El líder se deja lo que haga falta en la cancha para ganar | J24 Euroliga

Real Madrid - Olympiacos Euroliga

Esta jornada de Euroliga nos deja una «rara avis» en lo que a la nueva normalidad se refiere. Todos y cada uno de los 18 equipos han disputado su partido de esta fecha 24, sin ningún aplazado. Crucemos los dedos para que esta sea la dinámica desde hoy hasta el fin de la temporada.


También te puede interesar:

El baloncesto pasó a un segundo plano | J19 LF Endesa


Una jornada que a priori se nos presentaba marcada por las pocas sorpresa que se debían esperar. La jornada del martes cumplió con todas y cada una de las expectativas. Ya que 5 de los 6 últimos clasificados tomaron parte de los 6 encuentros disputados, recibiendo todos y cada uno de ellos una nueva derrota con la que continuar en el pozo. El único partido que enfrentaba a 2 equipos de la zona alta, fue el Barça-Bayern, que no tuvo mayor sorpresa y, en un partido igualado, el Palau volvió a demostrar la fuerza que tiene en Euroliga.

El miércoles se convirtió, con solo 3 partidos y uno de ellos una paliza, en una mezcla de tensión, emociones fuertes e imágenes para el recuerdo, con un Madrid imbatible y un duelo de espadas por todo lo alto.

Fenerbahçe 85-76 Asvel

Fenerbahçe volvió a jugar tras la suspensión del partido frente a Maccabi del pasado jueves y lo hizo cumpliendo, para recuperar el balance de 50% de victorias frente a un Asvel que ya presenta un doloroso 2-8 en los últimos 10 partidos disputados en Euroliga y parece perder el tren del playoff que le había brindado un genial arranque de curso, mientras que Fenerbahçe podría hacer lo contrario si cumple también en los aplazados, ya que entraría de lleno a la lucha por un puesto en playoff.

El partido no se decidió hasta el último cuarto y, una vez más, Élie Okobo (23 puntos) llegó, lideró, pero no venció, que por gracia o por desgracia cualquiera de las tres viene siendo rutina, pese al pobre % exterior y los 3 puntos que aportó cuando más se atascó el ataque de su equipo en el último cuarto, muchas cosas que mejorar en un proyecto que aun no llega a la élite.

Destacar también sobre la figura de Okobo y lo duras que pueden ser las próximas semanas para los galos, que el base será operado pronto de un quiste en el hombro derecho que lo mantendrá alejado de las canchas 6 semanas. Tiempos duros en Euroliga y en liga que no dejan de empeorar.

Fenerbahçe vuelve a ganar en casa y ya son 6 los partidos sin conocer la derrota en el Ülker Sports Arena. La figura del canadiense Dyshawn Pierre fue parte fundamental de una victoria en la que fue el jugador más valorado, con 21 créditos de valoración, y el que más minutos disputó con 37. El equipo apretó los dientes y sacó garra para dejar a sus rivales en solo 13 puntos unidos a un poderoso Devin Booker que fue dominante en ese último periodo.

Estrella Roja 57-63 Olimpia Milano

Olimpia Milano volvió a vencer para no descolgarse del Barça y evitar el que podría ser el escape definitivo del Real Madrid tras la victroia de ambos, a la vez que mantiene una semana más una posición relativamente cómoda, dentro de  lo competitiva que es la Euroliga con este sistema, en el top 4 que es el objetivo básico de cualquier equipo y OM no es una excepción.

Estos éxitos no son casualidad, se deben a un desempeño defensivo enorme de todo el equipo, para dejar al Estrella Roja como su tercer rival consecutivo que no alcanza los 60 puntos. En un partido de tanteador tan bajo, las aportaciones ofensivas notables toman un valor añadido y esta vez no ha sido para menos, Malcom Delaney aportó 18 puntos fundamentales de los escasos 63 que sirvieron para lograr la victoria en esta jornada 24.

Estrella Roja sufrió la defensa de un equipo dispuesto a luchar por el título y ahora dependen del tren de los aplazados para volver a meterse de lleno en la carrera por el playoff, de todos modos la urgencia aun no parece ser máxima. Destacan en dúo Hollins/Kalinic que sumaron 26 puntos que no fueron suficientes para llevarse la victoria, pero sí para dejar claro que no van a ceder terreno ante los líderes de la competición.

Zalgiris Kaunas 78-94 Maccabi Tel Aviv

El partido lo podemos definir rápido y conciso: James Nunnally. Un partido de los que siempre guardan un hueco especial en la carrera de un jugador, más allá de la puntuación y valoración, que por si solas son tremendas y máximos de la temporada para él, por la efectividad durante todo el partido. 6/7 desde el 6.75 y otros 6/7 en tiros de 2 puntos. Si alguna pega se le puede poner a esta exhibición es el rival, que poca resistencia ofrece habitualmente.

Zalgiris sigue abonado a una última posición perenne de la que parece que le va a resultar difícil salir. Una vez más el equipo fue insuficiente para competir 40 minutos, en casa y contra un Maccabi que no es precisamente un coloso de esta edición. Veremos cual es la idea de proyecto para los años venideros, pero queda claro que este año es mejor olvidarlo pronto y no darle muchas más vueltas.

La lucha de los playoff está que arde, por lo que continuar cumpliendo en las canchas de los equipos de la zona baja es fundamental, así Maccabi sigue en esa pelea que puede comenzar a definirse en las próximas semanas, una vez que los balances de los equipos hagan referencia a los mismos partidos disputado. Veremos donde se colocan una vez que las diferencias de partidos no sean de hasta 3 partidos menos para los equipos que pelean por las últimas plazas.

Panathinaikos 83-91 Mónaco

El OAKA volvió a dejar una nueva derrota para un Panathinaikos que continúa la línea de toda la temporada, la derrota. Las desconexiones del equipo vuelven a ser un fallo garrafal en una competición que no perdona. La figura de Mike James se alzó al ver una debilidad y ya no hubo vuelta atrás.

29 puntos y 29 de valoración para un Mike James imperial, que se aprovechó de un equipo sin capacidad para responder a sus ataques y que les permite recuperar sensaciones tras dos derrotas durísimas de manera consecutiva, tanto en liga como en Euroliga, tras una prórroga en ambos casos.

En Panathinaikos destacaron las figuras de Jeremy Evans y su 23 de valoración, con 5 rebotes ofensivos, y un habitual como Nemanja Nedovic que dejó un 16/3/4 para 17 de valoración

Baskonia 82-90 Zenit

¿Y ahora que? De nuevo una rotación bajo mínimos no fue suficiente para aguantar las embestidas de los de Xavi Pascual más allá de 30 minutos y, si algo saben el Buesa estos últimos meses, es que con solo 30 minutos no se puede ganar en Euroliga. 28 puntos en el último cuarto, con una defensa a la que se le ven las costuras cuando la pelota quema, la situación se pone seria y más hay que bajar el culo. Poco más se puede decir que no se pueda decir cada jornada, 4 derrotas seguidas y la sensación de que la pesadilla no ha hecho más que empezar.

Un quinteto titular correcto si solo miramos las estadísticas. Sin embargo queda claro que el fondo de armario es insuficiente, el juego interior también, con un Enoch que no encontró continuidad al nivel de los primeros partidos con Spahija, y la capacidad de Baldwin IV para aparecer y desaparecer del rol ofensivo que debe desempeñar queda patente a cada semana que pasa.

Con la escasez de respuestas del equipo de Vitoria, no hubo manera de meter mano a dos monstruos que decidieron combinarse para 47 puntos y 55 de valoración, 24 puntos para Billy Baron y 23 (+7 rebotes) para Jordan Loyd, en un encuentro en el que acabaron aportando 20 de los 28 puntos del último cuarto, en el que cambiaron las tornas del juego y así despegar ya definitivamente con un balance de 6-1 en los últimos 7 partidos (8-6 previamente). Presentan su candidatura plena a top 4 y quien sabe si así volveremos a ver a Xavi Pascual en una Final Four años después.

Barça 71-66 Bayern

Un partido que en el primer cuarto arrancó las ganas de cenar y dejar de ver el partido de más de uno, terminó siendo una intensa batalla. El Barça venía de ganar el derbi a la Penya este fin de semana y conocer que Baxi Manresa sería su rival en cuartos de la copa del Rey, por lo que no había mejor momento para continuar la recuperación del equipo que hoy, contra un equipo en un enorme estado de forma, con 8 victorias consecutivas entre competición doméstica y Euroliga, con la victoria en el duelo alemán de la jornada pasada incluido en esa racha.

Bayern llegó bien al encuentro, con ganas de dar guerra, pero se enfrentaron a un equipo que nunca sabes quien será el que te la va a liar, pero que alguien lo va a hacer. Hoy fue el turno de un Kyle Kuric excelso. Tras un periodo en el que no ha destacado, hoy con un desaparecido Laprovittola, tras varios partidos aportando buenas anotaciones, y una anotación muy coral en la que solo Mirotic lo acompaña en dobles dígitos, se ha levantado para liderar a su equipo desde donde más le gusta, el tiro de 3 puntos. 4 de 4 en tiros para un 100% de acierto fueron sus cifras desde más allá del 6.75. Destacar también el hielo que corre por las venas de un Dante Exum que parece haber encontrado hueco (17 minutos).

Por parte de los bávaros, un 37% en tiros de 2 y el error en posesiones claves del Crunch Time hicieron que todas las opciones de asaltar el Palau estallaran por los aires, a los que un correcto y acertado Lucic (100% en TL y 50% en tiros de campo) no pudo llevar a dar lo que habría sido un golpe sobre la mesa en sus opciones de playoff, que parece que estarán vivas hasta la jornada 34, si es que no lo materializan antes.

CSKA Moscú 97-99 Anadolu Efes

El duelo prometía y superó ampliamente las expectativas. 45 minutos de absoluta guerra entre 2 de los mayores arsenales ofensivos de la presente Euroliga. Un partido tan igualado que hasta se repartieron 2 cuartos para cada uno y un final de infarto con una prórroga en la que Grigonis se alzó para una épica que no se pudo culminar

La primera parte fue para la locura de Larkin, poniendo sobre la mesa 19 de los 44 puntos que le daban a Efes la delantera al descanso con un Hackett con 12 puntos del que ya se atisbaba lo que podría aportar al encuentro, pero la charla de Itoudis tuvo efecto inmediato y el +10 del tercer cuarto le dio la vuelta al marcador, que sería contestado por un último cuarto de Efes que pondría las tablas.

En ese instante las espadas estaban por todo lo alto y nadie iba a dar un paso atrás, pero Anadolu logró una pequeña ventaja de 4 puntos a falta de menos de 1 minuto. Como ya se ha comentado, el bueno de Grigonis pondría el triple de la esperanza para un CSKA que estaba a 1 a falta de medio minuto. Fallo de Anadolu que dio vida extra a los rusos, pero Shved decidió poner la guinda a su actuación y destacar como lo peor de la noche, fallando el triple a falta de 1 segundo y poner así el 0/7 en triples en su cuenta personal.

En resumen: golpe sobre la mesa de Larkin y Ataman al playoff y a un Daniel Hackett excelso y muy bien rodeado, con el punto negro en la participación de Shved, que permite a Zenit respirar un poco en la pelea por el top 4.

Alba Berlin 81-53 Unics Kazan

No va a quedar una semana para el recuerdo en la mente de Hezonja y los suyos  que se cierra con un 0-3 desde el martes 25 al jueves 2. Duro palo en la cancha de uno de los equipos de la zona baja, un Alba Berlin que se desquitó de su mala racha con una enorme alegría para su público, sin dar ninguna concesión a su rival y anular cualquier intento de reengancharse al partido, no permitiendo que la renta bajara de 7 en todo el segundo periodo.

Poco se puede decir de un partido que apenas contó con 15/20 minutos de competición, lo demás monólogo alemán. Luke Sikma se hizo con el mayor número de créditos de valoración del encuentro con 24 (10 puntos+9 rebotes) acompañado de un Lo Maodo que lo secundó con 18 de valoración.

Por parte de UNICS más que lo positivo, haciendo un acto de autocrítica, deberían destacar lo negativo, y tan negativo como Isaiah Canaan no hubo nadie sobre la cancha, -12 de valoración logrados a base de fallar todos y cada uno de los triples que lanzó (7) y meter solo 1 de sus tiros de 2 (8 ejecutados):

Si UNICS pretende mantener su puesto playoff, esta racha debe frenar en seco y recuperar sensaciones lo más pronto posible. Una vez más, la Euroliga demuestra que a medios gas y de visitante lo único positivo que te vas a llevar es, como mucho, no contar con más bajas.

Real Madrid 75-67 Olympiacos

Sin ningún tipo de temor a caer en el chiste fácil, una vez más el Real Madrid levantó una situación enrevesada dejándose la piel, y los dientes, sobre el parqué del WiZink. Mi deber es informar de lo ocurrido, pero me imagino que a nadie lo pilla por sorpresa, la imagen del partido la protagonizó Vincent Poirier al perder un diente tras un codazo rival, que desencadenaría en técnica al propio pívot por los gestos de dolor y al banquillo blanco por la posterior protesta. La escena quedaría finiquitada por un personaje secundario de lujo, un Yabusele que recorrió toda la cancha para devolver al personal médico del club el diente perdido de su compatriota.

Volviendo a lo que aquí nos reúne, el baloncesto, una vez más se ha balanceado el equipo de la capital, pero queda patente que el buen momento de forma de Pablo Laso y sus chicos no es casualidad. Dura, muy dura primera parte para un Real Madrid que no logró anotar los tiros con la consistencia habitual y no parecía encontrar la manera de desatascar el encuentro. En la segunda parte salieron como leones a darle la vuelta a un marcador desfavorable, con un Thomas Heurtel excelente, sumado a los esfuerzos de Tavares y Yabusele, los cuales estuvieron a un rebote de firmar un doble-doble (11 puntos y 9 rebotes para cada uno).

Al descanso con un +14 para Olympiacos, que se vería reducido a solo +1 tras el tercer cuarto y un último cuarto que sirvió para materializar la remontada y poner el 19-3 para los blancos. Victoria clave frente a un equipo de playoff como son los griegos, que volvieron a contar un día más con la mejor versión de Vezenkov (20 valoración) que no fue suficiente para detener la remontada de la segunda mitad.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.