Los Raptors, a un partido del trono | Playoffs NBA

Segundo partido de estas finales en el Oracle Arena y segunda victoria de unos Raptors muy competitivos. La franquicia canadiense tiene tres oportunidades de cerrar la eliminatoria y dos de ellas serán en su cancha. De la mano de su estrella, Kawhi Leonard destrozaron a los Warriors, pusieron el 3-1 en el marcador y el lunes, jugarán el partido más importante de su historia ante su público en el ScotiaBank Arena.


También te puede interesar:

Lowry se reivindica en el Oracle Arena | Playoffs NBA


TORONTO RAPTORS 105-92 GOLDEN STATE WARRIORS (RAPTORS 3-1 WARRIORS)

A diferencia del partido anterior, el equipo local pudo contar con Klay Thompson y con Kevon Looney, pero todavía no pueden contar con Kevin Durant. A priori, el encuentro se igualaba, pero los Raptors lo impidieron a base de defensa y de acierto desde la línea de tiros libres.

El primer cuarto fue algo extraño. Ninguno de los dos equipos tenía fácil anotar, las defensas estaban funcionando bien. Los Warriors parecían reaccionar y dominaron a placer el primer parcial, pero la irrupción de Leonard, 14 puntos en el primer cuarto igualaron el partido. Los demás jugadores de Toronto no conseguían ver aro y Thompson y Curry castigaban desde el perímetro.

El segundo cuarto no fue mucho mejor que el primero, aunque esta vez si que los demás jugadores de los Raptors anotaban con mayor fluidez. El partido era muy físico, primaba lo defensivo sobre lo ofensivo y en ese terreno los locales se defendían como ‘gatos panza arriba’. El descanso llegó en un partido sin mucha historia, pocos puntos, mucha tensión y una aparición que no iba a dejar indiferente a nadie. Serge Ibaka empezaba a mostrar lo decisivo que sería en el partido.

En el tercer cuarto cambió totalmente el partido. Los canadienses salieron muy enchufados y pronto lograron ponerse por delante. Después de unas alternancias en el marcador, Toronto establecería una ventaja que sería irremontable para los campeones. La defensa de los locales dejó de existir y Kawhi Leonard se iba a aprovechar de ello, 17 puntos para él en el tercer cuarto, además de conseguir unos porcentajes brillantes. El equipo visitante estaba mucho más metido en el partido y Siakam e Ibaka serían de gran ayuda para el ‘cyborg’.

La ventaja se mantuvo en el último cuarto, pese a los intentos desesperados de Curry de remontar el partido, que esta vez, no firmó una gran actuación. La serie vuelve a viajar a Toronto y se puede quedar allí. Las bajas han lastrado mucho la serie para los campeones, pero la actitud de la defensa en algunas fases de la eliminatoria ha dejado mucho que desear. Si Kevin Durant no vuelve para el siguiente partido, podemos decir adiós a la NBA hasta octubre.

JUGADORES DESTACADOS

Kawhi Leonard fue, indudablemente, el mejor del partido. El alero de los Raptors anotó 36 puntos y cogió 12 rebotes, unas cifras a la altura de un MVP de las finales. El traspaso de este verano por el cuál Leonard acababa en Toronto es la mejor operación de la última década. Serge Ibaka, también, estuvo impresionante. El español firmó su mejor partido de las finales con 20 puntos y un 75% en TC, además de 2 tapones. Sus dos partidos en la Bahía han sido excelsos y vitales para las victorias de su equipo.

Klay Thompson fue el mejor de su equipo con 28 puntos y un 60% en triples. El escolta estaba con ganas después de haberse perdido el choque anterior, pero no pudo hacer más para que su equipo ganase. Stephen Curry no cuajó un mal partido, pero estuvo muy lejos de los 47 puntos en el tercer partido. El base anotó 27 puntos con un muy mal porcentaje desde el perímetro. Las dos estrellas de los Warriors estuvieron muy solas, nadie les acompañó en anotación.