Espectáculo ofensivo en el Barclays Center | Jornada NBA

Noche marcada por un show ofensivo en la cancha de los Nets, por el cumpleaños de LeBron y por el debut de Becky Hammon cómo entrenadora. Que se convierte en la primera mujer en entrenar en la NBA.

BROOKLYN NETS 145 – 141 ATLANTA HAWKS

Tremendo el partido ofensivo que nos han regalado los dos equipos esta noche. Atlanta llegaba a la cita con la condición de invicto. Pero enfrente tenía a unos Nets, que venían de perder contra Memphis, pero que esta vez sí iban a jugar Kyrie Irving y Kevin Durant

Ya desde el primer minuto se veía por dónde iba el sentido del encuentro, mucho ataque y poca defensa. Aunque da gusto ver la cantidad de pólvora que tienen estos rosters en la parcela atacante. El primer cuarto se lo llevó Atlanta 41-38, dónde destacaron el dúo John Collins, con 12 pts y Trae Young, con 8 pts. En Brooklyn, Irving empezaba el partido con 1/7 en tiros de campo. Durant y Joe Harris sostenían al equipo.

En el segundo cuarto, los dos equipos bajaron el nivel ofensivo por igual. Guardándose así, todos los puntos para una segunda parte tremenda. El partido de Irving en la primera mitad estaba siendo realmente malo,  el 1/10 en tiros de campo reflejaba lo incómodo que se sentía en la pista.

Y llegó la segunda parte, por lo que volvió el nivel ofensivo del primer cuarto. En líneas generales, el tercer cuarto estuvo igual de apretado que los otros dos anteriores. Todo se iba a decidir en el último.

Un último cuarto en el que por fin despertó Irving y lo acompaño de manera brutal Kevin Durant. Entre los dos combinaron 33 puntos en el periodo definitivo. Por supuesto, Young y Collins –30 pts en total cada uno– les seguían el ritmo y todo eso nos hizo ver un espectáculo tremendo. Aunque, finalmente el partido cayó en el lado de los Nets, 145-141. Sin duda, la experiencia siempre será un grado y los de Brooklyn cuentan con más veteranía, pese a ser un equipo con muchas incorporaciones nuevas.

Estos Hawks pintan muy bien, suman la primera derrota pero nos dejan unas sensaciones que hacen pensar que estamos viendo a la futura potencia del Este, y no tan a largo plazo.

SAN ANTONIO SPURS 107 – 121 LOS ANGELES LAKERS

El día en que LeBron James cumplía 36 años, los Lakers no dieron opciones a su rival en la mayor parte del partido. Un LeBron al que siempre le gusta jugar el día de su cumpleaños, y ayer no fue menos. Acabó el partido con 26 pts, alcanzando los 1000 partidos anotando diez puntos o más. Y sobre todo con la sensación de que controlaba el encuentro en todo momento. Es decir, cómo en la gran mayoría de partidos. 

Pero el partido empezaba con unos Spurs muy acertados. Abusando en todas las jugadas, y con buenos resultados, del bloqueo y continuación. Una situación en la que Jakob Poeltl sacó mucho provecho, hasta que se cargó de faltas. Los de Tejas, sin duda, presentaron guerra los primeros cinco minutos de partido, hasta que los angelinos sacaron una renta de diez puntos y ya nadie los movió de allí.

Y sobre esa renta se movió el resultado del resto del partido, cuando San Antonio intentaba acercarse al marcador poniéndose a siete o cinco puntos, los Lakers rápidamente volvían a la ventaja de diez. El clásico partido que recuerda a la batalla entre David y Goliat, entendiendo a Goliat cómo los Lakers.

De todas formas, los de Popovich –expulsado durante el partido por protestar y que hizo debutar a Becky Hammon cómo entrenadora– se pueden ir satisfechos del partido. Es evidente la mejoría de Dejounte Murray esta temporada, que acabó con 29 pts, 7 ast y 7 reb. Y está dispuesto a asumir los galones de un equipo que intenta rejuvenecer, con jugadores como Lonnie Walker IV y el propio Murray

En los Lakers hay que destacar el gran partido de Wesley Matthews, que demostró una gran efectividad en el tiro de tres, con un 6/6 y llegando hasta los 18 pts. Las nuevas incorporaciones están dando buenos resultados a Frank Vogel.

Los Spurs con esta derrota se ponen con un récord de 2-2 y séptimos en la clasificación. Y Los Ángeles se pone con récord positivo, 3-2. Avanzando hasta el quinto puesto, a una victoria de los líderes, Los Angeles Clippers.

BOSTON CELTICS 126 – 107 MEMPHIS GRIZZLIES

Jaylen Brown fue la noticia del partido. Un encuentro sin mucha historia, en el que Boston se fue del marcador desde el primer cuarto, 31-19. Y se encontraron a unos Memphis muy tocados por las bajas en su plantilla, Ja Morant y Jaren Jackson Jr. no jugaron el encuentro.

Pero en este partido se tiene que hablar del protagonista. Brown hizo su mejor partido de la temporada, sumando 42 pts en tres cuartos. El segundo cuarto y el tercero fueron especialmente buenos y acabó por destrozar a unos Grizzlies que ya venían con pocas expectativas. Y que suman su tercera derrota en la temporada, hecho que preocupa bastante en la franquicia, ya que los puestos de Play-Off siempre son muy caros. Más en esta temporada regular más corta de lo habitual.

Para los de Massachussets es la segunda victoria consecutiva y empiezan a funcionar otra vez, pese a la baja de Kemba Walker. Su récord actual es de 3-2 y son séptimos en la conferencia este.

MIAMI HEAT 119 – 108 MILWAUKEE BUCKS

La revancha de Miami respecto al partido de hace un día. La NBA es así de extraña, ayer vimos a los Bucks destrozando a los Heat y hoy vemos cómo los de Florida se toman la venganza, ganando a los mismos Bucks.

En la primera parte vimos dos encuentro, un primer cuarto dominado por los Heat, y un segundo cuarto dominado por Milwaukee. Dónde el banquillo de los Bucks marcó la diferencia para que se fueran por delante en el marcador en el descanso, con el resultado de 51-56.

Con este resultado, empezaba la segunda parte con el equipo de Giannis Antetokoumpo muy enchufado, yéndose a una ventaja de hasta 14 puntos. El griego destacó especialmente en este periodo con 14 pts. Pero a falta de tres minutos para finalizar el mismo cuarto, Miami empezó su remontada.

Esta remontada se culminó gracias a un parcial de 40-15, en el que los actores principales fueron los de siempre. Tyler Herro, Bam Adebayo y Goran Dragic, a falta de Jimmy Butler, fueron ellos quienes tiraron del carro para sacar el partido hacia adelante. 69 puntos combinados entre los tres fue suficiente contra el triple doble que marcó Antetokounmpo.

Es evidente que la falta de una pretemporada en condiciones hace que veamos a los equipos contenders más irregulares de lo habitual. Aunque un partido de estas características es mucho más realista de cara a los Play-off, que el partido de la noche anterior

DALLAS MAVERICKS 99 – 118 CHARLOTTE HORNETS 

La sorpresa de la noche. En un partido extraño, los Mavs venían muy crecidos debido a la paliza histórica que propinaron a los Clippers el domingo. Pero cuando a la siguiente jornada te gana uno de los equipos flojos de la liga, demuestra que en la NBA no te puedes relajar ni los más mínimo.

Este fue un encuentro marcado por un parcial en el tercer cuarto de 30-12 para los Hornets que acabó con las opciones de Dallas. Hay que destacar el papel Terry Rozier en este mismo cuarto, acabando con 10 pts. Y en el completo del partido, destaca Miles Bridges con 20 pts y 16 rebs y LaMelo Ball con 22 pts.

LOS ANGELES CLIPPERS 128 – 105 PORTLAND TRAIL BLAZERS

Último partido de la noche, también sin mucho que analizar. Unos Blazers que venían de ganar en el Staples a los Lakers con un gran Damian Lillard, esta vez no dieron la talla otra vez en el mismo campo, pero contra el otro equipo angelino.

En el encuentro en que Kawhi Leonard volvía a jugar, los Clippers sacaron ventaja prácticamente desde el minuto uno. Nicolas Batum empezó el partido muy inspirado y posteriormente, Leonard y George tomaron el relevo para acabar combinando 51 puntos entre ambos.

Para Portland, estuvo a la altura solamente CJ McCollum, con 25 pts. Y no se vió acompañado por sus compañeros. Sobre todo por un Lillard que firmó un 3/14 en tiros de campo. Probablemente acusando el cansancio del partido anterior y demostrando que los jugadores aún han de coger el ritmo de la temporada.

Los Clippers vuelven a ganar un partido abultadamente y se ponen en la cima de conferencia oeste, con cuatro victorias y una derrota.