Toronto ya tiene su anillo | Playoffs NBA

Sexto y último partido de la final, Toronto Raptors se convierte, por primera vez en su historia, en el nuevo campeón de la NBA. Pese a las bajas de los Warriors, no hay que quitar mérito a este anillo porque el esfuerzo de todos los integrantes de la franquicia ha sido brutal. Desde la directiva hasta los jugadores, todos merecen este título. Los Warriors nunca se rindieron, a pesar de las adversidades, y a punto estuvieron de forzar el séptimo.


También te puede interesar:

EuroBasket femenino: La capital belga ya espera a España


TORONTO RAPTORS 114-110 GOLDEN STATE WARRIORS (RAPTORS 4-2 WARRIORS)

El ambiente previo al último partido no podía ser mejor. Todo el pabellón con camisetas apoyando a Kevin Durant y con ganas de animar a los suyos en busca del séptimo partido. Pero los Raptors se convertirían en villanos. El partido comenzó con una salida fulgurante de los hombres de Nick Nurse, en especial de Kyle Lowry. El base de la franquicia canadiense anotó 11 puntos en apenas 2 minutos y medio, para demostrar que su equipo y él no tenían miedo ante estas situaciones. Toronto, de la mano de Siakam y Lowry, intentaba poner tierra de por medio, pero Klay Thompson, a base de triples, no los dejaba. El escolta estuvo muy acertado durante todo el partido y contagió a los suyos en los momentos difíciles, hasta que su rodilla dijo basta.

La igualdad en el marcador se iba a mantener durante todo el partido. El juego frenético, por parte de ambos equipos, propiciaba pérdidas y malas selecciones de tiro, pero para lo que suele ser un partido decisivo en Playoffs, estuvieron acertados. El descanso iba a llegar con ventaja en el marcador para Toronto 60-57, que cerró la primera mitad respondiendo muy bien al parcial local con grandes combinaciones de Lowry e Ibaka. 

La segunda mitad comenzó de forma distinta a la primera. Los Warriors salieron a remontar el partido y pronto se pusieron por delante. Los, en ese momento, campeones no iban a poner fácil el trono de la liga. Eso lo entendió bien su Big Three, que estaba dominando el partido a base de contraataques y triples. Cuando mejor estaban los locales, Klay Thompson intenta un mate y cae lesionado. El escolta de los Warriors se rompió el cruzado anterior de la rodilla, pero aún así, él tiro los tiros libres y quería seguir jugando. Cosa que al final, lógicamente, no hizo.

El último cuarto no podía empezar peor para los de la Bahía, pero en este varapalo no iba a estar su final. Los locales siguieron peleando hasta el final e incluso tuvieron un último tiro para forzar el séptimo partido, pero la calidad de la plantilla visitante se hizo notar. Con dos tiros libres de Kawhi Leonard, los de Canadá sellaron su primer anillo y Kawhi consiguió su segundo MVP de las finales, totalmente merecido.

JUGADORES DESTACADOS

Kyle Lowry fue el mejor jugador de Toronto esta vez. El base anotó 26 puntos y repartió 10 asistencias. Lowry ha sido clave durante todos los Playoffs, siempre ha estado cuando le necesitaba su equipo y este último partido es un premio a su trayectoria. Pascal Siakam jugó un gran partido pese a venir con dudas, sobre todo en el triple. El camerunés anotó 26 puntos con un más que notable 3/6 en triples. Y como no, mencionar al ‘cyborg’. Kawhi Leonard jugó un partido más discreto de lo habitual, pero aún así fue clave para su equipo y ganó su, más que merecido, MVP de las Finales.

Klay Thompson anotó 30 puntos hasta que su rodilla dijo basta y fue el mejor jugador de los Warriors. Cerró su temporada con una carta de tiro excelsa, 67% en TC. Stephen Curry estuvo un poco más irregular de lo habitual, especialmente al final. El base anotó 21 puntos con un 6/17 en TC. Iguodala con 22 puntos jugó su mejor partido de la final, pero no fue suficiente. También cabe destacar a Draymond Green que consiguió un triple doble, 11 puntos 19 rebotes y 13 asistencias.