Real Madrid, campeón por vigésimaoctava vez | Copa del Rey 2020

Llegó la gran final de la Copa del Rey. El Martín Carpena se vestía de gala para el cierre de la competición, que enfrentaba al Real Madrid y el Unicaja Málaga.


También te puede interesar:

Madrid y Unicaja se citan en la final | Copa del Rey 2020


Parciales: 13-26; 28-43; 42-68;68-95

Quinteto Unicaja: Jaime Fernández, Josh Adams, Axel Toupane, Deon Thompson, Volodymyr Gerun

Quinteto Real Madrid: Facundo Campazzo, Jaycee Carroll, Gabriel Deck, Anthony Randolph, Walter Tavares

Jaycee Carroll estrenaba el marcador con un triple. Una bandeja de Tavares ponía el 0-5, mientras que el Unicaja, a través de Jaime Fernández, lo intentaba. Gerun conseguía los primeros puntos para los del Unicaja.

El conjunto blanco jugaba contra el factor público. Monumental pitada a los de Laso. A pesar de esto, se mostraban muy acertados de cara a canasta.

Brizuela trataba de echarse al equipo a la espalda, pero estuvo algo errático en el primer cuarto. El Real Madrid acababa el cuarto con 13 puntos de ventaja.

Rudy Fernández anotaba de tres tras un rebote ofensivo, y posteriormente volvía a anotar de tres.

Dominio blanco durante el segundo cuarto, con un gran acierto en anotación y superiores a sus rivales en los rebotes.

Brizuela conseguía un “2+1” para recortar la distancia a 9 puntos, para encender a la afición y motivar al equipo, aunque rápidamente respondía Taylor con un triple para los merengues. Volvía la distancia a 10 puntos.

Campazzo anotaba un triple sobre la bocina de la posesión para cerrar la primera mitad a 15 puntos.

Tras el descanso los de Laso continuaban con su superioridad en los rebotes, que les proporcionaba numerosas segundas oportunidades que no desaprovechaban.

La ventaja blanca subía hasta los 21 puntos. Defensivamente se encontraban mucho mejor y finalizaban las jugadas en la zona tras un rápido contraataque.

Cada vez se despegaba más el Madrid. Jaycee Carroll alcanzaba los 20 puntos a falta de 12 segundos para el final del tercer cuarto.

Los merengues seguían liderando el partido y aumentaban la ventaja a los 30 puntos. Tavares continuaba haciendo daño desde la zona.

A falta de tres minutos, la final estaba más que resuelta, y tenía color blanco. El Real Madrid conseguía su vigésimo octava Copa del Rey, su cuarta copa en los últimos cinco años.

Por parte del Unicaja, cabe destacar la actuación de Darío Brizuela, que alcanzó los 22 puntos, siendo el único jugador local en alcanzar los dobles dígitos en puntuación.