Doncic-Young. Desempate con victoria necesaria para los Mavs | Jornada NBA

Nueva jornada maratoniana NBA, con 10 partidos, con muchos conjuntos involucrados en la zona caliente de la lucha por puestos de play-off y play-in y del deseo de no despedirse de la temporada antes de tiempo. Entre ellos destaca por encima el duelo de unos sobreexpuestos Dallas Mavericks de Luka Doncic que visitaban con urgencia la casa de Trae Young, dos carreras separadas (o unidas) al nacer en la noche del draft. En la parte alta los dos líderes de conferencia, Sixers y Clippers vencen, y se consolidan al frente, mientras que equipos como los Kings, Pelicans, Spurs o los propios Mavs descartan renunciar tan pronto a esta temporada.


También te puede interesar:

Sandra Ygueravide: “Va a ser un Preolímpico complicado”


Atlanta Hawks 116 – 122 Dallas Mavericks

Es inevitable comparar las carreras de las 2 grandes estrellas de la camada del 2018. Aquel traspaso en la noche del draft ligó para siempre sus carreras, que serán para siempre seguidas con la lupa de saber qué equipo ganó con aquel intercambio, sabiendo que hasta el momento tanto los Hawks como los Mavs han ganado con sus selecciones, por encima de los Sacramento Kings (Marvin Bagley III) y los Phoenix Suns (DeAndre Ayton).

Llegaban al tercer duelo NBA con una victoria para cada uno y las espadas en todo lo alto. Ni el partido ni el duelo han defraudado en absoluto. Se enfrentaban en Atlanta, dos equipos con la intención de ganar, los Hawks con ganas de afianzar su puesto en playoff volviendo a colocarse de nuevo por encima del 50% de victorias, y unos Mavs que venían con una necesidad absoluta de reencontrarse con la victoria, tras 6 derrotas consecutivasm y los de Dallas cumplieron con su obligación de victoria.

La igualdad ha sido la tónica en todo el encuentro, y finalmente el buen cuidado de balón de los visitantes, uno de sus puntos fuertes (3er equipo NBA en pérdidas), ha sido el que ha decantado la balanza con 7 menos que los locales.

Dallas, sabiendo de su aprieto, ha comenzado con mayor actitud, y un parcial de 9-0 colocaba el 13-4 en el marcador de inicio, sin embargo los Hawks han reaccionado y un triple de Hardaway ha cerrado el primer cuarto con ventaja de 26-22 para los de Dallas. La igualdad se ha mantenido a lo largo de todo el segundo cuarto, y con constantes cambios de líder, nadie conseguía ventajas amplias. La máxima de los locales, un +6 que reducía el esloveno con un triple en el último segundo para irse a vestuarios con 56-53.

La tónica ha continuado en la segunda parte, constantes idas y venidas y ventajas mínimas de ambos equipos, pero un parcial de 12-3 en los últimos minutos para los visitantes le han permitido llegar al último cuarto 5 arriba (83-88). Y la brecha ha seguido abriéndose en los primeros minutos de éste, donde Dallas ha alcanzado una máxima de 14 puntos en los 8 primeros minutos (94-108) que ya no desperdiciarían, a pesar de que de nuevo volvieron a cometer errores de las últimas jornadas y los Hawks lo intentaron hasta el último minuto colocándose a solo 3 puntos. Pero un palmeo de Porzingis sellaron el encuentro.

El duelo individual tampoco defraudó en absoluto. Luka se quedó a solo 2 rebotes de un nuevo triple doble, con 27 puntos, 14 asistencias y 8 rebotes, mientras que Trae aportó 21 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes, demostrando también su mejoría en el tiro de los últimos partidos. Y también fue intenso el duelo de secundarios. Por los locales destacó una vez más John Collins, con 35 puntos y 12 rebotes, así como Kevin Huerter y Gallinari saliendo desde banquillo, con 21 y 19 puntos respectivamente, mientras que por los visitantes fue clave un imprescindible Porzingis, que además de su rebote y canasta decisivas, sumó 24 puntos y 11 rebotes mientras que Hardaway también añadió 22 desde la banca.

El apretado calendario de esta temporada hará que estos dos jóvenes colosos se vuelvan a enfrentar de nuevo, esta vez en casa del esloveno. Entretanto Dallas deberá refrendar esta victoria y comenzar a escalar puestos en el oeste mientras que los de Atlanta intentarán afianzar plaza en la postemporada de la otra conferencia. En 7 días un nuevo capítulo, Luka y Trae.

Milwaukee Bucks 130 – 110 Indiana Pacers

Sin historia el partido jugado en Wisconsin entre dos equipos de la zona noble de la conferencia Este. Los Bucks han sido superiores en todo, más rebotes, más asistencias, más tapones, más recuperaciones, menos pérdidas,…y tirando con unos porcentajes muy por encima de los Pacers que solo pudieron maquillar, por si 20 puntos no fueran bastantes, la diferencia en el último cuarto de relajación de los locales.

Pronto cogieron rentas cómodas los de Milwaukee y ya en el primer cuarto mandaban por diferencias de dobles dígitos. Sin embargo ha sido durante el segundo y el tercero donde se han ido paulatinamente alejando en el luminoso, +17 al descanso y +34 (72-106), disminuyendo la máxima de +36 justo antes de comenzar un último cuarto de rotaciones.

Pese a la derrota, hay que destacar de nuevo a Domantas Sabonis, que si la noche anterior igualaba su récord de anotación, lo ha superado esta jornada con 33 puntos en tan solo 30 minutos, sumando un nuevo doble-doble con 12 rebotes (añadiendo también 6 asistencias). Eso sí ha estado muy solo por los visitantes, incluidos dos compañeros titulares, Lamb y Turner han sumado entre los dos 5 puntos y 4 rebotes. Todo lo contrario que los locales, donde 7 jugadores, los 5 titulares, más Forbes y Portis desde el banquillo se han ido a los dobles dígitos, destacando como siempre otro triple doble de Antetokounmpo (21 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias).

Con esta victoria los Bucks van cogiendo velocidad y se afianzan en el segundo puesto de la conferencia, aunque lejos aún de los intratables Sixers, mientras que los Pacers, se quedan en 5º puesto, siendo el último equipo con balance positivo del este.

Charlotte Hornets 111 – 118 Philadelphia 76ers

Victoria a domicilio, cimentado en un excelente primer cuarto, de los cada vez más sólidos líderes de la conferencia Este, unos Sixers que se colocan a solo medio partido de Clippers y Jazz, mejores récords de toda la NBA. Los de Philadelphia van recuperando buenas sensaciones después de todo lo sucedido después del positivo por COVID-19 de Seth Curry y todos los protocolos que debió seguir el equipo, y encadenan su cuarto triunfo seguido, y 8 de los últimos 10, igualados con los de Los Ángeles y solo detrás de Utah en este aspecto.

El partido, merced a un primer cuarto donde los Sixers han arrasado a los Hornets (13-30), ha resultado sencillo para los de Philadelphia. Diferencia que se ha seguido ampliando a lo largo del segundo cuarto, obteniendo una máxima de 24 puntos y llegando al descanso 24 arriba (42-64). Pero estos Hornets no son los de otras temporadas, y pese a las bajas de dos titulares, PJ Washington y Terry Rozier, y han seguido peleando durante todo el partido reduciendo diferencias, primero hasta 13 (76-89) en el tercer cuarto y por último hasta los 7 puntos que muestra el marcador final (111-118), acercándose incluso a 5 puntos en el último minuto, si bien nunca han inquietado a su rival.

Mucha parte del buen hacer de los Sixers, se lo deben a Joel Embiid. Si ya de por sí el récord de los Sixers es muy positivo, aventajan en 2,5 partidos a los Bucks, es completamente demoledor cuando el camerunés está en cancha. Solo 2 derrotas en lo que va de temporada, consecutivas, frente a Hawks y Nets, mientras que ha participado en todas las victorias del equipo, para un 16-2. Para hacerse una idea, Embiid no ha jugado 4 partidos este año, y los Sixers han perdido todos, el cambio es absoluto para uno de los grandes candidatos al MVP de la temporada llegando al primer tercio de la fase regular.

Embiid ha sumado otro nuevo doble-doble a esa carrera por el MVP, con 34 puntos y 11 rebotes, bien secundado de nuevo por un gran Tobias Harris con 26 puntos (Joel pide el All-Star para su compañero), Ben Simmons (15 puntos, 9 asistencias y 6 rebotes), y un Danny Green acertado en el tiro (16 puntos, 4/7 T3). En los de Charlotte Hayward sigue intentando amortizar desde la constancia su multimillonario contrato (22 puntos, 9 asistencias) mientras que LaMelo Ball continúa aprovechando sus minutos de titular con otros 22 puntos y 7 asistencias, en su pelea por otro premio, el de Rookie del año.

Cleveland Cavaliers 99 – 121 Los Angeles Clippers

Si los Sixers basaron su victoria en un excelente primer cuarto, no siendo malo el de los Clippers, los de Los Angeles consiguieron un cómodo triunfo con una gran parte a su vuelta de vestuarios. A los locales de Cleveland les cuesta mucho apretar el acelerador en ataque (anotaron en todos los cuartos 25 puntos menos en uno 24) y cuando los líderes de la NBA estuvieron más acertados en la ofensiva fueron ampliando ventajas para llevarse el partido con bastante facilidad.

Comenzaron bien los visitantes y mediado el primer cuarto ya habían anotado 30 puntos en menos de 8 minutos y mandaban ya por 13 puntos. La proyección de puntos era insostenible para unos Cavs que son el segundo peor ataque de toda la NBA, así que decidieron apretar en una de las virtudes que le colocan momentáneamente en puestos de playoff, la defensa. Los locales solo permitieron 20 puntos los siguientes 16 minutos para colocarse a solo 1 punto (49-50) para que con una canasta sobre la bocina Batum ampliara a 3 la ventaja visitante al descanso.

Sin embargo, tras la vuelta solo hubo un equipo en la pista. Los Clippers apretaron en ataque, sobre todo gracias a un Paul George, que parece empieza a sentirse cómodo, con 25 puntos en la segunda mitad, para un total de 36 tantos al final del encuentro. Así consiguieron ir ampliando ventajas ante unos Cavs de una única marcha en ataque, hasta los 22 puntos de diferencia finales.

No estuvo solo George en los Clippers, y además de su inseparable para en Los Angeles, Kawhi Leonard (24 puntos), Ibaka (14), Lou Williams (15) e Ivica Zubac (10 puntos y 16 rebotes) también estuvieron en dobles cifras de anotación. Entretanto la pareja de moda y futuro de Cleveland, ‘SexLand’, intentó mantener en el partido a los suyos con 27 puntos de Sexton y 23 de Garland, pero los exteriores de los Cavs estuvieron muy solos en la anotación.

Con el triunfo los Clippers se reponen de la derrota la noche previa ante los Nets e igualan a los Jazz al frente de la NBA, mientras que los Cavs mantienen, gracias a derrotas de rivales directos, su sorprendente 7º puesto en el Este que les daría derecho a postemporada.

Chicago Bulls 103 – 107 New York Knicks

Dos de los equipos en esa pelea por los playoff de la conferencia Este, se enfrentaban por segunda vez esta semana en el United Center de Chicago, y si el lunes la victoria se quedó en casa, esta noche los Knicks se toman la revancha y adelantan a los Bulls en la clasificación.

Salieron tremendamente despistados los locales, permitiendo a Randle hacer a su gusto y a los Knicks (peor ataque hasta el momento en la temporada) anotar a placer yéndose hasta los 34 puntos con una máxima de +19 que recortaron mínimamente en el 17-34 al final del primer cuarto. Una diferencia que a la postre sería decisiva.

Pues los Bulls mejoraron en los 2 lados de la cancha, y antes del descanso ya habían bajado algo la diferencia hasta los 11 puntos (52-63). Sin embargo Randle ha seguido anotando con facilidad y los visitantes han ampliado la diferencia al tercer cuarto y pese a que los de Chicago se han acercado en el último la W ha volado a Nueva York.

Randle sigue demostrando su candidatura a All-Star (27 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias), esta vez ante un rival directo como Zach Lavine que tampoco ha defraudado (24 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias). Sin embargo han sido los secundarios quienes han desequilibrado la balanza. Los Knicks han tenido a Barrett con 17 y a Payton con 18 puntos, mientras que en los Bulls, Markkanen, que llegaba tras 2 partidos de más de 30 puntos, se ha quedado en solo 9 tantos.

Miami Heat 100 – 103 Washington Wizards

El último duelo de la jornada entre equipos de la conferencia Este, lo protagonizaban dos equipos necesitados de victorias. Y la victoria se escapó de Miami, otra vez, los vigentes campeones de conferencia siguen sin encontrar su rumbo y ocupan el antepenúltimo puesto, solo por delante de los propios Wizards, a los que la victoria les permite alejar al farolillo rojo, los Detroit Pistons.

Si bien es cierto, que las bajas y lesiones han frustrado el inicio de la temporada de los de Florida, los jugadores han ido volviendo y el equipo no termina de encontrarse, permitiendo en este caso remontar a uno de los peores equipos del curso.

Comenzaron bien los locales, y con el juego coral que les caracterizó en 2020, tomaban las primeras ventajas, pero un imperial Beal, que esta vez de nuevo sin Westbrook tenía que ponerse la capa de superhéroe de nuevo para con 14 puntos mantener a los suyos en el marcador (34-31). Pero cuando la estrella de los Wizards bajó el nivel de acierto (4 puntos segundo cuarto) los de Miami ampliaban diferencias. Los Heat se escapaban de 13 (68-55) y parecía que los Wizards sumarían una nueva derrota.

Pero estos Miami no son los de temporada pasada, solo anotaron 35 puntos en toda la segunda mitad, y ni siquiera hizo falta un gran Beal (solo 5 puntos último cuarto) para que el triunfo se los llevaran los Wizards. Para los visitantes, además de los 32 puntos y 8 rebotes de Beal (primer jugador desde Rick Barry en 1967 que empieza sus 17 primeros partidos con +25 puntos) sumaron los 13 del novato Avdija y los 11 de Hachimura y Bertans, que no es el de la temporada pasada. Mientras que en los locales todos van sumando (Herro 20, Adebayo 17, Butler 19) pero ninguno parece dar el paso que necesitan. Están a tiempo (solo a 2 partidos del play-in) pero la reacción es obligatoria.

 

San Antonio Spurs 111 – 108 Minnesota Timberwolves

Aunque si tenemos que hablar de penurias, en este inicio de temporada la palma se la llevan los Minnesota Timberwolves. Llegaban a casa de los Spurs, que no hace demasiado tiempo era un feudo inexpugnable, pero que las últimas temporadas es un lugar donde hay que intentar llevarse la W. Para muestra en los 2 partidos previos los jóvenes Grizzlies habían arrasado por +17 y +22 sin dar opciones a los texanos.

Además los Timberwolves, aún sin Towns ni Juancho (ambos protocolo COVID), estaban jugando bien y han tenido hasta 16 puntos de ventaja, pero los Spurs han juntado líneas y a pesar del desacierto exterior (7 de 26 en triples) le han dado la vuelta al marcador.

Los visitantes, gracias al acierto de Beasley y Russell tomaban las primeras ventajas en el primer cuarto (29-33), que se han ido ampliando hasta llegar a la máxima 81-97 a poco más de 10 minutos para terminar el partido. A partir de ahí, DeRozan, que solo había anotado una canasta en la segunda mitad, ha anotado 16 puntos el último cuarto para liderar la remontada de San Antonio, gracias también al apagón de los Wolves, con un parcial de 30-11 para cerrar el encuentro.

Un Demar DeRozan, que continúa dejando buenas sensaciones (30 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), secundado por Murray (15 puntos, 11 rebotes, 6 asistencias) y un Jakob Poeltl (19 puntos y 8 rebotes) que suplía a LaMarcus Aldridge, en la primera victoria de los Spurs sin el pívot titular (0-3 hasta esta noche). Por los visitantes Beasley terminó con 29 puntos y Russell con 20, mientras que el nº 1 del draft Edwards añadió otros 14 puntos que no impiden que sigan cerrando la conferencia en otra temporada que parece perdida, entretanto que los de San Antonio siguen en la pelea por puestos de postemporada (12-10).

 

Oklahoma City Thunder 104 – 87 Houston Rockets

Quienes siguen sorprendiendo, pero en el otra cara de la moneda, son los Thunder. Parecía que con los traspasos de los últimos años, dejarían de un lado la competitividad para centrarse en sus futuras rondas de draft (tienen muchas y buenas), pero nada más lejos de la realidad, siendo un equipo que sale a pelear cada noche. En este caso los que los han sufrido son los Rockets, que llegaban con la mejor racha de la NBA con 6 victorias, pero no han podido hacer frente al juego coral de los locales que se han impuesto con cierta comodidad.

El partido ha sido desde el primer cuarto un lento goteo de diferencias que se ha ido ampliando, como quien no quiere la cosa, del +5 en el primer cuarto, al +11 al descanso, al +23 decisivo al final del tercero, para que aunque los Rockets hayan vencido el último parcial solo han bajado la diferencia de los 20 puntos en el último minuto del partido.

Para los de Houston la baja de John Wall ha sido demasiado y no han encontrado el rumbo en ningún momento y solo Gordon con 22 puntos ha salvado un poco la cara del equipo. Los Thunder, también con bajas importantes como las de Shai, Hill o Dortz (solo ha jugado 9 minutos, casillero en blanco), han destacado como colectivo con Horford (17 puntos) como líder de los jóvenes, Bazley (18), Diallo (16) o Williams (19).

Ambos conjuntos quedan en la pelea por los puestos de play-in que ahora mismo ocupan los Rockets con balance de victorias-derrotas del 50 % (10-10), justo un partido y un puesto por encima de los Thunder (9-11).

New Orleans Pelicans 123 – 101 Phoenix Suns

Quienes tampoco se rinden a pelear por estar en la temporada son los New Orleans Pelicans, que conocedores de la victoria de Dallas en las horas previas, veían como se quedaban con solo un equipo a la espalda, los Timberwolves, pero con una victoria continúan enganchados a puestos de postemporada, a 2 partidos del play-in y 3 del 6º puesto que ahora ocupan los Suns, aunque empatados desde el quinto al octavo.

El partido se ha movido en la igualdad durante toda la primera parte, y aunque los Pelicans han empezado mejor (16-8) los Suns pronto han igualado yéndose solo 3 abajo al primer cuarto y más cerca aún al descanso (48-46). Sin embargo el tercer cuarto de los de New Orleans ha resultado demoledor, anotando 40 puntos y muy acertados en el triple (han terminado 14 de 33) para el tercer peor equipo de la NBA en este apartado, con lo que han ido ampliando la ventaja, moviéndose casi todo el segundo tiempo con diferencias entre 15 y 25 hasta el 123-101 final.

Esta noche, puede que sabedores de la importancia del choque, todos los jugadores de los Pelicans han aportado, con 7 por encima de los 10 puntos, y su núcleo joven destacando, Zion (28 puntos), Ingram (23) y Lonzo (18). Mientras que en los Suns, Chris Paul ha tenido un mal partido, y tanto Bridges como Booker han estado negados en el lanzamiento exterior (0 de 11 en triples entre ambos) aunque este último sí ha anotado 25 puntos.

Se rompen así tendencias, pues los de Phoenix encadenaban 3 victorias, mientras que los locales 2 derrotas (y 5 de las últimas 7), que hacen que tengan que seguir peleando, unos por no dar por terminada la temporada, y los otros por afianzarse en la zona noble y jugar un playoff, que ya rozaron el curso pasado.

 

Sacramento Kings 116 – 111 Boston Celtics

Vibrante partido para cerrar una larga jornada NBA, que termina con la victoria de unos Sacramento Kings, que también se enganchan a la pelea por la temporada tras encadenar su segunda victoria consecutiva (5 en los últimos 6 partidos), ante unos Celtics a los que les está costando afianzarse y se alejan ya no solo de los Sixers, sino también de Bucks y Nets.

El partido se ha movido en la igualdad y los cambios de liderato durante todo el encuentro. Si Boston ha comenzado mandando, y ganaba por 4 al término del primer cuarto (22-26). Los Kings le han dado la vuelta en el segundo y se han ido 1 arriba al descanso. Los constantes idas y venidas del 3º han terminado con uno arriba para los visitantes tras canasta en el último segundo del novato Haliburton. La misma tónica ha seguido en el último, y Tatum empataba con un triple a falta de poco más de 2 minutos. Pero a los de Sacramento no les ha temblado el pulso y han sellado el encuentro desde el tiro libre.

Gran parte de la culpa de la irregularidad de los de Boston es probable que se pueda achacar a los problemas de Kemba Walker, tanto físicos como en el tiro (solo 7 partidos, 15 puntos, 36 % TC y 30 % T3) y que hoy tampoco ha podido ser de la partida. Los ‘Jay Brother’ siguen a los suyo, 21 puntos de Brown y casi triple doble de Tatum (27 puntos, 9 rebotes, 10 asistencias), pero les ha sido insuficiente ante unos Kings donde han destacado de nuevo Fox (26 puntos y 11 asistencias), Harrison Barnes (24 puntos), y una de las gratas sorpresas de la temporada, el rookie Haliburton con 21 puntos.

Sigue la tremenda igualdad durante el poco más de un mes que llevamos de temporada, para la NBA y el espectador, mejor.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.