Los Warriors dan el primer golpe | Playoffs NBA

Comenzaron las finales de conferencia en el Oeste entre Golden State Warriors y Portland Trail Blazers, aunque no lo pareciese por la cantidad de asientos vacíos que había en el Oracle Arena, algo nada habitual en este tipo de citas. Los hombres de Steve Kerr partían con la etiqueta de favoritos y la hicieron valer en este primer partido en el que se deshicieron de los Blazers cortocircuitando a sus dos grandes estrellas, CJ McCollum y Damian Lillard, que acabaron la noche combinando 36 puntos con 11/31 en tiros de campo. En la otra cara de la moneda estuvieron los ‘Splash Brothers’ que se combinaron para anotar 62 puntos.


También te puede interesar:

Bol Bol | De la Universidad a la NBA


PORTLAND TRAIL BLAZERS 94-116 GOLDEN STATE WARRIORS (BLAZERS 0-1 WARRIORS)

Los Blazers llegaban con confianza pero a sabiendas de su rival, los Warriors, que, a pesar de las bajas de Durant y Cousins, seguían siendo muy peligrosos. Los Warriors por otra parte llegaban al Oracle Arena sabiendo de su situación de favoritos, lo cual les añadía una dificultad, la de no confiarse ante estos Blazers que en su situación de ‘underdogs’ han conseguido pasar dos rondas y eliminar equipos como Oklahoma City Thunder y Denver Nuggets.

El marcador lo abrió McCollum ante unos Warriors muy relajados que tuvieron que despertar ante los arreones de Portland. Rápidamente los Warriors se hicieron con Lillard y McCollum, no dejándoles actuar a gusto en toda la noche, fue así como, de nuevo, secundarios como Harkless o Hood comenzaron a anotar ante la falta de acierto de sus estrellas. Los Warriors despertaron con grandes acciones de Stephen Curry al borde del descanso que puso a los Warriors nueve puntos arriba en el marcador, 45-54.

Al descanso el clásico ‘Big Three’ de los Warriors estaba dominando a los Blazers en ataque y en defensa con la inestimable ayuda de su eterno escudero, Andre Iguodala. El partido lo estaba marcando la gran defensa de los Warriors que forzaron 13 pérdidas a los Blazers, además de malos porcentajes en tiros de campo (32,6%) y más concretamente en los triples (21,4 %).

El tercer cuarto comenzó como acabó el segundo, con los Warriors dominando, yéndose hasta 17 puntos arriba en el marcador. Pero el buen hacer de los Blazers en defensa y, por fin, algo de acierto en ataque les volvieron a meter en el partido antes del final del tercer cuarto, colocándose a solo seis puntos de los de la Bahía gracias, de nuevo, a la ayuda de los secundarios a la labor anotadora que McCollum y Lillard no estaban pudiendo llevar a cabo como acostumbran. Quin Cook fue el protagonista del inicio del último cuarto con un par de triples que pusieron de nuevo más de diez puntos de distancia entre los ‘dubs’ y los de Oregón.

Pero esto no domó a los Blazers que a falta de cinco minutos del final intentaron meterse de nuevo en el partido con un triple lejano de Lillard que les hizo bajar de la barrera de los diez puntos. De nada sirvieron estos esfuerzos tras la aparición de Klay Thompson y el gran juego colectivo de los Warriors, flashbacks de los Warriors de 2015 que enamoraron al mundo de la NBA con su juego tan vistoso. Finalmente los de Steve Kerr se hicieron con el partido de forma sencilla poniendo el definitivo 94-116 en el marcador del Oracle Arena.

Como dato curioso, los Warriors de Kerr tienen un récord de 19-1 en los ‘Game 1’, el único que perdieron fue en 2016 ante los Thunder en aquellas épicas finales de conferencia de 2016.

El mejor jugador del partido fue Stephen Curry que anotó 36 puntos incluyendo 9 triples, además de aportar 6 rebotes y 7 asistencias. Klay Thompson acompañó al base con 26 puntos; y Draymond Green acabó con 12 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias, 2 robos y 3 tapones, redondeando un gran partido en ataque y defensa.

Por parte de los Blazers Lillard fue el máximo anotador con 19 puntos. Destacaron además McCollum, Harkless y Hood con 17 puntos, y Enes Kanter con 10 puntos y 16 rebotes.