La vuelta del público a la Euroliga

imagen Oaka

En la presente edición de la Euroliga ya podemos disfrutar de casi todos los pabellones con el máximo de su aforo. Una gran noticia, no cabe duda. Es un lujo poder ver feudos como el Oaka, con aforo para alrededor de veinte mil personas, o el Zalgiris Arena, donde caben más de quince mil, para una de las aficiones más “feroces” de toda la euroliga. En España no nos quedamos cortos, con la Resistencia del Palau, o el Buesa o el Palacio de los deportes de Madrid, con capacidad para acoger a casi quince mil espectadores. Durante la pandemia, por razones obvias, eso no pudo ser. Los pabellones estaban, en sus inicios, vacíos. A parte de tener grandes consecuencias en las arcas de los clubs (menos ingreso) también tuvo sus consecuencias a nivel deportivo, tema que vamos a tratar hoy.


También te puede interesar:

Baskonia no levanta cabeza | J2 Euroliga


Para situarnos, vamos a considerar tres espacios:

  • Antes de la pandemia, con público siempre
  • Dentro de la pandemia, sin público. Temporada 2020-21
  • Temporada actual, con público y después de la pandemia.

Evidentemente el primer tramo no lo vamos a analizar, pues todo el mundo lo conoce porque era lo habitual, pero nos sirve para marcar el punto de partida. Nos centraremos en los puntos 2 y 3. Cogiendo el guante de un artículo que publicó Euroliga, a mediados de febrero de este año, podemos observar que durante la pandemia las victorias de los equipos visitantes subieron exponencialmente, un 9.24% más que la temporada 2019-2020. En la imagen de debajo, los números son claros: 54.09% de victorias locales contra un 45.91% de victorias visitantes, casi a la par.

EUROLIGA

En la temporada actual de Euroliga, y sin tener quizá una muestra demasiado grande, en términos empíricos, para comparar con la anterior, sí que se han visto varios partidos que sin público creemos que no se hubieran ganado y/o remontado. Los números actuales son:

  • Jornada 1: 8 victorias locales por 1 visitante
  • Jornada 2: 2 victorias locales por 7 visitantes
  • Jornada 3: 9 victorias locales por 0 visitantes

Esta temporada nos vamos al 70% aproximado de victorias locales. Una vez expuestos los números (muy a “grosso modo”) nos gustaría debatir lo siguiente. ¿Es realmente importante el público para el devengo del juego? ¿Habría remontado, en la segunda jornada, Panathinaikos a Fenerbache siete puntos en menos de un minuto sin público en el Oaka? Y Asvel, en la jornada 3, ¿habría levantado la diferencia de 19 puntos que tenía Anadolu a principios del tercer cuarto?

Mi opinión (hablo en mi nombre, no en nombre de Defensa en Zona) es que NO. Creo que ni Panathinaikos ni Asvel hubieran remontado esas diferencias sin el aliento de su público, aunque la respuesta de si el público es realmente importante, ahí tengo más dudas. Creo que, en ciertos momentos, partidos, puede ser diferencial, para ganar o perder. Aun así, a largo plazo, creo que no tiene demasiada influencia en como terminan los campeonatos. Me explico: creo que la “final four” habría sido la misma, y el ganador, Anadolu Efes, también. Por eso creo que pesa más la calidad del equipo y de la materia prima que posees que el ánimo del público, aunque desde aquí celebramos ver los pabellones llenos otra vez, ver remontadas como las que se han visto, no tiene precio.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.