Ni las bajas pueden con los Warriors | Playoffs NBA

Segundo partido de las Finales de la NBA y los Warriors ya muestran su grandeza. En un partido que parecía ponerse muy difícil para ellos en el primer tiempo, lo solucionaron a base de orgullo y corazón liderados por Draymond Green, Klay Thompson y Stephen Curry. Viajan de vuelta a la Bahía con los deberes hechos y con mucha confianza, además, en el tercer partido es más que probable que aparezca Kevin Durant. Los problemas se suceden para los Raptors.


También te puede interesar:

EuroBasket femenino: Empieza el sueño


GOLDEN STATE WARRIORS 109-104 TORONTO RAPTORS (WARRIORS 1-1 RAPTORS)

El partido no va a ser recordado como el más preciso de la historia. Se sucedieron las pérdidas y los errores en el lanzamiento durante todo el encuentro, pero aún así, ambos equipos intentaban anotar como sea. El ScotiaBank Arena estaba espectacular y el público de Toronto animaba a los suyos ante la oportunidad de sus vidas y al principio, parecía que lo iban a conseguir.

En el primer cuarto, ambos equipos comenzaron pasados de frenada. Las pérdidas, una constante durante el choque, ya mostraban como se iba a desarrollar el partido y los errores eran mucho más frecuentes que los aciertos, pero Klay Thompson anotaba sin parar y conseguía mantener a los suyos en el partido. Los Raptors parecían más intensos y la defensa de los Warriors, como en el primer partido, era mala.

Pese a esto, los canadienses solo lideraban por un punto al final del primer cuarto. Esto último se agravó en el segundo cuarto, la defensa de Warriors seguía sin aparecer y los Raptors llegaban a canasta una y otra vez, y si no llegaban a la primera, lo hacían a la segunda. Toronto no dejó de coger rebotes ofensivos durante todo el partido. La ventaja era superior a los 10 puntos y Curry parecía enfermo. Todo estaba saliendo mal en los campeones, pero la ventaja se redujo a 5 puntos.

En la segunda parte, el partido cambió por completo. La defensa de los Warriors era inmejorable sobre Kawhi, que no supo leer el dos contra uno en ningún momento del choque. Además, en ataque, los de la Bahía jugaron muy fluido y las canastas llegaban sin parar. La gran clave del partido estuvo en las 34 asistencias que repartieron los hombres de Kerr. 34 asistencias en los 38 tiros de campo convertidos. Una barbaridad.

Los Raptors no se rindieron y de la mano de Kawhi recortaron la distancia en el último cuarto. Un último cuarto que no tuvo a Klay Thompson, lesionado se marchó al vestuario y no volvió más al encuentro. Los Raptors no estaban acertados y no conseguían ponerse por delante, pese a la baja del escolta. La falta de otro anotador, además de Leonard fue un escollo muy difícil de superar y un triple en los últimos segundos de Iguodala, les dio la puntilla.

Klay Thompson fue el máximo anotador de los Warriors con 25 puntos. El escolta estuvo muy acertado y sostuvo durante muchos minutos a los suyos con sus puntos. Stephen Curry anotó 23 puntos, pero con muy malos porcentajes, tan solo un 35%. Pese a esto, la estrella de los Warriors supo encontrar la manera de ayudar a los suyos. Draymond Green fue muy importante para su equipo. Anotó 17 puntos, capturó 10 rebotes y repartió 9 asistencias. Además de los números, en defensa estuvo impecable y con su carácter ganador habitual sacó a su equipo del atolladero.

En los canadienses, Kawhi Leonard fue el mejor con 34 puntos y 14 rebotes. El alero de los Raptors, pese a no estar bien físicamente, siempre encuentra la manera de anotar. Leonard consiguió forzar muchas faltas y aprovechó todos los tiros libres que lanzó, 16/16. Pero Leonard estuvo muy solo, nada más que VanVleet intentó ser la segunda espada del equipo anotando 17 puntos. Siakam jugó un mal partido, sin nada de acierto, pese a venir de anotar 32 puntos. Gasol también bajó considerablemente los números y Lowry, pese a todo lo que aporta, en ataque no da un paso definitivo hacia delante.