Llull en “clutch mode” sentencia al Bilbao Basket | Copa del Rey 2020

Segundo partido de cuartos de final en el que se enfrentaban Real Madrid y Bilbao Basket, en la búsqueda del rival del Valencia Basket en la semifinal.


También te puede interesar:

Los taronjas sorprenden y son semifinalistas | Copa del Rey 2020


PARCIALES: 23-21; 50-47; 73-63; 93-83

QUINTETO REAL MADRID: Anthony Randolph, Facundo Campazzo, Gabriel Deck, Jaycee Carroll, Walter Tavares

QUINTETO BILBAO BASKET: Jonathan Rouselle, Rafa Martínez, Ondrej Balvin, Emir Sulejmanovic, Axel Bouteille

Ambos equipos comenzaban el encuentro con un gran acierto de cara a canasta. Los “Hombres de Negro” inauguraban el marcador con dos canastas sin respuesta del Madrid, y aprovechaban los puntos de segunda oportunidad gracias a Balvin.

El conjunto de Laso aprovechó la presencia de Tavares y de Randolph para hacer daño desde la pintura, anotando 14 puntos.

Se notaba la igualdad entre los dos equipos. A lo largo de todo el cuarto se pudieron observar momentos donde el marcador estaba empatado. Hasta seis cambios de liderazgo se produjeron en el primer cuarto.

El Madrid iniciaba el segundo cuarto muy errático en el tiro, arriesgando desde la línea de tres sin éxito.

Al igual que en el primer cuarto, hubo numerosos cambios de liderazgo, siendo esto muestra de la igualdad entre ambos equipos. El Madrid jugaba con cautela, mientras que el Bilbao Basket iba a por todas.

Un triple de Campazzo en los últimos compases de la primera mitad dejaban al Madrid conm una distancia de 6 puntos, pero en el último segundo el Bilbao Basket consiguió anotar otro triple para recortar la distancia a tan solo 3 puntos.

El Madrid conseguía separarse del conjunto de Alex Mumbrú tras el descanso. Los Hombres de Negro se desinflaron en comparación a los dos primeros cuartos. Esto lo aprovechó el Real Madrid que, gracias a Deck y a Campazzo, ampliaban la diferencia para terminar el cuarto con una ventaja de 10 puntos.

Durante el último cuarto el conjunto de Laso conseguía aumentar la ventaja gracias a un gran nivel de Sergio Llull, que conseguía anotar dos triples de forma consecutiva cuando más lo necesitaba el Real Madrid.