Embiid quiere el ‘MVP’ | Jornada NBA

Embiid

Después de anunciarse los quintetos del polémico All-Star de esta temporada, marcada por la COVID-19, Embiid vuelve a demostrar que es de la estrellas más relucientes de la competición. El pívot dominó la zona para anotar 50 puntos y mantener a sus Sixers al frente de su conferencia. Murray no se quiso quedar atrás y también se fue hasta los 50, en una jornada cerrada con un espectacular duelo en las alturas entre Clippers y Jazz.


También te puede interesar:

LeBron histórico, choque de titanes y victoria necesaria


Philadelphia 76ers 112 – 105 Chicago Bulls

Para el regocijo de aquellos nostálgicos que añoran la época en la que en la NBA mandaba el juego interior (O’neal, Garnett, Duncan), continúa Joel Embiid en una temporada a nivel MVP, batiendo en la jornada su marca anotadora, 50 puntos a los que añadió 17 rebotes, y liderando a los Sixers a la primera plaza de la conferencia Este.

Con sus 50 puntos, el pívot camerunés mejora su estadística de cara a coronarse como mejor jugador de la temporada. Embiid promedia 30,5 puntos, cuando ninguno de los anteriores mencionados completó una temporada por encima de los 30. De hecho ningún ‘center’ lo consigue desde hace casi 40 años (Moses Malone promedió 31,1 en 1982).

Comenzaron más metidos en el encuentro los locales, con Embiid mandando con 14 puntos, pero un buen final de cuarto acercaba a los Bulls a solo 2 (32-30). Incluso los de Chicago se llegaron a colocar delante al inicio del segundo período (36-39) pero la vuelta de Embiid a pista ponía a los suyos por encima en el marcador antes del descanso (58-53).

No se rindieron los Bulls, y aunque los Sixers trataban de escaparse consiguieron ponerse por delante a falta de 8 minutos (88-89). Sin embargo, fueron incapaces de frenar el poderío interior de Embiid, que con 13 puntos más cerró el partido.

Buen partido de nuevo de LaVine (30 puntos, aunque desacertado en el tiro), pero estuvo muy solo por parte de Chicago, que pese a la derrota continúa en puestos de play-in del Este. Conferencia que lidera Philadelphia, a la que Doc Rivers sigue sacando un buen rendimiento de sus jugadores, sobre todo de su reencuentro con Tobias Harris (22 puntos, 12 rebotes y 7 asistencias).

Orlando Magic 124 – 120 Golden State Warriors

Sorprendente victoria, con remontada incluida, de los Magic ante los Warriors, gracias al partidazo de su gran estrella, Nikola Vucevic, que terminó con un triple doble de 30 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias, y que sirve a los de Orlando para encadenar 2 triunfos seguidos por primera vez desde el 6 de enero, inmersos en un buen inicio de año (6-2), antes de la plaga de bajas que ha venido sufriendo el equipo.

Comenzaron el partido muy fluido los locales y tomaban las primeras ventajas (30-18), pero los Warriors reaccionaron y dejaron la diferencia en solo 3 puntos al final del primer cuarto. Sin embargo, puede que el cansancio de haber jugador una prórroga ante los vecinos de Orlando, Miami, les pasará factura y anotaron solo 8 puntos en los últimos 9 minutos antes del descanso que permitió a los Magic irse arriba al entretiempo (64-51).

Pero los Warriors cogieron aliento tras el paso por vestuarios y con un parcial de 0-12 para comenzar el último período se ponían con una ventaja de 13 puntos, gracias a un marcador de 29-56 en el segundo tiempo, momento en el que volvió a aparecer el agotamiento de los de la Bahía y los Magic consiguieron dar la vuelta al marcador y sellarlo desde la línea de tiro libre.

Por los Magic ayudaron a Vucevic los hombres habituales, Fournier con 28 puntos y Ross con 24 mientras que Warriors tuvo a un más adaptado Oubre con 26, pero esta vez si pagaron caro el mal partido de su estrella Curry en el tiro (11 de 29), que aún así se quedó a solo 3 rebotes de otro triple doble (29 puntos y 11 asistencias).

Cleveland Cavaliers 103 – 120 Denver Nuggets

Los Nuggets aprovechan el patinazo de Warriors, para con su victoria a los Cavs adelantarles en las posiciones de play-off del Oeste gracias al gran partido en anotación y efectividad de Jamal Murray.

Pocas veces a lo largo de la historia NBA se han visto partidos como el de Murray, que anotó 50 puntos (también récord personal para él), con un 84 % de acierto en el tiro. Solo Chamberlain había conseguido un partido de +50 puntos con tal efectividad, con la dificultad añadida del de Denver de hacer un 8 de 10 en triples.

No querían verse sorprendidos de nuevo los Nuggets, tras perder con los Wizards, y tras una buena primera parte ya habían alcanzado la veintena de diferencia, con Murray ya con 20 puntos y Porter Jr con 21.

En la segunda parte el jugador de segundo año solo sumaría uno más, pero el canadiense incluso aumentó su ritmo para lograr una victoria cómoda ante el equipo más triste en la actualidad de la competición, pues son ya 9 derrotas seguidas.

Poco se salva en los Cavs donde destacó un doble-doble de Jarret Allen con 20 puntos y 10 rebotes, y los 23 puntos de Sexton, mientras que en los de Colorado, Jokic celebro su titularidad en el All-Star con otro triple doble (16 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias), en su lucha con el camerunés Embiid por ser el mejor pívot de la competición.

Memphis Grizzlies 109 – 95 Detroit Pistons

Si los Cavs aún no ocupan la última plaza de su conferencia es porque estos Pistons tampoco están para tirar cohetes, a los que los Memphis Grizzlies necesitaron solamente un cuarto para vencer con claridad.

Parecía que habían mejorado su imagen los de Detroit en la última semana, acompañándola con victorias, 3 en los últimos 5 encuentros, pero todo pareció borrarse en un nefasto primer período en Memphis.

Y es que pese a su juventud, los Grizzlies son un equipo serio y así saltaron a la cancha para mandar por 35-17 tras los primeros 12 minutos. Los visitantes mejoraron, colocándose a 10 puntos al descanso (63-53) pero los Grizzlies no dejaron que se les escapara la renta, como ante los Lakers donde llegaron a mandar por 20, y cerraron el partido con una sobria segunda parte.

En los Pistons se siguen basando en el colectivo, con 6 jugadores en dobles dígitos de anotación, pero nadie por encima de los 16, al igual que en Memphis, con 4 en dobles cifras pero donde sí destacó su joven estrella Morant (29 puntos) con la ayuda en la pintura de Valanciunas (17 puntos y 15 rebotes).

La victoria permite a los de Memphis, en un gris partido en el tiro (5 de 20 en triples, 19 de 65 si sumamos a los visitantes) para recuperar el balance en positivo y perseguir a Denver y Golden State en los puestos de play-off de la conferencia Oeste.

Minnesota Timberwolves 81 – 86 Toronto Raptors

Si bien el partido en Memphis fue malo en el acierto exterior, el desacierto en Minnesota fue general, con ambos equipos rozando el 30 % en lanzamientos y donde los Timberwolves no aprovechan las derrotas de Pistons y Cavs y continúan colistas de la NBA.

Venían los Raptors en dinámica positiva, tras haber vencido en los 2 últimos partidos en Milwaukee y habiendo desplegado un buen juego combinativo y de ataque (117 puntos de media). Nada de eso apareció en Minnesota, solo repartiendo 16 asistencias en todo el encuentro, con un tremendo apagón de 32 puntos en 26 minutos. Y aún así ganaron.

Y es que los Timberwolves no son capaces de aprovechar ni un nefasto día de su rival, y solo Towns (19 puntos y 13 rebotes) se salva de la quema, ya que Beasley empieza a bajar su buen ritmo, contagiado por la pobre trayectoria del equipo.

Salieron ya a pista desconectados, y Toronto ya mandaba por 13 tras el primer período (15-28). Pero puede que la relajación les jugara una mala pasada y en un horrible segundo y tercer cuarto en la ofensiva permitieron que Minnesota diera la vuelta al resultado.

Pero ahí Siakam y Van Vleet se unieron al espectacular partido de Powell (31 puntos y 6 rebotes), para batir a los de Minnesota, a los que en este momento de la temporada no hace falta mucho más que 3 jugadores para derribar sus resistencias, que vieron como finalmente caían con un triple de Davis en el último minuto.

Con esta victoria los de Toronto consiguen por primera vez en la temporada volver a una balance del 50 % (15-15), y tras un pésimo inicio, con 8 victorias en los últimos 11 encuentros se afianzan en las posiciones de postemporada de la conferencia Este.

Boston Celtics 121 – 109 Atlanta Hawks

En la lucha en las posiciones nobles de la conferencia Este, se encuentran también estos Celtics, que se toman la revancha del último partido, donde fueron derrotados por los Hawks y se aprovechan de que los visitantes, tras el 3-0 para iniciar la temporada solo en una ocasión han sido capaces de ganar 2 partidos seguidos.

Los de Boston, impulsados por la vuelta a las canchas de Kemba Walker (temporada de idas y venidas la suya), que salió enchufado sabiendo de su necesidad a la pista, y en el primer cuarto ya mandaba con claridad (33-22). Diferencias que se fueron incluso aumentando en el segundo período y al descanso el partido estaba resuelto (66-41), con el base mandando (19 puntos para 28 finales).

Tras la vuelta de vestuarios Young (31 puntos y 11 asistencias) controló mejor el balón, pero solo sirvió para maquillar el resultado en los últimos compases del partido.

El base tuvo la colaboración de nuevo interior de Clint Capela (24 puntos y 15 rebotes) pero notó el bajo rendimiento de Collins y Gallinari, que sigue en una nefasta temporada, después de firmar un buen contrato, que influye negativamente en que los de Atlanta no consigan afianzarse en los puestos que dan acceso a la postemporada.

Victoria balsámica para Boston, de nuevo destacando Tatum (25 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias) pero esta vez sí acompañado por 5 compañeros más por encima de los 12 tantos, que le permite ascender de nuevo al 4º puesto que le daría el factor cancha en la primera ronda de playoff.

New Orleans Pelicans 114 – 132 Phoenix Suns

Continúan los problemas para los Pelicans, con solo 1 victoria en los últimos 6 partidos, y que ve como los playoff se alejan cada vez más. Entretanto los Suns se afianzan en los puestos de cómodo acceso a la postemporada (son 5º en la conferencia Oeste) con solo 1 derrota en los últimos 8 encuentros.

Sigue Van Gundy sin dar con la tecla para lo que fue contratado, la defensa, a lo que se une la baja de su mejor jugador atrás, Steven Adams. En estos últimos 6 partidos los de Nueva Orleans reciben casi 128 puntos de media, solo habiendo ganado el partido que anotaron 144, ritmo ofensivo que por supuesto les es muy difícil sostener.

Y eso que se las prometían felices los de Luisiana, puesto que aunque permitían lanzar con facilidad a los visitantes (22 de 39 en triples los Suns, igualando récord de la franquicia), su alto ritmo anotador les sirvió para ir ampliando diferencias y con un triple de Ball (su punto 21) llegar al último período con +11 en el marcador (102-91).

Pero ahí los Suns siguieron moviendo el balón de maravilla (38 asistencias), y a las estrellas Pelicans se les apagó la luz. Ball ya no anotó más (repartiendo solo 1 asistencia de las 12 totales), Ingram (25 puntos), tampoco, y Zion (23) se quedó en 2 puntos de 4 tiros libres intentados, para un marcador del cuarto aplastante (12-41).

Nueva demostración de seriedad de Phoenix, 6 jugadores con más de 13 puntos, destacando sus jóvenes Ayton (16 puntos y 16 rebotes), y Booker (23 tantos), pero el que parece ha dado lo que les faltaba, es el veterano Paul (15 puntos y 19 asistencias), para alcanzar unos playoff que se le resisten desde 2010.

Milwaukee Bucks 98 – 85 Oklahoma City Thunder

Llegaba al partido Milwaukee con la urgencia de verse inmerso en la peor racha de la franquicia de las últimas 3 temporadas, 5 derrotas consecutivas, una de ellas incluida ante su rival de esta jornada, los Oklahoma City Thunder.

Sin embargo, los registros de los visitantes ya empiezan a asemejarse a los esperados antes de comenzar la temporada, y solo han podido vencer en 1 de los últimos 7 partidos, el mencionado ante Milwauke Bucks, que esta noche sí sacó provecho de los problemas ofensivos de Oklahoma.

No obstante, no fue un partido de todos modos sencillo para los Bucks, que cuando no consigue transitar rápido le cuesta mucho en el juego estático y en el primer cuarto iba por debajo en el marcador (16-20).

Sin embargo, los locales consiguieron dominar el rebote (acabaron capturando 15 más que su rival) para correr al contraataque y en los 2 siguientes cuartos le habían dado la vuelta al marcador y vencían por 16 (78-62), ante unos Thunder que no encontraban soluciones en ataque y que no fueron quienes de inquietar a los Bucks, tampoco en el período final.

Por los Thunder, 5 jugadores se fueron a las dobles cifras, pero nadie, ni siquiera Gilgeous Alexander, parece dar el paso adelante para evitar una temporada de transición de los suyos, cada vez más sumidos en la zona baja de la conferencia Oeste. Entretanto que Giannis Antetokounmpo, que se quedó a 2 asistencias de sumar un nuevo triple doble (29 puntos y 19 rebotes) logra una victoria necesaria para que sus Bucks no pierdan de vista la zona alta de la conferencia Este.

Los Angeles Clippers 116 – 112 Utah Jazz

Se cerraba la jornada NBA con uno de los platos fuertes que ofrece la competición. El mejor balance, Utah Jazz, que llegaba con 20 triunfos de los últimos 21, visitaba al 3º, Los Angeles Clippers, en una reedición del duelo que se había vivido 2 noches atrás.

Puede que aquel partido resultara un tanto descafeinado, con las bajas de las estrellas de los californianos, George y Leonard. Pero su regreso, junto con el de Conley en los Jazz, nos dejó una increíble batalla, que podría repetirse perfectamente en las rondas finales de la postemporada.

Salieron con ganas de impresionar los Clippers, y comandados por sus 2 estrellas y Lou Williams (23 puntos entre los 3 en el primer cuarto) mandaban al término del primer período (31-23). La irrupción de Morris y Beverley (ambos 17 puntos al final) en el segundo amplió las rentas para los locales que llegaron a mandar por 14 (47-33).

Pero Utah sigue demostrando es uno de los equipos a batir, y fue limando diferencias hasta mandar mediado el tercer cuarto (69-71). A partir de aquí se vivió un vibrante duelo anotador donde los Clippers mandaban a falta de 5 minutos (94-92).

Ahí un parcial de 13-2 para los locales puso un margen insalvable para unos Jazz que aún así llegaron a colocarse a 2 con un triple de Mitchell (35 puntos), pero Leonard (29 puntos) no falló desde el tiro libre y la W se quedo en Los Angeles.

Los Jazz volvieron a tener 4 jugadores por encima de los 16 puntos, pero no movió el balón como otros partidos (solo 13 asistencias), y ve cortada su racha de 9 victorias. Así, los Clippers se acercan a Utah, que ve como se aprieta la clasificación, eso sí, desde lo más alto de la tabla.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.