Partido a partido | Jornada 24 Euroliga

BASKONIA 80-73 ZALGIRIS

Intermitente sería la palabra que más se ajusta al equipo vitoriano. Y con esto no me refiero a su participación en la Euroliga, que también. Sus partidos son imprevisibles, y esto es algo que no van a querer emular en los partidos de playoffs, si es que llegan. Eso sí, para el espectador neutral este tipo de partidos son excelentes ya que se encuentra con un juego de toma y daca.

Parece que el conjunto de Perasovic, el cual carece de su jugador franquicia ´Toko´ Shengelia, se está refugiando tras el baluarte Shields, que como comentamos la semana pasada está siendo la pieza clave de este Baskonia. Y no lo digo por decir, pues aportó 14 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias y 3 robos. Aconsejan que las ristras numéricas se eviten pero como pasar por alto esta hercúlea gesta. El resultado no hubiese sido favorable para los españoles si no hubieran contado con los 16 de Vildoza o los 11 puntos y 7 asistencias de Huertas. Por parte de los lituanos, quienes parecen fijarse más en la próxima temporada, hay que mencionar la actuación del americano Brandon Davies con 13 puntos y 5 rebotes.

Los baskonistas duermen esta jornada en la séptima posición. Adelantan un puesto debido a que cuentan con una mayor diferencia de puntuación que el Olympiacos griego. Los de Kaunas finalizan esta vigesimocuarta jornada como el cuarto peor equipo de la competición.

GRAN CANARIA 80-99 PANATHINAIKOS

Más de lo mismo por parte de los canarios. Novena semana que no conjugan el verbo ganar. A este paso se les va a olvidar el condicional y el pretérito perfecto. No jugaron mal partido pero, al aparecer la figura heroica de Nick Calathes al final del partido, este se desvirtuó por completo.

Aguantaron los de Víctor García hasta el final del tercer cuarto, que es donde la dupla formada por Calathes y Thanasis Antetokounmpo engrosó la pequeña distancia que les separaba de los canariones. El greco americano aglutinó en su haber 17 puntos y 9 asistencias, mientras que el greco nigeriano ´Anteto´ anotó 16. En el lado canario hay que resaltar la brillante actuación del veterano Rabaseda, el cual aportó 21 tantos, 15 de ellos proviniendo desde la línea de tres.

Los isleños tienen que focalizar su juego hacia la permanencia en la liga española. Para ellos participar en esta competición habrá sido una grata experiencia y esperamos volver a verles pronto. Los griegos, por su parte, acechan los playoffs desde ese undécimo puesto, y es que a pesar que parezca que se encuentran muy lejos de estos, sólo cuentan con una victoria de diferencia frente a los equipos que se sitúan séptimos, octavos y novenos. ¡Viva la Euroliga!

BARCELONA 77-70 REAL MADRID

Este partido tenía una mayor atención mediática de lo normal, pues era la repetición del encuentro que vimos en la final de la Copa del Rey hace dos semanas. Se anteponía que iba a ser un partido frenético y caliente, pero para evitar que así fuese ahí se planto un trío arbitral que, para curarse en salud, pitaron todo lo que podían.

Parece que el boticario Pešić ha descubierto el antídoto para destruir a un virus que se propagaba en la competición europea llamado Real Madrid, a los cuales llevaban desde el 16 de marzo de 2016 sin ganar. Gran parte de este logro se debe al ´torreón´ Tomic quien con sus 22 puntos y 13 rebotes reventó la defensa de los de Laso. Otro que se marcó un partidazo fue ´Panoramix´ Heurtel que con sus 10 asistencias iguala históricamente al mítico Teodosić  con 1126. Por su lado, los madrileños desplegaron un juego pobre e irregular, pareciendo incluso no saber ni donde se encontraban. Los malos porcentajes y las malas jugadas fueron creando una pelota imposible de digerir. Rudy y sus 15 puntos fueron de lo poco que se pudo destacar del conjunto de la capital.

Los blaugranas tienen a un paso el meterse entre los ocho mejores, incluso lo podrían hacer entre los cuatro primeros, lo que les facilitaría el factor cancha. Los blancos no se deben preocupar por la derrota. Tienen que recapacitar y reflexionar sobre ella ya que son, sin duda alguna, capaces de ser los mejores de Europa.