Los Miami Heat vencen en la prórroga y se llevan el primer partido de las Finales del Este

Los de Spoelstra ganaron gracias a un tapón a falta de escasos segundos de Adebayo sobre Tatum en un choque marcado por la defensa de ambos conjuntos.

MIAMI HEAT 117 – 114 BOSTON CELTICS

Los Miami Heat dan, una vez más, un golpe en la mesa y comienzan la Final de Conferencia Este como habían hecho en los últimos partidos de Playoffs: defender y ganar. El equipo de Florida se impuso a los Celtics por 114 a 117 con un ejercicio coral de todos sus jugadores, y en un encuentro delirante que decidió en la prórroga gracias a un tapón de Adebayo sobre Tatum a escasos segundo de terminar el partido. 

Un cuarto para cada equipo

Y es que eran unas Finales de Conferencia, pero ninguno de los dos equipos parecía mostrar un atisbo de reparo. Y es que los jugadores de ambas franquicias solo tenían una cosa entre ceja y ceja, el aro. Pero fue Boston quien empezó con aciertos, Marcus Smart y Jayson Tatum fueron una constante en ataque durante todo el primer cuarto con un gran acierto desde la línea de tres.

Unos ataque imposibles de parar para los Heat, que tampoco encontraban la tecla en ataque. Los de Florida parecían haber salido con la mano fría, incapaces de sortear una defensa verde que encadenó continuos cambios en las marcas e impidió que los tiradores tuvieran hueco para lanzar con comodidad.

Ante la incapacidad de los suyos para levantar el balón, Spoelstra dirigió toda la responsabilidad hacia Jimmy Butler, a quien dio luz verde para jugarse los balones. Esas acciones, unidas a la aparición de Adebayo dentro de la pintura, mantuvieron al equipo.

Con la entrada de la segunda línea el partido siguió en la misma tesitura hasta el final del cuarto. Con Boston Celtics causando mucho daño desde la línea de tres y con los Heat con serias dificultades para conseguir tiros fáciles y puntos que llevarse a la boca.

El segundo cuarto pareció seguir la misma línea argumental, con Tatum acertado desde la línea de tres y los Heat perdidos en ataque. Pero apareció un jugador que vive una segunda juventud con los Heat, Goran Dragic. El esloveno no estaba dispuesto a bajar los brazos y comenzó a sacar petróleo en cada jugada. Una actitud que contagió a los de Florida que comenzaron a defender, mientras que en ataque los tiradores veían el aro un poco más grande.

Y fue Butler quién, primero con un 2+1 y luego con un triple en ‘catch and shoot’, puso por primera vez por delante a los suyos en el partido. A partir de entonces el choque se tornó en un dominio de los Heat, con Crowder de dulce desde la línea de tres y con Dragic volviendo loca a la defensa verde.

A pesar de ello, no lograron irse en el electrónico los de Miami, que vieron como cada posibilidad de alejarse de sus rivales era rápidamente interrumpida por un par de buenas acciones de Boston. Una igualdad con la que se llegó al descanso con un 55 a iguales en el marcador.

La segunda parte, un reflejo de la primera

Tras el paso por vestuarios, Miami salió animado y dispuesto a demostrar porque ha llegado a estas finales. Fue en defensa donde demostró su mejor cara, una zona que volvió loco a los jugadores de Celtics, que no encontraban la forma de sortear esa defensa y obligó a Brad Stevens a pedir un tiempo muerto.

No se conoce lo que debió decir en ese tiempo muerto el entrenador de Boston, pero sus palabras tuvieron efecto, sobre todo en Marcus Smart, que se puso el mono de tirador. Un parcial de 9 a 0 y los Celtics ya volvían al partido.

A partir de ese momento el choque se convirtió en un toma y daca, con Miami y Boston aplicándose en ambos lados de la cancha. Algo que no duraría mucho, fue cuando Brad Stevens dio salida de nuevo a Tatum cuando el equipo dio dos pasos adelante en ataque, que con grandes acciones comenzaban a alejarse.

Pero fue en la defensa donde los de Boston cortocircuitaron a los de Florida, que comenzaron a perder balones y a tomar malas decisiones. Una situación propicia para que los Celtics ampliaron ventaja, y con un 13 a 2 de parcial se ponían doce arriba al final del cuarto.

En el último cuarto recordó mucho al segundo cuarto, con Boston dispuesto a matar el partido y con los Heat aún recuperándose. Era un momento para los hombres importantes de los de Spoelstra, y Jimmy Butler no se escondió. Y poco a poco, aplicándose en defensa y con un mejor acierto en el tiro los de Miami reducían la ventaja.

Heat apretó y Kemba Walker respondió con varias penetraciones en las que sacó petróleo. Un intercambio de puntos constante, un campo de cultivo donde floreció Tyler Herro. Con dos triples del Rookie acercó a los suyos a dos puntos, una remontada que culminó Butler con un triple desde la esquina con el defensor encima.

No estaba todo decidido, y es que una jugada absurda, una falta de Derrick Jones Jr., sobre Tatum sin el balón en juego que regalaba un punto fácil a los Clippers. El partido se iba a la prórroga.

Una prórroga de infarto

Se notaba lo que estaba en juego y en qué escenario se encontraba el choque. Durante la prórroga los dos equipos parecían ansiosos por meter canastas y alejarse del rival. Los Miami intentaban parar las penetraciones de Kemba Walker, que ha sido quien ha llevado la batuta del equipo durante los momentos decisivos de la temporada. Pero fue Jimmy Butler quien desafió a Tatum y con una penetración consiguió no solo anotar, sino que sacó la personal del alero. Dos arriba Heat.

Quedaban 10 segundos y el balón llegó a Tatum, dispuesto a resarcirse tras la jugada anterior, que penetró para realizar un mate para poner el empate, pero apareció Adebayo para colocar un tapón descomunal. El pívot además fue quien cerró con un tiro el primer choque de una serie que se prevé larga pero, sobre todo, divertida para el espectador.

FICHA TÉCNICA

Boston Celtics: Jaylen Brown (17), Marcus Smart (26), Jayson Tatum (30), Kemba Walker (19), Daniel Theis (4) -banquillo- Brad Wannamaker (11), Robert Williams III (2), Grant Williams (3) Semi Ojeleye (2).

Miami Heat: Jimmy Butler (20), Bam Adebayo (18), Jae Crowder (22), Goran Dragic (29), Duncan Robinson (6) -banquillo- Tyler Herro (12), Andre Iguodala (3), Kendrick Nunn (3), Kelly Olynyk (4), Derrick Jones Jr. (-)

Parciales: 18-26, 37-29 -descanso- 16-28, 35-23 -prologa- 11-8.

Árbitros: Marc Davis, Sean Wright, Kane Fitzgerald

Incidencias: Primer encuentro de las Finales de la Conferencia Este disputado en la cancha de The Field House en Orlando, Florida.