El Unicaja brilla en casa |Copa del Rey 2020

Último encuentro de cuartos de final, en el que Unicaja y Zaragoza buscaban la plaza que quedaba, y que se enfrentará al Andorra.


También te puede interesar:

El Andorra sorprende, y pasa a semis| Copa del Rey 2020


Parciales:18-23; 41-48; 69-63; 90-86

Quinteto Zaragoza: Dj Seeley, Nico Brusino, Rodrigo San Miguel, Robin Benzing, Tryggvi Hlinason

Quinteto Unicaja: Deon Thompson, Jaime Fernández, Axel Toupane. Josh Adams, Volodymir Gerun

Apretaba el Carpena al inicio de encuentro, que empezó con un Zaragoza muy acertado tanto en ataque como en defensa, con una superioridad inmensa en los rebotes. Unicaja trataba de acercarse desde el triple, pero no estaba acertado.

Josh Adams y Carlos Suárez anotaban para seguir de cerca al Zaragoza, pero Dj Seeley se mostraba muy firme desde la zona de tres, alargando los minutos de gloria de los visitantes.

Los locales arrancaban el segundo cuarto con más fuerza, conseguían igualar el marcador a 25 puntos con un triple y varias acciones efectivas en ataque. Lluvia de triples de ambos equipos, donde predominaba DJ Seeley, que llegaba a los 18 puntos antes del descanso.

Rubén Guerrero mejoraba el juego de los de Málaga, que seguían presionando, y mejoraron en la faceta de los rebotes defensivos, pero no era suficiente como para acabar con la superioridad del Zaragoza.

El conjunto maño volvía del descanso algo alborotado, cometiendo cinco faltas en menos de dos minutos. Aprovechó la situación el Unicaja, y conseguía un parcial de 10-0 que les ponía por delante en el partido.

Benzing conseguía un triple que acababa con la racha negativa del Zaragoza y se volvía a poner por delante.

Los malagueños mejoraban en defensa en comparación con la primera mitad e igualaban el encuentro. Darío Brizuela se volvía determinante en el ataque de los locales.

Jaime Fernández aumentaba la ventaja del Unicaja al inicio del último cuarto. DJ Seeley alcanzaba los 29 puntos y cargaba con el ataque de los visitantes, que no conseguían darle la vuelta al partido, pero metían miedo a sus rivales.

La defensa del Unicaja iba mejorando cuarto a cuarto, convirtiéndose en un bloque firme en un momento importante.

Los últimos tres minutos de encuentro iban a resultar difíciles para ambos equipos. El Zaragoza apretaba, aunque se mantenía a cuatro puntos por delante. El punto que tenían a favor eran las faltas cometidas por el Unicaja, que ya había alcanzado el bonus. Cada vez se ponía peor la situación para el Zaragoza, que fallaba jugadas clave para poder remontar.

Finalmente, Thompson conseguía un “2+1” para firmar la victoria del Unicaja.