Los Nets barren a los Celtics | Playoffs NBA

kyrie-irving NBA

Nueva jornada de Playoffs de la NBA en la noche en la que los Nets barrieron definitivamente a los Boston Celtics. Los de Steve Nash, liderados a noche por un gran James Harden, que terminó con 34 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, pasaron por encima de unos Celtics donde solo Tatum pudo dar la cara. En el resto de la jornada: Lillard hace historia con 55 puntos pero los Blazers caen ante los Nuggets. Y los Suns no dan opción y ponen el 3 a 2 ante los Lakers.

Brooklyn Nets 123 – 109 Boston Celtics

Después de cuatro temporadas, los de Brad Stevens no harán acto de presencia en las semifinales de la Conferencia Este. Después de seis, en cambio, Brooklyn Nets vuelven a ellas. El escolta James Harden brilló de manera especial como líder del ‘Big Three’. Y lo hizo con un triple-doble que permitió a los Nets vencer con facilidad por 123-109 a los Boston Celtics en el quinto partido de la eliminatoria de primera ronda de playoffs, que ganaron por 4-1.

Harden hizo su partido más completo en los playoffs al conseguir 34 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, su primer triple-doble de postemporada como miembro de los Nets. Kyrie Irving acabó con 25 puntos como segundo máximo encestador y el alero Kevin Durant llegó a los 24 tantos.

En los Boston Celtics, Jayson Tatum, que tuvo que hacer el papel de líder con las bajas de  Jaylen Brown y Kemba Walker, anotó 32 puntos y 9 rebotes. Fournier agregó 18 puntos y el base Romeo Langford añadió 17.

Desde el final del primer cuarto, los de Brooklyn no perdieron la ventaja en el marcador, pero vieron como, en varias ocasiones, se quedaba en poco más de cuatro puntos. Sin ir más lejos, los visitantes se imponían en el tercer cuarto (27-28) y, tras cuatro puntos seguidos de Tatum, culminados con step-back, dejaban el electrónico en un peligroso 86-79.

A pesar de ello, el big-three de los Nets tomaron el control absoluto del partido en el último cuarto. Y con un ritmo constante de anotación de las entrellas de los honbres de negro, como llevan haciendo toda la temporada, cerraron el partido. Algo contra lo que Tatum no pudo hacer nada. 

Denver Nuggets 147 – 140 Portland Trail Blazers

Damian Lillard no quería perder, y su ímpetu logró forzar la primera prórroga con un triplazo increíble a tres segundos de la conclusión. Luego llegó lo más increíble, cuando él solito remontó 8 puntos de desventaja a falta de un minuto y medio del tiempo añadido con tres triples consecutivos y forzó la segunda prórroga con tan solo 6,4 segundos restantes en el casillero.

Los Denver Nuggets se mantuvieron firmes y finalmente fue victoria para Denver por 147-140.

A pesar de la victoria de Nuggets, todo los focos caen sobre la actuación de Damian Lillard. Un rendimiento que excede completamente el resultado final y que quedará en los libros de historia de los Playoffs NBA. 55 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes, con 12 triples convertidos, lo cual representa la marca máxima en postemporada, superando los 11 que supo conseguir Klay Thompson.

En Denver, otra actuación dominante de Nikola Jokic, quien acabó con 38 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, además de 4 tapones, incluyendo uno muy importante sobre Covington. Otra figura importantísima para Denver: Monte Morris, quien jugó uno de los mejores partidos de su carrera, terminando con 28 puntos en 41 minutos, con varias conversiones de suma importancia.

En Portland falló la compañía para Lillard. Sobre todo de parte de CJ McCollum, quien no sólo lanzó un 7-22 de campo, sino que tuvo una pérdida decisiva en el segundo suplementario, cuando su equipo volvía a tener la bola abajo por tres.

Phoenix Suns 115 – Los Angeles Lakers 85

Los Phoenix Suns no le perdonó nada a Lakers y ganó por 115-85 un encuentro en el que llegó a sacar 36 puntos de diferencia y que ya tenía en su bolsillo en el segundo cuarto. Booker anotó 30 tantos, Cameron Payne sumó 16  y la estrategia defensiva de Phoenix funcionó a la perfección.

Lo de Phoenix fue una verdadera clase en defensa ante un equipo de Lakers frustrado, sin ideas y que fue empujado a tener que atacar desde el triple, una de sus mayores debilidades. A su vez Devin Booker hacía todo lo que quería en ataque y Cameron Payne seguía con su momento de iluminación que ya lleva casi dos semanas.

Con el 34-36 en el marcador (18 puntos de Devin Booker en el primer parcial), los Suns metieron una marcha más y borraron a los angelinos del mapa con un parcial de 32-10. Un resultado que dio por finiquitado el choque y sacó los colores a unos Lakers desdibujados y sin capacidad de respuesta en cancha. Los Suns eran muy superiores (66-36) y lo demostraban en cada ataque ante la desesperación de los jugadores del banquillo californiano.

Vogel lo intentó a la vuelta de los vestuarios y dio entrada a Alex Caruso y Marc Gasol en lugar de Markieff Morris y un Andre Drummond que cada vez está más señalado. El movimiento de Vogel tuvo reflejo en la cancha y en el marcador y se llevaron el tercer acto (26-27).

Con el marcador 92-63 al final del tercer acto, los últimos 12 minutos fueron un mero trámite para los Suns que dieron por terminado el partido dando entrada a jugadores menos habituales.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.