Último trámite antes de semifinales | Liga Endesa

Con todo decidido desde hace dos días, la jornada 5 del grupo A de la fase final de Liga Endesa no tenía ya ningún aliciente de cara a avanzar en la competición. Barça y Baskonia hicieron los deberes pronto y, con su puesto de semifinales ya asegurado, pudieron dar descanso a sus estrellas. El resto de equipos aprovecharon los encuentros para tratar de dar un final digno a una temporada de lo más particular.

Club Joventut Badalona 76-74 KIROLBET Baskonia

Ambos entrenadores mencionaron antes del comienzo del encuentro que este partido debía servir para demostrar respeto por el deporte y por la competición. Nada había en juego, pero los dos equipos fueron fieles a sus principios y regalaron al espectador 40 minutos de buen baloncesto. Baskonia aprovechó para dar descanso a sus estrellas, especialmente a Toko Shengelia, y Joventut aprovechó para dar minutos importantes a los más jóvenes. La Penya hizo una primera parte muy buena tanto en defensa, donde se benefició de la falta de acierto rival, como en ataque. Liderados por Zagars, Busquets y López-Arostegui, los de Carles Durán llegaron al descanso con una sólida ventaja de 9 puntos (39-30).

El inicio de la segunda parte estuvo a punto de traer la peor noticia de la jornada. Jayson Granger dio el susto con una posible lesión del tendón de Aquiles y se retiró al banquillo con visibles gestos de dolor. Sin embargo, el propio jugador confirmó al término del encuentro que su situación no era tan grave como parecía. Sobre la cancha, los menos habituales de Baskonia, como Zoran Dragic, recortaron diferencias con Joventut. El partido llegó muy igualado a los diez minutos finales, en los que hubo mucha participación de jugadores jóvenes. El fantasma de la prórroga llegó a sobrevolar la Fonteta, pero finalmente Sedekerskis pisó la línea de fondo en el ataque definitivo para Baskonia y permitió que Joel Parra sellara la victoria de la Penya con un tiro libre.

Unicaja 78-65 RETAbet Bilbao Basket

Un tercer cuarto de mucho nivel permitió a Unicaja abrir una distancia más que considerable con Bilbao Basket y terminar la temporada con victoria. Los de Luis Casimiro, que a punto estuvieron de clasificarse para semifinales, se desquitan así de la amarga derrota contra Baskonia de la pasada jornada. Bilbao Basket, por su parte, aunque solo ha ganado un partido en esta fase final de Liga Endesa, puede volver a casa contento con su rendimiento. Los de Mumbrú saltaron al parqué con decisión y se pusieron por delante, pero Darío Brizuela entró entonces en acción para dejar el parcial del primer cuarto en 20-13. En el segundo período, Rousselle y Balvin le dieron otra imagen a los Hombres de Negro y permitieron que la distancia al descanso se quedara en tres puntos (42-39).

Sin embargo, hasta ahí llegó la reacción de los de Mumbrú. El 19-9 del tercer cuarto habla por sí solo. Los triples de Adams y Brizuela no encontraron respuesta entre las filas de Bilbao Basket, muy desacertado desde la línea de 6’75. La diferencia en el marcador llegó incluso a los 15 puntos en el último cuarto (76-61), pero Bilbao pudo maquillar en los instantes finales para dejar el resultado definitivo en 78-65. Lo más destacado del último cuarto fue la ovación de la Fonteta a Rafa Martínez, quien ha confirmado que no jugará más para Bilbao Basket. De este modo, Unicaja termina la fase final excepcional de Liga Endesa con tres victorias y dos derrotas, las mismas que Baskonia, pero con el partido entre ambos perdido. Bilbao Basket, por su parte, se marcha de Valencia con una honrosa victoria frente a Iberostar Tenerife y cuatro derrotas.

Barça 86-87 Iberostar Tenerife

Partido muy similar al Joventut-Baskonia que abría la jornada que se saldó también con victoria del equipo que no estará en semifinales de Liga Endesa. Barça y Tenerife, sin nada en juego, regalaron a los aficionados un bonito partido para cerrar el grupo A de la fase final. Al igual que Baskonia, el Barça aprovechó para dar descanso a sus teóricos titulares, como Tomic, Mirotic o Hanga, entre otros. Esto dio alas a un Tenerife que quería despedir la competición y la temporada con buen sabor de boca. Txus Vidorreta planteó un partido muy abierto, con mayoría de tiros exteriores, y su mayor acierto en la primera mitad le dio buen resultado. Ante los menos habituales de los azulgranas, Iberostar Tenerife consiguió ganar los parciales de los dos primeros cuartos e irse al descanso con una considerable ventaja (37-47).

Algo debió decir Pesic a sus pupilos en el descanso, pues el Barça reaccionó en el tercer cuarto. Kuric y Brandon Davies dieron su mejor versión para conseguir un 24-14 y dejar el encuentro empatado a 61 a falta de diez minutos. El último cuarto comenzó con un Zeisloft muy acertado, lo que permitió que el conjunto canario cogiera distancia de nuevo (69-77). Abrines y Kuric devolvieron la igualdad al marcador con un parcial de 8-0 y, de nuevo, la posibilidad de una prórroga parecía real. Brandon Davies logró un 2+1 para ponerse 86-85, pero justo después hizo una falta que llevó a la línea de tiros libres a Fran Guerra. El canario anotó los dos y consolidó la segunda victoria de su equipo en esta fase final excepcional. El Barça, por su parte, se queda con los cuatro triunfos de las primeras cuatro jornadas y solo una derrota.