancha y comenzaron con un esperanzador parcial de 3-8, pero fue solamente un espejismo. No tuvieron tiempo de consolidar su ventaja: las pérdidas empezaron a lastrar el desempeño taronja y pusieron en bandeja la remontada al Barça. Los culés, con una mezcla de oficio y talento natural, demostraron automatismos y una fluidez impropios de estas alturas de temporada y de una plantilla que ha sufrido muchos cambios. Jugadores como Laprovittola o Nigel Hayes no desentonaron en el juego coral de los de Jasikevicius, y todos colaboraron para que el primer cuarto terminara con un ya contundente 27-16.

De cara al segundo período, el Valencia Basket tenía como objetivo principal solucionar sus graves problemas con las pérdidas de balón. Consiguieron paliar hasta cierto punto las consecuencias, pero no fue suficiente para poner en apuros al Barça. A pesar de ser el Valencia el que iba perdiendo, eran los de Jasikevicius los que defendían con mayor intensidad. De hecho, los culés entraron en bonus por acumulación de faltas antes que el Valencia. Las reprimendas de Peñarroya no surtieron tanto efecto como el entrenador hubiera deseado y el Barça continuó dominando durante todo el cuarto. Desde su buen trabajo en el aro propio, siguieron construyendo una ventaja cada vez más abultada. El momento de volver a vestuarios llegó con 45-28 en el marcador.

Ni siquiera el homenaje a Fernando San Emeterio en el descanso sirvió para espolear a Valencia Basket. Solo los destellos de Pradilla y las apariciones de jóvenes promesas como Ferrando o Puerto eran buenas noticias para los taronja. Los de Peñarroya apenas conseguían parciales que recortasen distancias, y todos eran rápidamente contrarrestados por el Barça. Las pérdidas se redujeron mucho, pero fue tanto mérito de los valencianistas como demérito de un Barça más relajado sobre el parqué ante la gran ventaja cosechada. Según pasaban los minutos, además, el importante número de bajas taronja fue haciéndose notar más sobre el parqué. El tercer cuarto terminó con 67-44.

Si ya en el tercer período el partido parecía visto para sentencia, el cuarto no tuvo más aliciente que ver cuál sería la diferencia final. Sirvió para que Brandon Davies se confirmara como el mejor jugador del partido y para que Hermannsson y Pradilla maquillaran en parte sus estadísticas individuales. El Valencia Basket no se dejó ir por completo y no le perdió la cara al encuentro para que el resultado final no fuera demasiado humillante, pero tampoco fue capaz de reducir distancias hasta el punto de incomodar al Barça. Sin mayores dificultades, los de Jasikevicius aseguraron su plaza en la final de la Supercopa con un resultado final de 87-68. Allí esperan ya a su rival, que saldrá de la semifinal entre Lenovo Tenerife y Real Madrid.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.