Ben Simmons domina a Clippers | Jornada NBA

Jornada de grandes partidos en la NBA que nos deja la gran victoria de Philadeplhia en casa ante los Clippers con un triple-doble de Ben Simmons, un nuevo triunfo del small-ball de los Rockets para cortar la racha de los Celtics y el récord anotador de Zion Williamson en la NBA.

LOS ANGELES CLIPPERS 103-110 PHILADEPLHIA 76ERS

Por fin una gran victoria de los Sixers. Ante uno de los grandes favoritos para ganar la NBA como son los Clippers y en casa, donde están absolutamente intratables (25-2). Tras varias semanas de muchas dudas debido a las derrotas recientes frente a grandes equipos como Milwaukee, Miami, Boston o incluso Toronto, los Sixers recuperaron anoche las buenas sensaciones y volvieron a recordar al equipo que todos considerábamos, antes de empezar la temporada, candidato al menos a alcanzar las finales.

El partido venía muy marcado por lo extradeportivo ya que Embiid había sido protagonista en las últimas horas por varias publicaciones en sus redes sociales que no gustaron a la afición de Philadelphia. Incluso le abuchearon en la presentación de los jugadores. No obstante, este mal rollo entre afición y plantilla desapareció rápidamente tras un 2+1 en el que Embiid animaba a la grada y esta respondía.

Brett Brown introdujo un cambio inicial que fue sin duda una de las claves del triunfo para los Sixers. Al Horford comenzaría el partido desde el banquillo y de esta manera los Sixers se encontraron de inicio con más espacio y más tiradores en pista que rodeaban a Embiid y Simmons.

Precisamente Ben Simmons fue el más beneficiado de este cambio de alineación. Disfrutó de mayor libertad para correr y se encontró con más espacios para jugar dentro de la zona con o sin Embiid. La presencia en pista de un tirador extra le permitía jugar acciones de 1×1 en el poste sin que se estorbase con Embiid y además también podía ser más agresivo a la hora de jugar el pick&roll. Simmons terminó consiguiendo un triple-doble con 26 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias y dominó también en defensa, donde estuvo emparejado con Kawhi durante todo el encuentro e hizo un trabajo excepcional. Un ejemplo de su trabajo defensivo es esta fantástica defensa sobre el vigente MVP de las finales.

Embiid y Horford también se vieron beneficiados por el cambio de alineación. Ambos se notaron más cómodos en la pista jugando separados, como principal referencia interior. Y no les importó compartir ciertos minutos en cancha. Defensivamente, los Sixers estuvieron sólidos a pesar de no tener a sus dos interiores en la pista por lo que veremos si Brett Brown sigue confiando en esta nueva fórmula que de momento tiene buena pinta para ellos.

Por parte de los Clippers, solo Kawhi Leonard se mantuvo consistente durante todo el encuentro. A pesar de la dureza defensiva de Ben Simmons, Kawhi se fue hasta los 30 puntos repartiendo además 9 asistencias. Pero se encontró demasiado solo. Shamet con 19 puntos (5 triples) encadenó una racha al comenzar el último cuarto que aún así sería insuficiente.

Con esta victoria, los Sixers encadenan 3 consecutivas (todas como local) y se acercan a Miami Heat en la pelea por el factor cancha en los Playoffs. Y más importante todavía, recuperan las buenas sensaciones de cara al parón por el All-Star.

BOSTON CELTICS 105-116 HOUSTON ROCKETS

El nuevo Small-ball de los Rockets de D´Antoni sigue dejando buenas sensaciones y ayer una nueva victoria importantísima que sirve para recuperarse del Game-Winner del pasado lunes de Bogdanovic. Así, los Rockets cortan la buena racha de los Celtics que llegaban tras 7 victorias consecutivas y dan un paso más en la clasificación del oeste, consolidándose en la quinta plaza y acercándose a Utah Jazz.

Es cierto que los Celtics no son el equipo con más poderío interior de la liga, pero llegaban lanzados tras 7 victorias consecutivas y los Rockets los frenaron en seco destacando las actuaciones de sus dos principales estrellas. Por fin coincidieron dos buenas versiones de Russell Westbrook y James Harden.

Westbrook, con este nuevo sistema, se está encontrando mucho más cómodo, con más libertad para hacer su juego, irse agresivo hacia el aro, tiros de media distancia, y sin la necesidad de lanzar de 3. Ya venía jugando bien, pero con la fórmula de 5 exteriores parece que está dando un paso más. Anoche Russ acaba con 36 puntos (siendo 13 en el último cuarto), 10 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y un buen 56,5 % en los tiros.

Y por fin esta versión de Westbrook coincidió con una gran versión de Harden. Aunque estuvo inconsistente en la primera parte, se desató en el tercer cuarto y encadenó una racha buenísima entre este y el último período para acabar con 42 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias incluyendo 7 triples y un fantástico +24 con él en cancha.

Por parte de los Celtics, aunque se fueron entonando con el paso de los minutos, no tuvieron un buen día en el tiro y acusaron especialmente el mal partido de Jayson Tatum (recién nombrado jugador de la semana), que acabó con 0/7 en triples. Además, Jaylen Brown se resintió de sus problemas en el tobillo y no pudo acabar el encuentro.

PORTLAND TRAIL BLAZERS 117-138 NEW ORLEANS PELICANS

Zion Williamson consiguió anoche su récord anotador en la NBA con 31 puntos en un buen 10/17 en tiros aportando además 9 rebotes y 5 asistencias. Destaca sobre todo el +25 que tuvieron los Pelicans con él en cancha y que representa el brutal impacto que tiene su presencia en la pista.

Zion es el quinto jugador que logra un partido de 30 puntos en sus 10 primeros partidos desde 2010. Y además es el tercer jugador que suma siete noches de al menos 20 puntos en sus 10 primeros encuentros en 30 años (junto con Grant Hill y Shaquille O’Neal). Tremendo.

Todo esto no llegó frente a un rival cualquiera, Zion lo hizo frente a los Blazers, rival directo a la hora de luchar por los Playoffs. Y con esta victoria los Pelicans se colocan con un balance de 23-31 y se acercan un poco más a la 8ª plaza que ahora mismo ostenta Memphis. Están a 4 partidos y medio, que parece un mundo, pero con Zion todo es posible.

En los Blazers echaron en falta algo de magia de Damian Lillard, que se quedó en 6/16 en tiros anoche. Y a pesar de los 20 puntos de McCollum o un nuevo doble-doble de Hassan Whiteside, no iban a lograr competir frente al ciclón Zion. Esta derrota les deja a 3 partidos de diferencia frente a los Grizzlies, rival al que se enfrentan mañana por la noche.

SAN ANTONIO SPURS 114-106 OKLHOMA CITY THUNDER

Tras 5 derrotas consecutivas, los Spurs rompieron anoche su mala racha en una cancha complicada como es la de los Thunder y mantienen así sus opciones de entrar en los Playoffs. Por sensaciones, propias y de los rivales, parece imposible que Popovich mantenga viva su racha de Playoffs consecutivos, pero tratándose de él nada es imposible.

Los Spurs, que jugaron sin DeMar DeRozan, realizaron un partido muy completo yendo prácticamente en todo momento por encima en el marcador. Destacó por encima de todos la figura de LaMarcus Aldrige con 25 puntos y 14 rebotes. Dejounte Murray también aportó 25 puntos y resaltar el papel de Patty Mills desde el banquillo quien se fue hasta os 20 puntos.

Los Thunder, a pesar de la derrota, tienen un récord tan sorprendente como positivo de 32-22 y se mantienen empatados en la sexta plaza del oeste con Dallas Mavericks.

CHICAGO BULLS 114-126 WASHIGTON WIZRDS

A veces se nos olvida que en la conferencia este también hay pelea por entrar en los Playoffs y los Wizards son ellos principales protagonistas de esta. Bradley Beal ya ha manifestado en varias ocasiones que él es un ganador, y como tal, va a intentarlo todo por meter a los suyos en las eliminatorias. Con este triunfo, Washington se coloca 9º a 3 partidos de distancia de Orlando, que ahora mismo marca el listón.

Beal precisamente fue el protagonista del partido con 30 puntos, 7 asistencias y 4 rebotes y los Wizards sobrevivieron a otra monstruosa actuación de Zach LaVine quien acabó con 41 puntos (8/11 en triples), 9 rebotes y 4 asistencias. LaVine echó en falta algo de ayuda que sí que tuvo Bradely Beal quien contó con 20 puntos de Hachimura y otros 5 jugadores que anotaron más de 10 puntos.