Exhibiciones en ataque de Bucks y Suns | Jornada NBA

Giannis Antetokunmpo protagonizó la actuación estelar de la jornada, con 47 puntos para derrotar a unos Blazers que venían en racha. Por su parte los Suns siguen en un tremendo ritmo de victorias liderados por Devin Booker. En una jornada donde Toronto aplastó a los Warriors, en medio de una pelea por la postemporada candente en ambas conferencias.


También te puede interesar:

El Baskonia, único ACB en ganar | J32 Euroliga


Portland Trail Blazers 109 – 127 Milwaukee Bucks

Espectacular partido del griego, actual 2 veces MVP, Giannis Antetokounmpo, para someter de principio a fin a unos Blazers, que se encontraban en un buen momento, con 4 triunfos seguidos, pero que nada pudieron hacer ante un jugador que no falló ni un solo lanzamiento de 2 (18 de 18).

Y es que Giannis, fue un auténtico vendaval en Oregón para terminar con 47 puntos, 12 rebotes, 3 tapones, para el que los locales no encontraron respuesta.

En 5 minutos, Antetokounmpo ya había anotado 11 puntos y los Bucks se escapaban (10-21), diferencia que mantendrían todo el primer cuarto (21-34).

El partido se ha puesto cuesta arriba para Portland de inicio, y los Bucks lo han gestionado bien, con diferencias cercanas a los 10, que un triple de McCollum (18 puntos, 7 asistencias), bajaba al descanso (53-60).

Sin embargo, en el tercer cuarto, otros 14 puntos de Giannis, liderando el ataque, y también la defensa de los suyos han terminado por decidir un partido al que le ha sobrado el último período (73-97), que solo ha servido a los locales para maquillar algo el resultado al final.

De nada ha servido para Portland el gran partido de su estrella Lillard (32 puntos), ni los 21 triples, 6 de Covington (18 puntos). Con la derrota Portland pierde algo de fuelle, se queda a 1 partido de los Nuggets y 1,5 de Lakers en la llucha por tener el factor cancha a su favor en la primera ronda de playoff del Oeste.

Buena colaboración tuvo Giannis en Milwaukee, Holiday (22 puntos, 10 asistencias), y Middleton (20 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias, 3 robos). Se resisten los Bucks a arrojar la toalla, frente a Nets y Sixers, por liderar la conferencia Este.

Phoenix Suns 140 – 103 Oklahoma City Thunder

Aunque si hablamos de vendavales ofensivos esta noche, sin desprestigiar tampoco a los Raptors, ese sería sin duda los Phoenix Suns, comandados por Devin Booker, que se fue hasta los 32 puntos (después de anotar 45 el partido anterior).

Y es que el partido no duró ni un cuarto, y del 5-5 inicial se pasó rápidamente al 24-5, para terminar el primer período 30 arriba los locales (43-13).

Tranquilamente relajados en defensa, permitiendo 37 puntos a los Thunder, los de Arizona se han dedicado simplemente a anotar con facilidad llegando con 73 puntos a la mitad del partido (73-50).

La tónica se ha mantenido durante toda la segunda parte, con el partido sentenciado. Los Thunder no han encontrado dificultades para anotar, pero tampoco han sido capaces de frenar en absoluto la ofensiva de Phoenix.

Gran cambio de los Suns esta temporada. Con Monty Williams en el banquillo (entrenador del mes en el Oeste), es Paul quien sigue poniendo el cerebro a su ataque (17 puntos, 12 asistencias, 3 robos), en un engranaje donde todos aportan, y que les mantiene destacados en una 2ª posición del Oeste, con solo peor balance que Utah Jazz en toda la NBA.

Por su parte en Oklahoma, siguen utilizando este año para ir planificando el futuro, dando minutos a sus jóvenes jugadores, que confían en convertir en futuras estrellas. Dos rookies, y los dos llegados de Europa, destacaron esta jornada.

El francés Theo Maledon realizó su mejor partido en la NBA (33 puntos), acompañado del serbio Pokusevski (20 puntos). Futuro internacional, si añadimos al canadiense Shai, que hoy no jugó, en los Thunder.

Toronto Raptors 130 – 77 Golden State Raptors

Se medían en Tampa, actual casa de Toronto Raptors, los dos equipos que protagonizaron las finales de 2019. Mucho ha cambiado la historia desde entonces y las plantillas de ambos son bien diferentes.

Además, los 2 equipos llegaban en un momento complicado, Toronto con 13 derrotas en los últimos 14 partidos y los Warriors, sin Curry, y con solo 1 triunfo, en el que sí pudieron contar con su principal estrella, en los últimos 6 encuentros.

El hecho de rememorar aquellas finales, y su único título, parece haber espoleado a los canadienses pues han aplastado a los californianos, consiguiendo el triunfo más abultado de su historia, llegando incluso a mandar por 61 puntos de diferencia (121-60).

Golden State solo ha aguantado el primer período (27-26), pues tanto en el 2º (62-42), como sobre todo en el 3º (108-56), los Raptors han sido una apisonadora absoluta.

Gran partido de Siakam (36 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias), y también de un bien asentado en su nuevo equipo Gary Tren Jr. (24 puntos, 6 de 9 en triples), contra unos Warriors, que tampoco pudieron contar con Draymond Green, y donde Wiggins fue el mejor con solo 15 puntos.

Importante triunfo de Toronto, para no quedar lejos de puestos de play-in de la conferencia Este (11º, 19-30), mientras que Warriors justamente cierran los puestos de la postemporada en la conferencia Oeste (10º, 23-26).

Boston Celtics 118 – 102 Houston Rockets

Necesitaban un triunfo en Boston, tras enlazar dos derrotas, y lo lograron en la visita de los Houston Rockets, uno de los peores equipos del momento en toda la NBA.

Los Celtics, sabedores de la importancia del choque, salieron enchufados, y en 5 minutos mandaban con claridad (18-10). No obstante, los Rockets reaccionaron para igualar el partido (22-22), antes de que un nuevo arreón local les diera ventaja al final del primer cuarto (33-25).

En el segundo período, ambos sacaron a relucir sus problemas en ataque, y solo cuando Houston se colocó por delante (43-44), los de Massachusetts reaccionaron para con un parcial 9-0 mandar al descanso (52-44).

Surgió efecto la charla de Stevens en los vestuarios, pues el equipo salió compartiendo mejor el balón en la segunda mitad (terminaron con 35 asistencias), y se escaparon en el marcador (77-59). Renta demasiado complicada de solventar para unos Rockets que solo pudieron minimizar la diferencia que llegó a superar la veintena (113-89).

Buen partido de Wood (19 puntos, 10 rebotes), una de las pocas buenas noticias en Houston, que ya acarician el peor puesto de toda la NBA, solo superados para mal por los Timberwolves.

Por parte de Boston, hasta 4 jugadores superaron la veintena de puntos, resaltando el mejor partido de Fournier con los Celtics (23 puntos, 7 de 11 en triples), el buen partido de los ‘Jay Brothers’, Brown (22 puntos, 11 rebotes) y Tatum (26 puntos, 9 capturas), así como el mejor partido de Robert Williams como titular, coqueteando con el triple doble (20 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias).

Segurián 8º del Este los Celtics, intentando volver al balance del 50 % (24-25), no lejos de los puestos donde evitarían disputar el play-in.

New York Knicks 86 – 99 Dallas Mavericks

Bastante mejor le van las cosas a uno de los vecinos texanos de Houston, los Dallas Mavericks, fundamentados sobre todo en el hecho de que mientras los Rockets han perdido a Harden, los Mavs mantienen a su estrella Luka Doncic.

Se vivió un igualado partido en Nueva York, que desniveló el esloveno en el último cuarto, anotando la mitad de sus puntos (13 de los 26 con los que acabaría, 8 rebotes, 7 asistencias).

En un primer cuarto donde los Mavs intentaron marcharse (12-18), fueron los Knicks quienes lo terminaron por delante (25-22).

Apretaron en defensa los Knicks, sello de Thibodeau, y en 5 minutos habían tomado diferencias (44-31). Aunque, un parcial 2-18, culminado con triple de Doncic ponía a los visitantes por delante al descanso (46-49).

No se rompió la equidad tampoco en el tercer cuarto, aunque los de Dallas lo intentaron, y el partido llegó con todo por decidirse al ultimo período (69-72).

Ahí, además de la versión estelar de Doncic, aparecieron los problemas ofensivos de los neoyorkinos, sobre todo por la mala noche en ataque de su estrella Randle (14 puntos, pero 5 de 20 en tiros, 8 rebotes, 11 asistencias), para que el triunfo volara rumbo a Dallas.

Destacó por Nueva York, la versión ‘microondas’ de Burks (20 puntos), en unos Knicks que se quedan igualados en el 7º puesto con los Celtics en el Este, encadenando 3 derrotas seguidas.

Son 3 también, pero en este caso victorias los que enlaza Dallas. El base europeo no estuvo solo en la anotación y 4 jugadores superaron los 10 tantos, aunque Porzingis sigue sin encontrar ritmo (14 puntos, 6 de 17 en tiros, 8 rebotes). También son 7º los Mavs, en este caso en la conferencia Oeste (26-21), recortando distancias con Portland para evitar play-in.

Indiana Pacers 97 – 114 Charlotte Hornets

Parecen aún más decididos en Charlotte a evitar play-in. Los Hornets son una de las más gratas sorpresas de la temporada, sobre todo por su juego vistoso y alegre, que no pudieron contrarrestar los Indiana Pacers en su propia casa.

En un primer período igualado, con escasas diferencias, Charlotte se mantuvo por delante (24-28). Pero ya en el 2º cuarto empezaron a poner tierra de por medio con Indiana, llegando al descanso con su máxima renta hasta el momento (49-60).

Salieron de sus paso por vestuarios dispuestos a liquidar ya el encuentro (51-67). Pero ahí los Hornets notaron la lesión de Hayward, que estaba cuajando un gran partido hasta el descanso (13 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), que se unía a las ausencias de Monk y Ball, y los de Indianápolis se aferraron al partido (76-84).

No obstante, pese al mal partido en el lanzamiento de su ‘backcourt’ titular, Rozier y Graham (9 de 38 en tiros, 2 de 17 en triples), con hasta 7 jugadores superando la docena de tantos, destacando la labor de Bridges (23 puntos, 10 rebotes), los de Charlotte se llevaron el partido con comodidad en el último cuarto.

Así los Hornets, continúan siendo el primer equipo del apretado pelotón central de la conferencia Este, ocupando el 4º puesto en la clasificación (25-23).

Persisten los problemas en Indiana, bajón de rendimiento de Domantas Sabonis incluido, y donde solo Levert alcanzó los 15 puntos (16). El play-in parece que será la única forma de alcanzar unos play-off costumbre en Indiana en la última década.

Memphis Grizzlies 120 – 108 Minnesota Timberwolves

Se aprovechan los Grizzlies de la visita a Tennessee del colista de la NBA, los Minnesota Timberwolves, que pese a mostrar mejoría en las últimas semanas, sigue mostrando lagunas preocupantes que deberá subsanar de cara a futuras temporadas.

Empezaron bien en Memphis, y los Timberwolves no encontraban la respuesta a su ataque (17-10). Sin embargo, los de Minnesota comenzaron a encontrar también facilidades en el camino al aro, igualando el partido en el primer cuarto (30-28).

Más de lo mismo en el segundo, con ausencia de defensa, ambos equipos anotando con facilidad, y aunque los Grizzlies intentaron escaparse (52-39), se mantuvo la renta del primer período al descanso (68-66).

Tras el entretiempo Minnesota incluso se llegó a poner por delante en el marcador (80-81), justo en el momento en que llegó la desconexión definitiva, y lo que habían sido pequeñas lagunas se convirtió en un parcial 35-9, entre el final del tercer cuarto e inicio del último para enterrar cualquier intento de respuesta por parte de los Wolves (115-90).

Gran partido de nuevo de Towns (30 puntos, 16 rebotes), encontrando su nivel de estrella, acompañado por Edwards (22 puntos, 6 asistencias), cada vez más claro favorito al premio de rookie del año. Buenas noticias de futuro para Minnesota.

En Memphis, como casi siempre, labor colectiva por encima de individualidades, 8 jugadores por encima de los 11 puntos (hasta 56 puntos de banquillo), sobresaliendo por los titulares el lituano Valanciunas (19 puntos, 11 rebotes).

Vuelta al balance del 50% (23-23) por parte de los Grizzlies, que alejan un poco más a Warriors, Kings y Pelicans, en su pelea por play-in de la conferencia Oeste.

New Orleans Pelicans 103 – 126 Atlanta Hawks

Partido plagado de ausencias en Luisiana, donde prácticamente faltaron todos los titulares habituales de ambos equipos tanto en Atlanta (Young, Collins, Reddish, Hunter o Gallinari), como en los Pelicans (Ingram, Adams, Williamson o Hart).

Pese a las bajas y al cansancio de las 2 prórrogas disputadas en San Antonio el día anterior, los Hawks han sido muy superiores y se han llevado el triunfo.

Y eso que los Pelicans, que precisan de triunfos para no descolgarse, iniciaron el partido mandando (17-10), diferencias que mantuvieron durante todo el primer cuarto (34-28).

No tardó Atltanta en equilibrar la balanza, y con solo 2 minutos transcurridos de segundo cuarto empataba el partido (36-36). Igualdad que se mantendría hasta el paso por vestuarios (54-55).

Todo cambió tras el descanso, donde los Hawks siguieron anotando con mucha facilidad y los Pelicans, faltos de sus estrellas tuvieron muchos problemas.

Así, la diferencia ya había aumentado en el tercer cuarto (79-94), y se ampliaría aún más hasta el bocinazo final.

Bogdanovic asumió el liderazgo por las ausencias (26 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias), bien secundado por Capela (14 puntos, 10 rebotes), y Huerter (24 puntos), como titulares, y Lou Williams desde el banquillo (19).

Se prolonga el buen momento de los Hawks desde la llegada de McMillan (11-4), entrenador del mes en la conferencia Este, con un balance de nuevo positivo de victorias-derrotas (25-24).

Mientras tanto, en Nueva Orleans, tuvieron el mejor partido del rookie Kira Lewis en la NBA como única buena noticia (21 puntos). La derrota no permite recortar distancias a los Pelicans con el play-in, pese al mal momento de los Warriors.

Utah Jazz 113 – 106 Chicago Bulls

Cruce de tendencias en Salt Lake City. Los Jazz son de nuevo, la mejor racha de victorias en toda la NBA (8), y los Bulls, con la de esta jornada, acumula el mayor número de derrotas seguidas (6).

Así pues, no debe sorprender a nadie el resultado final, aunque los Bulls, intentando aún encajar a Vucevic (no ganan desde la llegada del All-Star montenegrino), trataron de plantear batalla.

De este modo, aunque los Jazz querían imponer su ritmo en el primer cuarto, los de Chicago respondían y mantenían el equilibrio en el partido (26-25).

Pero estos Jazz, no frenan en ataque, y los Bulls no fueron capaces de mantener el ritmo anotador. Así, un parcial 16-2 para cerrar la primera mitad servía a los locales para empezar a escaparse en el marcador (58-49).

Trataron de aguantar los de Illinois tras el descanso, pero de nuevo un apretón al finalizar el tercer cuarto permitía a Utah aumentar su renta (88-73). Demasiado para Chicago, que se llegaron a colocar a solo 3 puntos (109-106), pero ya sin tiempo de culminar la remontada.

Buena labor de los titulares de los Bulls, destacando el gran partido de Young (25 puntos, 7 rebotes), con LaVine (23 puntos), recuperando el tono, y Vucevic (16 puntos, 8 rebotes), algo desacertado de cara a canasta.

Aún así, faltan cosas en Chicago, que parecía haber pegado el ‘pelotazo’ en el mercado y ve como Toronto le recorta de cara a disputar la postemporada.

Volvió Mitchell (26 puntos), para acompañar a Gobert (19 puntos, 13 rebotes), Bogdanovic (18 puntos, 8 rebotes) o Clarkson (19 puntos), y liderar el ataque total de unos Jazz que suman 21 victorias seguidas en casa, récord personal. Otro hito, en esta temporada para enmarcar en Utah.

Sacramento Kings 94 – 115 Los Angeles Lakers

Sólida victoria de los vigentes campeones, Los Angeles Lakers, en el derbi californiano, encuentro que cerraba la jornada NBA.

Los Lakers, que siguen sin contar con Davis y James, bajas a las que se sumó el reciente fichaje Drummond, fundamentó su triunfo en el tiro exterior, con más de un 50 % en triples, pero sobre todo en la defensa a la estrella local, De’Aaron Fox (12 puntos, 5 de 20 en tiros).

Salieron sin concesiones los visitantes, que en poco más de medio cuarto ya habían demostrado sus pretensiones (11-24). Aguantaron los Kings la primera embestida y se fueron solo 2 abajo al primer descanso entre cuartos (27-29).

El segundo apretón angelino ya se hizo duro para los Kings (44-60), que aún fueron capaces de reducir algo antes de llegar el descanso (53-65).

Pero los Lakers mostraron su versión más seria, sin dejar bajar a Sacramento en ningún momento de la diferencia de los 10 puntos, mandando al término del tercer cuarto por 15 (76-91), y ampliando el margen por encima de los 20 al final.

Con Fox maniatado, Barnes fue el mejor de los Kings (26 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias), pero Sacramento se mantiene fuera de las posiciones de la postemporada.

Coge un poco de aire los Lakers, gracias a esta victoria y la derrota de Portland. Hasta 5 jugadores aportaron más de 13 puntos y donde sobresalió el mejor partido de la temporada de Kyle Kuzma (30), a la espera de recuperar a sus estrellas y afrontar los duros play-off de la conferencia Oeste de la NBA.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.