Lenovo Tenerife 87 – 76 Hereda San Pablo Burgos | Copa del Rey 2021

Lenovo Tenerife

Partidazo de Lenovo Tenerife para certificar su paso a semifinales en el primer partido de esta Copa del Rey 2021. El gran acierto en el triple (13/26) especialmente en la primera parte (10/13) fue el artífice principal de la victoria aurinegra. Hereda San Pablo Burgos lo intentó hasta el final, aguantando como pudo el acierto rival, pero, la falta de piernas tras su viaje a Argentina, y el no poseer de otro base a parte de Cook, fueron factores diferenciales para cerrar con mal sabor de boca su primera aparición en la competición.

El MVP del partido fue para Bruno Fitipaldo, con 18 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias, además de un +29 con el en cancha. Destacable también la primera parte de Sasu Salin con 18 puntos y los buenos minutos de Sulejmanovic. En el lado de Burgos destacó Rivero con 12 puntos y 6 rebotes para 16 de valoración.

Quintetos titulares:

  • Lenovo Tenerife: Fitipaldo – Salin – Cavanaugh – Doornekamp – Shermadini
  • Hereda San Pablo Burgos: Cook – Benite – Salvó – Rivero – Kravic

Acierto descomunal en el triple de Tenerife

Comenzaron ambos equipos muy fuertes en defensa, haciendo que ninguno de los dos conjuntos consiguieran llevar a cabo un juego fluido. Los burgaleses anotaban mayoritariamente mediante acciones individuales, en cambio, los tinerfeños consiguieron mover mejor la bola, para encontrar a Sasu Salin (3 triples en el cuarto). Con dos abajo, Vidorreta paró el partido, y a partir de ese momento, hicieron un 13-2 de parcial para llevarse el primer cuarto por 25-17.

El segundo cuarto comenzó con un nuevo triple de Lenovo Tenerife, ampliando la distancia en el marcador. Tras esta canasta, los de Peñarroya reaccionaron con un 0-7 de parcial que les hizo acercarse a 4 en el marcador. Pero de poco serviría esto, ya que los aurinegros siguieron con el gran acierto exterior (10/13 en la primera parte) y con un parcial de 13-2, abrieron distancias de nuevo.

Lo único que lastraba a los tinerfeños eran las pérdidas (9 en la primera parte), por lo que San Pablo Burgos, con mucho esfuerzo, consiguió aguantar el tirón, manteniendo la distancia en unos 10 puntos. Algo que también frenaba el avance de Burgos, era la falta de un base en pista por momentos, ya que solo disponen de Omar Cook. Finalmente, el cuarto lo cerraría Jasiel Rivero en el último suspiro tras rebote ofensivo, dejando el marcador en un 51-42 al descanso.

Aguantó Tenerife en el tercer cuarto

Dejan Kravic abrió la lata en la segunda mitad, y con la bajada en el acierto en el tiro de Tenerife, los azulones se pusieron a 2 tras una técnica a Vidorreta (53-51). Doornekamp rompió el mal arranque tinerfeño, y sumándolo a una buena defensa, convirtieron un parcial de 16-0 para abrir una gran ventaja en el marcador. Fitipaldo guio a los suyos en este parcial, que fue cortado a falta de un minuto. McFadden cerró el tercer cuarto con un triple y un parcial de 2-8, llegando al último cuarto 71-59.

Para iniciar el último cuarto, ambos equipos jugaron al intercambio de canastas, algo que no beneficiaba en absoluto a los de Burgos. McFadden tuvo la oportunidad de poner a los suyos a 10, y creer en la remontada, pero hizo falta en ataque y los de las islas aprovecharon para irse al +15. Pese a las variantes de Peñarroya en defensa, y buscando ataques rápidos, las fuerzas ya iban disminuyendo, cediendo rebotes ofensivos que daban más vida si cabe a Tenerife. Con esto, consiguieron llevar el partido sin problema hasta el pitido final, con un 87-76 en el marcador.