Madrid y Unicaja se citan en la final | Copa del Rey 2020

La copa del Rey de 2020 ya está llegando a su fin. Tras tres días intensos de competición tan solo dos equipos quedan vivos: Real Madrid y Unicaja de Málaga, o lo que es lo mismo, el equipo que acabo líder la primera vuelta de la Liga Endesa frente al anfitrión de la copa ACB. Un cartel precioso que no se daba desde hacía 15 años.

Desde 2005 no se veían las caras en la final de Copa Real Madrid y Unicaja y en aquel año el trofeo lo acabaron levantando los malagueños gracias a un inmenso Jorge Garbajosa que acabó con 17 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias que fueron clave para guiar a los suyos al triunfo. Por parte de los blancos Felipe Reyes disputó por aquel entonces su primera copa con el Real Madrid (quién sabe si esta será la última) y Louis Bullock, que logró 28 puntos en la final, era la principal estrella del equipo.

Esta vez, el Real Madrid llega a la final como gran favorito, pero es la Copa y todo puede pasar. Y más aún tratándose del Unicaja, que jugando en casa y con las grandes sensaciones que han dejado estos días saldrá a por todas. Han sido 3 días de fiesta baloncestística por Málaga que han tenido de todo: palizas, finales de infarto, sorpresas… Vamos a repasar cómo ha sido el camino de los dos equipos hasta esta gran final.

REAL MADRID: EL FAVORITO

El Madrid llegaba a la copa tras superar un pequeño bache de derrotas (llegó a perder 4 consecutivos), pero como uno de los grandes favoritos a llevarse el trofeo. Su primer rival era el RETAbet Bilbao Basket, un recién ascendido a Liga Endesa que, sin embargo, había conseguido ganar a todos los equipos de Euroliga en la primera vuelta.

Era un partido trampa, como suelen ser todos los primeros partidos de este tipo de torneos. Pero los de Pablo Laso plantearon un encuentro muy serio y realizaron un gran trabajo durante los 40 minutos. Fue un partido a muchos puntos donde el Bilbao acabó cediendo ante un Tavares dominador (12 puntos y 14 rebotes) y un Llull que decidió con dos triples al final. El acierto en la pintura de los blancos fue la clave para llevarse un triunfo competido hasta el final.

La semifinal fue otra historia. Curiosamente un partido mucho más plácido. Hasta se podría decir que fue un abuso. Campazzo (15 puntos, 9 asistencias y 7 robos para 31 de valoración) y Tavares (9 puntos, 10 rebotes, 3 tapones y 21 de valoración) barrieron de la pista a un Valencia totalmente desubicado, probablemente cansado pero que dio una imagen impropia de un semifinalista. Seguramente los partidos de Euroliga acumulados y la gran victoria frente al Barça del jueves pasaron factura.

Campazzo hizo gala de su gran visión de juego y desborde, mientras que la presencia de Tavares en pista fue toda una pesadilla para los valencianos. Con él en pista los de Laso se fueron a +33. Además, también estuvo genial Randolph con 16 puntos.

Sensaciones inmejorables para un Real Madrid que va a disputar su séptima final de Copa consecutiva y la décima en once años.

UNICAJA: EL ANFITRIÓN

El camino del Unicaja hasta la final no ha sido tan plácido como el del Real Madrid, aunque sí tiene cierto paralelismo ya que para ambos equipos la semifinal ha sido un partido más cómodo que los cuartos.

El Unicaja llegaba a la copa tras una primera parte de la temporada marcada por las irregularidades del equipo y, además, se veía las caras de primeras con uno de los equipos revelación de la Liga Endesa: el Casamont Zaragoza. Por si fuera poco, el duelo lo comenzaron dominando los aragoneses hasta un tercer cuarto donde un parcial de locura de los locales comenzaría con la remontada.

De la mano de Brizuela, Jaime Fernández y Alberto Díaz los malagueños le dieron la vuelta al partido y se consiguieron meterse en las semifinales por primera vez desde 2015. Unas semis donde ya esperaba MoraBanc Andorra.

Como ha pasado con el Madrid, el partido de semifinales también ha sido mucho más plácido para Unicaja. Ha sido prácticamente una fiesta en el Martín Carpena donde los malagueños han disfrutado de una auténtica exhibición de Jaime Fernández quien anotó 15 puntos en la primera parte. Además, Unicaja dominó la pintura (46 puntos en ella, por solo 22 concedidos) y ganó en el rebote, lo cual fue clave para no sufrir y meterse en la final.

En una temporada marcada por la irregularidad, Unicaja ha conseguido meterse en una final copera 11 años después. Y esta vez ante sus aficionados. Así que veremos si consiguen repetir el resultado de la de 2005 que consiguieron llevarse ante el Real Madrid.

REAL MADRID – UNICAJA

La final se disputará hoy día 16 de febrero en el Martín Carpena de Málaga a las 18:30 horas y se podrá seguir en televisión por #Vamos, de Movistar +. Suerte a los dos equipos y esperemos que nos brinden un buen espectáculo de baloncesto.