¿Es posible todavía el 4 de 4 de los nuestros? | Jornada 23 Euroliga

CSKA MOSCÚ 107-85 GRAN CANARIA

El jueves se reflejó una clarísima emulación del Antiguo Imperio romano. Este símil fue generado por el partido en el que participaban el Gran Canaria y el CSKA de Moscú. Los canarios o, mejor dicho, los gladiadores luchaban con la sangre chorreando por sus frentes contra los patricios moscovitas, liderados por el emperador Sergio Rodríguez, quiénes con un claro cambio de ritmo ejecutaron el pollice verso.

Los de Víctor García completaron unos buenos primeros trece minutos. No sirvieron para mucho pues estos se vieron sepultados por las magníficas jugadas desplegadas por los rusos. Los puntos de estos aparecieron por sí solos a partir de la mitad del segundo cuarto. Podríamos incluso decir que veíamos una canasta por jugada. Esto se reflejó posteriormente en la hoja de anotación, en la cual vimos que cinco de los once jugadores de la plantilla superaban la decena de puntos, acabando con un total de 107. Hay que destacar la actuación del ´chacho´ Rodríguez con 18 puntos y 8 asistencias, formando un total de 21 puntos de valoración. Por parte del Granca asomaron la cabeza el sueco Erikson y Tillie, ambos con 13 puntos. El conjunto canarión acabó con 85 puntos. Estos acumulan 8 derrotas seguidas y se sitúan antepenúltimos en la clasificación.

Quizás lo más vistoso que nos aportó el partido fue el pase de los pupilos de Dimitris Itoudis hacia los playoffs, los cuales comenzarán a partir del 16 de abril.

BARCELONA 77-67 BASKONIA

Algo parecido ocurrió en la ciudad condal. Los azulgranas moldearon el partido a su antojo. Cuando estos querían, bajaban o aumentaban el ritmo según les convenía. Hay que mostrar gran respeto a este Barcelona, el cual ha superado sus adversidades y está realizando una temporada para enmarcar. De hecho, ya cuentan con un título en ella.

El conjunto vitoriano fue con la lengua fuera en toda la primera parte. No vieron ninguna vía de escape en los primeros veinte minutos. Como siempre, los baskonistas reaccionaron tarde. Como no mejoren esta faceta de su juego los playoffs recaerán en manos ajenas y ávidas de estos. “Panoramix” Heurtel volvió a hacer de la cancha su cazuela ponzoñosa. El almizcle que formó en ella estuvo formado 11 puntos, 9 asistencias y 21 de valoración. El druida galo fue acompañado por su paisano Seraphin, quién anotó 15 puntos, atrapó 6 rebotes y generó 19 puntos de valoración. Por parte de los vascos destacamos la actuación de Shavon Shields, quién parece haberse adaptado correctamente al sistema propuesto por Perasovic, con 18 puntos.

El Barcelona que parece haber cogido la costumbre de ganar semana tras semana se acerca cada vez más a los puestos de playoffs. Esta jornada la termina con 14 victorias y 9 derrotas. El Baskonia se mantiene octavo tras el desliz del Bayern con 11 victorias y 12 derrotas.

REAL MADRID 91-78 BAYERN MUNICH

Ayer se vivió una sensación extraña en el fortín blanco. La afición no animó, parecían estar inertes, y eso se vio reflejado en el juego blanco. Al igual que los cánticos de apoyo, la anotación llegaba a trompicones. Los de Laso tendrían que agradecer la falta de acierto los muniqueses. Puede que esto se resuma en una y simple máxima, final de la Copa del Rey, la cual trajo tristes y malas sensaciones en un día que debería haber sido de júbilo, pues se debía haber celebrado el pase a los playoffs.

Lull lideró a los suyos con un buen partido, en el que destacan sus 15 puntos, 4 triples y 7 asistencias. Pareció aquel superhéroe que un día fue. Los escuderos Randolph y Deck cercaron a los alemanes, ambos con 13 puntos. Los merengues consiguieron posicionar a cinco de los diez jugadores que participaron en el partido por encima de la decena. Otro factor positivo es el potencial y rendimiento que ha estado mostrando “el tortuga” Deck desde el comienzo de la Copa del Rey. La plantilla madrileña sumó un total de 91 puntos. Y si nos fijamos en la anotación de los bávaros, resaltan los 14 puntos  de Danilo Barthel. La escuadra dirigida por Radonjic reunió 78 puntos.

Como comentamos anteriormente, el Real Madrid aseguró su pase entre los ocho mejores de Europa. Por su parte, el Bayern seguirá peleando por llegar a esos cuartos de final, algo que no ha conseguido nunca en su historia.