Los Bucks buscan reafirmarse como entidad ganadora | Análisis NBA

Una nueva temporada de la NBA da comienzo. En esta ocasión les brindamos la oportunidad de conocer cuáles son los pretendientes al anillo en representación de la División Central. Que lo disfruten.


También te puede interesar:

Brillante estreno de los Clippers | Jornada NBA


CHICAGO BULLS

Tras continuadas temporadas de miseria, esta histórica escuadra buscará por quinto curso consecutivo la fórmula que los lleve a vislumbrar alegría al final del duro camino de la competición.

La gran reunión de jóvenes jugadores supondrá una gran dosis de esperanza a largo plazo entre los aficionados, pero una falta de experiencia y victorias a corto plazo, que es lo que busca esta histórica franquicia.

Tampoco refuerza el dato de que los Bulls fuera el cuarto equipo menos anotador y asistente de los treinta conjuntos que conforman la competición (104,9 PPP, 21,9 APP). Quizás esa falta de bases puros y la poca ayuda elaboradora proveniente de otras posiciones fuera la causa de las básicas ejecuciones ofensivas.

La falta de confianza en el tiro es otro de los lastres de tal conjunto. Si nos remitimos a los datos, los Bulls fue el equipo que menos triples anotó por noche (9,1 TAPP) y el décimo peor en cuanto a porcentaje de acierto en la misma zona (35,1 % en T3). Las estadísticas en cuanto al tiro de dos puntos son incluso peores que las anteriormente mencionadas, pues a pesar de estar por encima de la media en cuanto a tiros de dos anotados (30,7 T2APP, 14º en la NBA) son, con diferencia, uno de los que más uso hace de este tiro (62 T2IPPP, 5º en la NBA), lo que genera un mejorable porcentaje (49,6 % T2, 27º en la NBA).

Quizás sea la esperanza lo que genere más expectación sobre este conjunto, pues pocos son los datos por los cuales esta franquicia pueda remodelarse. Aunque habría destacar que es el octavo equipo que menos faltas comete en toda la liga. A lo mejor esa limpia defensa sea el principio de algo superior.

POSIBLE QUINTETO TITULAR: Coby White, Zach LaVine, Otto Porter Jr., Lauri Markkanen y Wendell Carter Jr.

CLEVELAND CAVALIERS

Al igual que los anteriormente mencionados, los jugadores de esta escuadra tendrán que poner mucho de su parte para conseguir revertir una situación espantosa. La salida de su estrella supuso un extremo altibajo en el camino, pues estos no parecen haber encontrado la victoriosa senda.

La revolución que se propuso tras la salida de LeBron ha sido de todo menos efectiva, pues la contratación de incontables jugadores ha supuesto un descontrol y desconocimiento muy grande por parte de los propios compañeros dentro del equipo, y es por ello por lo cual no han llegado a gozar de un banquillo productivo, algo muy necesario en los partidos de nuestros tiempos.

Tampoco ayudó mucho el hecho de ser el segundo equipo menos anotador y asistente de los treinta conjuntos (104,5 PPP y 20,7 APP). La falta de una clara idea sobre táctica impera en la franquicia de Ohio, pues las cifras reflejan falta de ideas y una basta elaboración técnica en las diversas jugadas. La práctica de los tiros interiores (48,8% en T2 y 44,4 % en TC. Segundo y tercer peor equipo respectivamente de la NBA) ayudará mucho a meter los puntos necesarios para ocasionar esenciales victorias.

Otro fallo de la escuadra está en el pésimo rendimiento defensivo, sobre todo exterior. Los 114,1 PPP convierten a los Cavs en una de los peores defensas exteriores vista en años y los 2,4 TPP y 6,5 ROPP hacen de estos un equipo raquítico incapaces de superar las adversidades defensivas.

Cabe destacar como datos positivos las notables actuaciones individuales por parte de jugadores como Sexton (16,7 PPP) y Clarkson (16,8 PPP) y la decente defensa que la escuadra practica en la pintura, pues estos son capaces de cerrar bien los rebotes (9,5 ROPP, quinto mejor registro de la liga) y no conceden muchos tiros libres a lo largo de los choques (20,5 TLIPPP, 2º en la NBA). Quizás esta pueda ser la base de la que puedan partir.

POSIBLE QUINTETO TITULAR: Collin Sexton, Darius Garland, Cedi Osman, Kevin Love y Tristan Thompson.

DETROIT PISTONS

Continuadas son ya las regulares temporadas que acumula la escudara de Michigan. Quizás un poco por debajo del nivel esperado, pues este equipo no llega al 50 % de victorias durante sus últimas cuatro campañas, hecho difícil de entender pues estos han contado con jugadores de alto calibre, tales como Griffin o Drummond. Quizás esa poca longitud de banquillo fuera uno de los principales escollos que estos se pudieron encontrar. Aunque si nos fijamos en las recientes incorporaciones (Rose, Doumbouya o Morris), sin duda alguna, estas podrán modificar este apartado.

En cuanto al ámbito estadístico, los Pistons tendrán que reforzar su juego de ataque si quieren dar un paso más en la contienda por el título. Su gran fallo de lanzamientos (44 % en TC, 29º en la NBA y 74,7 % en TL, 22º en la NBA) y su inefectividad en cuanto a los pases de canasta (22,5 APP, 26º en la NBA) probablemente sea los grandes factores que les impide ser un equipo ´top´.

En cuanto a los fundamentos defensivos, es en estos donde los mencionados parecen lucir sus armas mas afiladas. Las 23,7 asistencias rivales, 107,3 puntos recibidos y 9,7 rebotes ofensivos recogidos por sus contrincantes hacen de ella una virtud sobre la que elaborar una clara y contundente estrategia.

POSIBLE QUINTETO TITULAR: Reggie Jackson, Luke Kennard, Tony Snell, Blake Griffin y Andre Drummond.

INDIANA PACERS

La salida de las principales armas con las que la franquicia de Indiana contaba no pareció haber sido un gran dilema para estos, pues consiguieron reunir un grupo de segunda plana con experiencia y espíritu ganador.

La suma de las nuevas llegadas junto al renovado Victor Oladipo ocasiona grandes augurios para una escuadra que quiere ir a la yugular de sus rivales más directos (Milwaukee, Philadelphia o Brooklyn). Las loables sustituciones en la plantilla suponen que estos sigan con las misma, o incluso mejor competitividad.

Si tomamos como referencia datos del curso pasado, estos reflejan la excelsa defensa con la que cuentan, pues esta refleja que es el equipo menos anotado (104,7 PPP), uno de los que más pérdidas hace cometer a sus rivales (15,7 PEPP, 4º en la NBA), la tercera escuadra que más balones roba (8,7 ROPP) y el sexto mejor equipo en cuanto a la defensa de tiro rival (45 % en TC).

Como datos a mejorar, habría que incluir el apartado de los tiros de dos puntos, dado que la eficacia de esta franquicia está por debajo de la media (51,7 % en T2) y el aumento en la agresividad de cara al aro, ya que encontrase entre los ocho peores anotadores de la liga (108 PPP) supone un mayor riesgo de cara a partidos en los que se tengan que enfrentar a rivales de una idiosincrasia más defensiva.

POSIBLE QUINTETO TITULAR: Malcolm Brogdon, Victor Oladipo, T.J. Warren, Domantas Sabonis y Myles Turner.

MILWAUKEE BUCKS

Tras haberse quedado con un agrio sabor de boca debido al extraño final de temporada, los Bucks tiraron de cintas y se pusieron a repasar los defectos que les dejaron a mitad de camino. Uno de los refuerzos más notables ha sido su defensa, pues han llegado jugadores con amplia experiencia y talento en esa área de juego.

Después de la consecución individual del MVP por parte de Giannis Antetokounmpo, veremos si como conjunto son capaces de conseguir ese anillo tan ansiado, que, sin duda alguna fue un grave trastorno para un equipo que aspiraba a lo más alto al comenzar la competición.

Los vitales datos que revindican su poderío ofensivo (118,1 PPP, 1º en la NBA. 1.105 triples, 2º en la NBA. 47,6 % en TC, 3º en la NBA) sin duda alguna querrán ser repetidos e incluso mejorar otros durante esta campaña. Aunque donde más destacan los de Wisconsin sea en el aspecto defensivo. Los 3.316 rebotes defensivos (1º en la NBA), 486 tapones (2º en la NBA), 20,7 intentos de tiro libre por partido del rival (4º en la NBA) y un 43,3 % de acierto rival en TC (1º en la NBA) suponen la consecución del título a la mejor defensa de la liga. La mejora en la defensa del tiro de tres (13,1 T3APP-1º en la NBA/36,3 T3IPP 1º en la NBA) sería el culminante para obtener una defensa perfecta.

POSIBLE QUINTETO TITULAR: Eric Bledsoe, Wesley Matthews, Khris Middleton, Giannis Antetokounmpo y Brook Lopez.