Beal se da un atracón sin premio en Philadelphia | Jornada NBA

Los 60 puntos de Bradley Beal contra Philadelphia, el tiro ganador de Payton Pritchard, los 44 puntos de Gordon Hayward y las malas noticias en forma de lesiones marcan la noche del miércoles en la NBA.

PHILADELPHIA 76ers 141 – 136 WASHINGTON WIZARDS

Auténtico partidazo en el Wells Fargo Center de Philadelphia. En el que los Wizards no pudieron ganar al equipo más en forma de la liga, pese a los 60 pts de Bradley Beal (career-high). Después de venir de los 62 pts de Stephen Curry, ahora vemos otro partido de un calibre similar, la NBA está muy en forma.

La primera parte la controlaron muy bien los Sixers, llegando a ventajas que rondaban los veinte puntos. El quinteto de Philadelphia rendía al nivel que nos tienen acostumbrados este inicio de temporada, es decir, mucha anotación por parte de los cinco. Sobre todo de Seth Curry que acabó el segundo cuarto con veinte puntos en su casillero. También Shake Milton estaba haciendo un gran partido, 16 pts en 13 minutos de juego.

El tercer cuarto supuso la reacción para Washington. Los 25 pts anotados por Beal en el mismo, ayudaron a acortar la ventaja, hasta tal punto de hacerla mínima. El nivel ofensivo de los Sixers bajó en este cuarto, aunque se estaba viendo una versión de Joel Embiid muy completa.

En el cuarto decisivo, los Wizards se pusieron por delante en el marcador. Completando la remontada y dejando contra las cuerdas al líder de la NBA. Pero en los últimos minutos, y ya probablemente acusando el cansancio, Beal dejó de anotar y los Sixers lo aprovecharon volviendo al nivel ofensivo de la primera parte. No dejaron opción a unos Wizards que no parecen tener suerte en este inicio de campaña.

Los Sixers siguen ganando, son más líderes y demuestran una química grupal que el año pasado no parecían tener (seis jugadores por encima de los quince puntos). Lo que Doc Rivers ha hecho con este equipo es para estudiar.

ATLANTA HAWKS 94 – 102 CHARLOTTE HORNETS

Si en el anterior partido el protagonista era Bradley Beal, en este lo es Gordon Hayward que anotó 44 puntos. Sin embargo, esta vez sí que ha servido para ganar el encuentro, que estuvo marcado principalmente por el parcial 11-27 obtenido por los Hornets en el primer cuarto.

Gracias a esa ventaja, Charlotte aguantó lo necesario en la segunda parte para poder luchar por la victoria. Ya que si la primera parte tuvo una tonalidad azul, la segunda fue totalmente roja. Aunque en los instantes finales, los Hornets supieron sufrir y acabaron llevándose el partido.

El mal partido de Trae Young (7pts), no ayudó para culminar esa remontada. El de la Universidad de Oklahoma nos dejó su peor partido de la temporada y aún así los Hawks supieron reaccionar y pelear el partido hasta el final. Dice mucho de este equipo que gente cómo De’Andre Hunter y Kevin Huerter, den un paso adelante cuando la estrella no está al nivel.

En Charlotte, se habla mucho de Hayward, pero se sigue viendo una gran versión de LaMelo Ball. Acabó el partido con 16 pts con un 50% en tiros de campo. Se va consolidando.

MIAMI HEAT 105 – 107 BOSTON CELTICS

Los Celtics vuelven a ganar un partido en el último segundo, es la tercera vez que ocurre esta temporada. Esta vez el clutch no vino por parte de Jayson Tatum, vino de una de las sorpresas del año, el rookie Payton Pritchard. Que anotó la canasta decisiva en un rebote después de un tiro de Marcus Smarts.

El encuentro empezaba igual que lo acababa. Unos Celtics muy enchufados en el primer cuarto y con la sensación de que volveríamos a ver un gran partido de Tatum y Jaylen Brown. En los Heat se veía, otra vez, un equipo muy irregular, con poca defensa y sin intención reboteadora. También con malos porcentajes.

Pero la irregularidad te da estas cosas, a veces se ve una peor versión, a veces una mejor. Y es que Miami empezó el tercer cuarto cómo un tiro. Hasta tal punto de ponerse con ventaja en el marcador, después de pasar toda la primera parte a remolque. En Boston, Tatum y Brown habían bajado las prestaciones anotadoras del primer cuarto y Boston recurrió a un juego más coral. Algo que no es normal esta temporada.

El último cuarto se nos presentaba igualado, con un 80-80 en el marcador. Aquí es cuando se empezó a ver otra vez a un Tatum en versión MVP. Un parcial de 13-0 para Boston al final del último cuarto, parecía decidir el partido. No era así para los Heat, que volvieron a remontar e igualaron el partido gracias a un triple de Dragic.

Ya en la última jugada, partido empatado, 12 segundos y posesión para Celtics. Todo parecía indicar que se la jugaría Tatum. No fue así, Smart sorprendió a la defensa con una entrada, que falló. Y posteriormente Pritchard ganó el partido con ese rebote.

El duelo que nos dejó el partido fue el de Tatum contra Jimmy Butler, al de los Celtics ya se le ha mencionado mucho, acabó el partido con 27 pts. Al de los Heat no se le ha mencionado tanto y hizo un partidazo cómo líder de Miami, 26 pts y 8 reb. No sirvió para darles la victoria a los suyos.

INDIANA PACERS 114 – 107 HOUSTON ROCKETS

Los Pacers se aprovecharon de la poca profundidad de banquillo de Houston. Unos Rockets que se presentaron al partido sin uno de sus jugadores clave, Christian Wood. Aunque ese puesto, lo reemplazó David Nwaba que fue el jugador sorpresa de la noche, anotando 15 pts a base de penetraciones y fuerza.

La noche empezaba con unos Pacers desconectados, viéndose sorprendidos por el quinteto titular de Houston. Pero todo cambió cuando entró la segunda unidad de los tejanos, y coincidió con una reacción de Indiana que igualaba el partido e incluso ponía una ventaja de diez puntos en el marcador.

El encuentro se movía en esas distancias a favor de Pacers, no subían de los diez puntos pero tampoco dejaban a Houston ponerse delante del marcador. Y así se llegó a un final de partido, donde el que más destacó fue Malcolm Brogdon, anotando un triple decisivo que fue clave para el devenir del partido.

Aunque el highlight del partido fue un doble tapón de Myles Turner y Domantas Sabonis que acabó de rematar al equipo de Houston. Y de esta forma siguen la temporada encajando buenos resultados, pese a la mala suerte de las lesiones.

Los más destacados del partido fueron John Wall, con 28 pts. Nos tenemos que acostumbrar ya al nivel del base, porque no parece ser un espejismo de dos días. Y por parte de Indiana hay que destacar por encima de todos, el ya mencionado anteriormente, Brogdon. Acabó el partido con 35 pts y 7 ast.

ORLANDO MAGIC 105 –  94 CLEVELAND CAVALIERS

La noticia del partido, lamentablemente, no es el resultado en sí. Es la lesión grave que parece haber sufrido Markelle Fultz en una jugada en el mismo encuentro, parece que se pierde toda la temporada, una lástima.

Si nos centramos en el juego, los dos equipos se volvieron a enfrentar después de un duelo que acabó llevándose Orlando hace tres noches. Y otra vez, el resultado volvió a ser parecido, victoria contundente de los de Florida sin dejar apenas opciones a Cleveland.

Unos Cavaliers que solamente aguantaron el primer cuarto, pero el resto del partido se vieron superados ante unos Magic que compartieron mucho el balón. Este equipo sigue dejando buenas sensaciones, esperemos que la lesión de Fultz altere lo mínimo a la buena dinámica que llevan.

Si hay que destacar a alguien en el encuentro, este es Dwayne Bacon, que sumó 19 pts, muy por encima de su media habitual. Por parte de Cleveland, Collin Sexton anotó 21 pts, a su nivel habitual.

NEW YORK KNICKS 112 – 100 UTAH JAZZ

¿Qué está pasando en los Knicks? Cuando todos los pronósticos indicaban que iba a ser una temporada igual o peor que las anteriores, los de Thibodeau nos están demostrando lo contrario. Estos Knicks se agarran cada noche al gran e infravalorado nivel que muestra cada noche Julius Randle.

Y esta noche no fue menos. Aunque la primera parte fuera más de dominio Jazz, la segunda parte fue totalmente neoyorquina, anotando 68 puntos en total, frente a los 45 de Utah.

De todas formas Randle no estuvo solo, contó con la aportación de Elfrid Payton, con 22 pts. Y también contó con la gran e inesperada noche de Austin Rivers, que acabó con 23 pts y marcando la diferencia en los instantes finales. Los Knicks siguen en Play-Off y los aficionados al baloncesto seguimos soñando.

Utah entra en una pequeña crisis. Suma dos derrotas seguidas, las dos en New York. Y dan la sensación de estar a medio gas y con algunos jugadores con molestias.

MILWAUKEE BUCKS 130- 115 DETROIT PISTONS

Aquí no hay sorpresas. Los Bucks vuelven a ganar ampliamente contra un rival en su campo. La misma historia de casi todas las noches de partido de temporada regular en Wisconsin. Lo cierto es que no hubo partido desde el minuto 0.

Rápidamente los Bucks pusieron tierra de por medio gracias a un dúo que hoy sí estaba enchufado, Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton. El griego acabó con 25 pts en 28 minutos y Middleton con 23 pts con un 60% en tiros de campo. Secundarios cómo Brook Lopez y Bobby Portis también tuvieron una muy buena noche.

En Detroit no hay suerte para la victoria, suman la séptima derrota de la temporada y ya son el peor equipo de la liga. Pero hay brotes verdes, Jerami Grant volvió a hacer un gran partido, 31 pts y 10 reb y Saddiq Bey acabó con 20 pts y 10 reb. Que buena pinta tiene este rookie.

Pese a las malas derrotas, los Pistons no deberían perder la paciencia, porque si siguen mostrando el nivel de juego de los partidos anteriores, las victorias van a llegar.

NEW ORLEANS PELICANS 110 – 111 OKLAHOMA CITY THUNDER

Duelo entre dos de los equipos más jóvenes de la liga. Esta vez se llevó el partido los de Oklahoma, ya que el anterior se lo había llevado New Orleans. Y este de la forma que empezaba también parecía tener gusto de Louisiana. Empezaron el partido mucho más centrados, buscando canastas fáciles. En Oklahoma, por el contrario, hubo una obsesión por el triple en la primera parte, poco habitual en este equipo. 

Lo bueno para ellos, que no le perdieron la cara al partido y supieron responder al físico de Zion Williamson y a los constantes bloqueos de Steven Adams a Brandon Ingram que se convertían muchas veces en dos puntos.

Se llegó al tercer cuarto con un resultado 59-54 para los Pelicans. Había partido. Entonces apareció Darius Bazley y Shai Gilgeus-Alexander, el futuro de Oklahoma. Entre los dos se combinaron casi todos los puntos de su equipo en el tercer cuarto. Ayudados también por un sorprendente Mike Muscala que anotó tres triples seguidos. Los Thunder se iban con ventaja en el último cuarto. Que la volvió a reducir New Orleans y se llegó a un final de partido con todo por decidir

Unos tiros libres de Gerge Hill y una gran defensa de Lu Dort a Brandon Ingram fueron los factores finales para decantar la victoria al bando de los Thunder. De esta forma, consiguen la tercera victoria de la temporada y los Pelicans encajan su cuarta derrota, pero siguen en puestos de Play-Off.

PHOENIX SUNS 123 –  115 TORONTO RAPTORS

No hay quien levante la cabeza de los Raptors esta temporada. Volvieron a perder y ya es la sexta derrota de la temporada. Una situación totalmente opuesta en la que se encuentran los Suns que se ponen en la cima del oeste. 

Unos Suns que sumaron un total de 21 triples, tuvieron siete jugadores por encima de los diez puntos y que están demostrando ser un equipo muy profundo con estrellas ya muy consolidadas.

Una de estas estrellas es Devin Booker, que fue una de las causas de la derrota de Toronto. Sumó 24 pts y repartió 6 ast. Esta vez lo acompañó Jae Crowder con 21 pts y un 66% en tiros campo, mucha eficiencia.

En Toronto el trio de Pascal Siakam (32 pts), OG Anunoby (20 pts) y Kyle Lowry (24 pts), no fue suficiente para batir a Phoenix. Algo está pasando en Toronto y es posible que veamos un traspaso en los próximos días, si la situación no mejora.

GOLDEN STATE WARRIORS 101 – 108 LOS ANGELES CLIPPERS

Los Clippers pararon de seco el estado de gracia en el que se encontraba Stephen Curry. Lo dejaron en 13 pts y un 29% en tiros de campo. Aún así se vio una igualdad constante durante el transcurso del partido, gracias a un buen partido de Andrew Wiggins y Eric Paschall.

En los angelinos, las estrellas no aparecieron hasta la segunda mitad. Cuando Paul George y Kawhi Leonard le pusieron una marcha más al partido y lo resolvieron de manera eficaz. Ambos acabaron sumando 21 pts en el total del partido. También se vio una buena versión de Serge Ibaka (13 pts), que venía de unos partidos realmente malos.

De esta forma, los Clippers salen airosos de una de las visitas más complicadas de la semana y siguen apuntando alto en el oeste. Parecen estar cogiendo una regularidad, sobre todo en los partidos contra rivales directos no suelen fallar. Algo positivo de cara a los Play-Off.

En los Warriors tienen que ver el partido de forma positiva, han competido contra los Clippers, con la peor versión de Curry, tampoco se les puede pedir mucho más.

SACRAMENTO KINGS 128 – 124 CHICAGO BULLS

Ni los 36 pts de Coby White ni los 32 de Zach LaVine pueden contra los Kings esta noche. Unos Kings que empezaron la noche con una mala noticia, lesión de De’Aaron Fox a los cinco minutos. Noche fatídica en este aspecto en la NBA.

El encuentro fue muy igualado de principio a fin, sin dar tregua alguna a los errores. Se llegaba a un último cuarto con todo por decidir, y White estaba por la labor de ganar este partido, anotando doce puntos en  el último. Pero no fue suficiente para a Sacramento que gracias a acciones de Buddy Hield y Tyrese Haliburton consiguieron conseguir la victoria en el último minuto.

Aunque el hombre de la noche fue Richaun Holmes que acabó con 24 pts y un 90% de tiros de campo, cada día se ven más progresos en este jugador.