Choque cultural sin dominador claro | FIBAWC 2019

Prepárense para enfrentar el vodka con el mate y el kimchi con el arroz frito. El grupo B de la Copa Mundial de Baloncesto, celebrada en China, será uno de los más heterogéneos a nivel sociológico y uno de los más igualados a nivel deportivo. Rusia, Argentina, Corea del Sur y Nigeria se verán las caras en la sede de Wuhan entre el 31 de agosto y el 4 de septiembre para decidir qué equipos acceden a la siguiente ronda de la competición.


También te puede interesar:

La desleal competencia china | FIBAWC 2019


SELECCIÓN DE RUSIA

PLANTILLA (preselección)

Bases: Evgenii Baburin (Nizhny Novgorod/PBL-Rusia), Mikhail Kulagin (CSKA Moscú/PBL-Rusia), Grigory Motovilov (Spartak Primorye/Superleague-Rusia), Aleksandr Platunov (BC Parma/PBL-Rusia), Andrei Sopin (MBA Moscow/Superleague-Rusia).

Escoltas: Vitaly Fridzon (Lokomotiv Kuban/PBL-Rusia), Sergey Karasev (BC Zenit San Petersburgo/PBL-Rusia).

Aleros: Nikita Kurbanov (CSKA Moscú/PBL-Rusia).

Ala-pívots: Semen Antonov (CSKA Moscú/PBL-Rusia), Evgeny Valiev (BC Zenit San Petersburgo/PBL-Rusia), Andrey Vorontsevich (CSKA Moscú/PBL-Rusia), Andrey Zubkov (BC Khimki/PBL-Rusia).

Pívots: Nikita Balashov (Vostok-65/Superleague-Rusia), Vladimir Ivlev (Lokomotiv Kuban/PBL-Rusia), Artem Zabelin (BC Parma/PBL-Rusia).

POWER RANKING FIBA

Se sitúa en el puesto número 8.

ANTECEDENTES EN LOS MUNDIALES

La consolidación de la Unión Soviética como potencia mundial a partir de mediados del siglo XX hizo que la inversión en deporte aumentara exponencialmente. Esto llevó a la selección de baloncesto a colocarse en el olimpo de esta disciplina en repetidas ocasiones. Entre 1963 y 1990 siempre ocupó un puesto en el podio mundial, destacando los oros de 1967, 1974 y 1982.

Su gloria amenazó con sobrevivir a la caída de la URSS, pues la selección ya rusa quedó en segundo lugar en los mundiales de 1994 y 1998. Sin embargo, el nuevo siglo acabó con las esperanzas de dominio ruso del baloncesto mundial, llegando incluso a no clasificarse para disputar la competición en 2006 y 2014.

EXPECTATIVAS DE CARA AL SIGUIENTE MUNDIAL

El gigante europeo quiere reverdecer viejos laureles y considera que este es el Mundial más apropiado para intentarlo. Su octava posición en el ranking FIBA presagia buenos augurios para el combinado ruso, que pretende repetir las gestas de los tiempos de la Unión Soviética. Los de Serguéi Bazarévich llegan al Mundial repletos de confianza y creen que este formato, con dos rondas de grupos, puede beneficiar a sus intereses, pues se encuentran en el lado en principio más asequible del cuadro. Históricos como Kirilenko han afirmado, con evidente optimismo, que “12 candidatos reales aspiran a estar en las 12 posiciones del equipo nacional. Esto no ha pasado desde hace mucho tiempo”.

La plantilla rusa se nutre principalmente del flamante campeón de la Euroliga, el CSKA de Moscú, y se beneficia del buen nivel del que goza su Liga nacional. Los nombres destacables son viejos conocidos del baloncesto europeo, que ahora deben ejercer de veteranos para asegurar el buen funcionamiento del conjunto. Los rivales del grupo B deberán tener muy en cuenta las actuaciones de jugadores como Vitaly Fridzon, Nikita Kurbanov o Andrey Vorontsevich. Sufren, no obstante, la ausencia de su gran estrella: Aleksey Shved.

SELECCIÓN DE ARGENTINA

PLANTILLA

Bases: Facundo Campazzo (Real Madrid/Liga Endesa-España), Nicolás Laprovittola (Real Madrid/Liga Endesa-España), Luca Vildoza (Kirolbet Baskonia/Liga Endesa-España).

Escoltas: Nicolás Brussino (Iberostar Tenerife/Liga Endesa-España), Máximo Fjellerup (San Lorenzo de Almagro/LNB-Argentina), Lucio Redivo (Cafés Candelas Breogán/LEB Oro-España).

Aleros: Gabriel Deck (Real Madrid/Liga Endesa-España), Patricio Garino (Kirolbet Baskonia/Liga Endesa-España).

Ala-pívots: Luis Scola (Shanghai Sharks/CBA-China).

Pívots: Agustín Caffaro (Libertad Sunchales/LNB-Argentina), Marcos Delia (UCAM Murcia/Liga Endesa-España), Tayavek Gallizzi (Regatas Corrientes/LNB-Argentina).

POWER RANKING FIBA

Se sitúa en el puesto número 7.

ANTECEDENTES EN LOS MUNDIALES

Argentina ha participado en un total de 13 Mundiales de baloncesto y siempre ha quedado por encima del duodécimo puesto. Es una de las selecciones, en este sentido, más regulares, lo que le sirve para ocupar la cuarta posición en la clasificación histórica de los campeonatos del mundo. Debemos recordar que hablamos de la selección que ganó el primer Mundial, en 1950, al vencer en la final a Estados Unidos.

El pasado reciente no es tan halagüeño, no obstante. A excepción de la plata de 2002, cuando los argentinos fueron derrotados por Yugoslavia, no han vuelto a ocupar el podio mundial desde aquel primer oro. 2014 fue un año especialmente aciago para la albiceleste, que quedó en undécima posición.

EXPECTATIVAS DE CARA AL SIGUIENTE MUNDIAL

Los argentinos, a priori, deberían ser el rival que batir en este grupo B. Ocupan la séptima posición en el ranking de la FIBA para este mundial gracias a una generación de jugadores de muy alto nivel. Los grandes nombres están repartidos por todas las líneas, pero su gran fuerza radica en su impresionante juego interior, comandado por Campazzo, Laprovittola y Vildoza. Delante de ellos, además, encontramos a Luis Scola como último representante de la Generación Dorada, dispuesto a destacar en el que sabe que será su último mundial. Sin embargo, el seleccionador Sergio Hernández prefiere huir de la vitola de favoritos, afirmando que “no hay rivales fáciles ni predicciones que puedan servir”.

A pesar de no contar con ningún hombre NBA, la mayoría de sus componentes son viejos conocidos del baloncesto español y europeo. Los ya citados bases, unidos a nombres como Brussino o Deck, han destacado en los últimos años en diversos conjuntos de la Liga ACB. Su gran estrella es un Facundo Campazzo que se ha lesionado mientras se preparaba para el Mundial y aun así asegura que estará disponible para su equipo cuando este comience.

SELECCIÓN DE COREA DEL SUR

PLANTILLA

Bases: Daesung Lee (Ulsan Mobis Phoebus/KBL-Corea del Sur), Chan Hee Park (ET Land Elephants/KBL-Corea del Sur).

Escoltas: Sunhyung Kim (SK Knights/KBL-Corea del Sur), Hoon Heo (Busan KT Sonicboom/KBL-Corea del Sur).

Aleros: Junghyun Lee (Jeonju KCC Egis/KBL-Corea del Sur), Heejong Yang (Anyang KGC/KBL-Corea del Sur), Hyogeun Jeong (ET Land Elephants/KBL-Corea del Sur).

Ala-pívots: Junyong Choi (SK Knights/KBL-Corea del Sur), Guna Ra (Ulsan Mobis Phoebus/KBL-Corea del Sur), Seounghyun Lee (Goyang Orions/KBL-Corea del Sur).

Pívots: Sangjae Kang (ET Land Elephants/KBL-Corea del Sur), Jongkyu Kim (Changwon LG Sakers/KBL-Corea del Sur).

POWER RANKING FIBA

Se sitúa en el puesto número 29.

ANTECEDENTES EN LOS MUNDIALES

La selección surcoreana no ha destacado históricamente por realizar un buen papel en los mundiales de baloncesto. Su mejor puesto fue una undécima posición en el mundial de 1970, y a partir de ahí ha seguido intercalando participaciones discretas con repetidas ausencias. En total, tan solo ha disputado siete de los 17 mundiales que se han celebrado desde 1950.

El dato es peor si solo contemplamos el siglo XX: de los cuatro mundiales organizados desde el año 2002, Corea del Sur solo consiguió clasificarse para el de 2014, en el que finalizó en vigesimotercera posición de 24 posibles. No consiguió ganar ningún encuentro y terminó con un basket-average de -108.

EXPECTATIVAS DE CARA AL SIGUIENTE MUNDIAL

Los surcoreanos, al menos sobre el papel, son el componente más débil del grupo B. La FIBA los coloca en vigesimonoveno lugar en su ranquin para este Mundial y no cuentan con los importantes nombres que se reconocen en las filas de sus rivales de grupo. Aun así, en las competiciones de este nivel, cada acierto puede ser clave y cada error puede ser fatal.

Todos sus jugadores proceden de equipos de la competición nacional de Liga surcoreana y no son demasiado conocidos a nivel internacional. Sin embargo, hay algunos nombres que podrían llegar a sonar fuerte fuera del país. Daesung Lee, por ejemplo, formó parte de los Erie BayHawks, conjunto de la Liga de Desarrollo de la NBA, antes de regresar a su país. El jugador que más ha colaborado a su clasificación a este Mundial es el nacionalizado Guna Ra, que por su envergadura y fuerza física ha conseguido salvar las carencias habituales de la selección asiática, convirtiéndola en una de las más fuertes del continente.

SELECCIÓN DE NIGERIA

PLANTILLA (preselección)

Bases: Ben Uzoh (Caballeros de Culiacán/CIBACOPA-México), Ike Iroegbu (Science City Jena/Basketball Bundesliga-Alemania).

Escoltas: Ike Nwamu (Fort Wayne Mad Ants/NBA Development League-Estados Unidos), Josh Okogie (Minnesota Timberwolves/NBA-Estados Unidos), Gabe Vincent (Stockton Kings/NBA Development League-Estados Unidos).

Aleros: Stan Okoye (Herbalife Gran Canaria/Liga Endesa-España), Al-Farouq Aminu (Portland Trail Blazers/NBA-Estados Unidos), Chimezie Metu (San Antonio Spurs/NBA-Estados Unidos), Jordan Nwora (Louisville Cardinals/NCAA-Estados Unidos).

Ala-pívots: Ike Diogu (Sichuan Blue Whales/CBA-China), Ekpe Udoh (Beijing ShouGang Basketball Club/CBA-China), Talib Zanna (Ironi Ness Ziona/Ligat Winner-Israel).

Pívots: Jeleel Akindele (Fuerza Regia/LNBP-México), Alade Aminu (Hapoel Tel Aviv/Ligat Winner-Israel), Michael Eric (Lietkabelis/LKL-Lituania).

POWER RANKING FIBA

Se sitúa en el puesto número 18.

ANTECEDENTES EN LOS MUNDIALES

El caso histórico de Nigeria es peor que el de Corea del Sur. De los 17 mundiales disputados, los africanos solo han participado en dos ediciones: 1998, cuando finalizaron en decimotercer lugar, y 2006, donde consiguieron alcanzar la novena plaza. Este pobre bagaje les deja en 41ª posición en la clasificación histórica general de la competición.

La selección nigeriana, no obstante, prefiere no enfocar este Mundial con actitud derrotista. Saben que se encuentran en el que probablemente es su mejor momento y quieren demostrarlo. Además, son conscientes de que, hasta el momento, cuentan sus participaciones por resultados más que dignos para una selección de la dimensión y recursos de Nigeria.

EXPECTATIVAS DE CARA AL SIGUIENTE MUNDIAL

El equipo africano llega a este Mundial sin nada que perder y con todo un mundo por conquistar. Con su decimoctava posición en el ranking de la FIBA y con la presencia de jugadores NBA, los de Alexander Nwora quieren intentar dar la sorpresa en un grupo B que se antoja difícil, pero no imposible. Buscarán aprovecharse de las importantes bajas de Rusia y Argentina en su lucha por ocupar una de las dos posiciones del grupo que permiten avanzar a la siguiente ronda. Cuentan con su imponente físico y su fortaleza en el juego interior como grandes bazas para plantarle cara a los favoritos de su grupo.

El conjunto nigeriano se encuentra en saludable equilibrio entre jóvenes y veteranos y cuenta con varios hombres de experiencia internacional. Al ya conocido por el público de la ACB Stan Okoye se le unen nombres como el de Udoh, que tiene experiencia en la liga turca y en la NBA. Además, son el único equipo del grupo B que cuenta con jugadores que todavía juegan en la NBA: entre ellos, destaca el prometedor Josh Okogie, número 20 del draft en 2018, que ha completado un gran primer año en la liga estadounidense.