Primer clásico de la temporada | Supercopa Endesa

Ha dado comienzo la temporada. La Supercopa Endesa es el primer trofeo que se juega antes de que se dé el pistoletazo de salida perteneciente a la temporada regular. La pre-temporada de los equipos que están presentes en este torneo ha sido satisfactoria y han llegado con ganas de ponérselo difícil al resto de participantes.


También interesa: Análisis por equipos de la Liga 2019/2020 (II) | ACB


RESUMEN DE LA SEMIFINAL DE LA SUPERCOPA ENDESA

BARCELONA 71-65 VALENCIA BASKET

El encuentro comenzaba con un ambiente especial. Los altos decibelios marcaron el ritmo del partido cada vez que uno de los dos equipos poseía el balón, para unos creando una agradable melodía y para otros generando una melodía de viento.

La igualdad fue el metrónomo durante la primera parte, puesto que la mezcla entre el error y las buenas defensas dejaron el marcador 15-15 al término del primer cuarto. A medida que el partido entraba en calor, los tiros fueron entrando. Mike Toby, jugador que encarriló 5 puntos en algo más de medio minuto, consiguió afianzar a su equipo una pequeña ventaja de siete puntos (19-27) a falta de cinco minutos para el final de la primera mitad. La escuadra de la ciudad condal consiguió ajustarse a la exigencia expuesta y es por lo cual la primera parte finalizó con un luminosos tan apretado (29-32).

Los barceloneses tomaron al descanso la charla de Pešić como agua bendita y debido a ella salieron a la cancha para después sobreponerse sobre los valencianos por siete puntos durante el ecuador del tercer cuarto. El artífice que consiguió derribar la cortapisa sufrida fue Mirotić (8 puntos en el tercer parcial), que pareció hacer oídos sordos al tumulto madrileño. A pesar de ello, el Valencia tuvo la última palabra, ya que los triples acelerados sirvieron para llegar al descanso de forma equitativa (49-49).

El serbio Marinković (17) mostró su más excelso nivel y con él llevó a su equipo a aventajar a los azulgranas por 4 puntos a falta de seis minutos. Pero a medida que el tiempo pasaba, la inexperiencia del joven balcánico pasó factura. La suma de su ansiedad por meter todas las canastas posibles y el buen acierto de Corey Higgins supuso la decepcionante derrota para el conjunto naranja y una crucial victoria para el Barcelona.

REAL MADRID 116-61 FUENLABRADA

A diferencia del primer duelo, el segundo fue uno suave y relajado. Suave y relajado para el Real Madrid, valga la redundancia. Y es que los merengues empezaron dominando desde el minuto tres, donde ya manejaban una ventaja de siete puntos sobre los fuenlabreños (10-3). El resto del parcial fue un domino tanto perimetral como interior, pues hay que destacar el gran porcentaje de acierto en ambos sectores por parte del conjunto blanco (71 % en tiros de tres y un 61 % en tiros de campo).

Las nuevas incorporaciones (Mickey y Laprovittola) reflejaron estar en una buena forma y ser algo más que unos válidos jugadores. Ambos determinaron el camino que llevó al Madrid a terminar el duelo dos cuartos antes de los previsto (52-21). El primer citado sumó 13 puntos y 7 capturó siete rebotes y el segundó anotó ocho y repartió 5 pases de canasta. El tercer (31-22) y cuarto cuarto (33-18) sirvieron al conjunto de Laso para practicar un poco el tiro exterior y reforzar su confianza de cara a la final pues el Fuenlabrada no se opuso en ningún momento para rebajar la abismal diferencia que reflejaba el luminoso. Fueron los certeros tiros de Carroll (18 puntos y 4 de 6 en tiros de tres) lo que pusieron la guinda a la fiesta vikinga.

Por parte del conjunto entrenado por José Ramón Cuspinera habría que mencionar la notable pero ineficiente actuación del ucraniano Vyacheslav Bobrov, el cual pudo aunar 11 puntos.

Por tanto, los vencedores de ambas finales se enfrentarán en el que será el primer clásico de la temporada, al cual se le añadirá el morbo de ver a Mirotić jugar contra su ex-equipo por primera vez. Recuerden que la final se disputará a la siete de la tarde.