Un Christmas Day sin emoción ni sorpresas | Jornada NBA

El clásico día de Navidad de la NBA ha estado a la altura de este año, decepcionante. Con muchas victorias abultadas y sin sorpresas por parte de ningún equipo.

NEW ORLEANS PELICANS 98 – 111 MIAMI HEAT

Los Heat consiguieron la primera victoria de la temporada y retomaron las sensaciones de colectividad que tanto caracterizan al equipo. El partido empezó igualado con un sólido Steven Adams por parte de los Pelicans. Pero rápidamente la segunda unidad de Miami empezó a abrir una brecha de hasta 20 puntos.

En esta brecha empezaron a aparecer jugadores de la talla de Bam Adebayo, Goran Dragic y Duncan Robinson. Así cómo también Avery Bradley y Andre Iguodala aportaron gran parte de la defensa del equipo.

Sin embargo, una lesión de Jimmy Butler parecía poner en peligro los planes de los de Florida al inicio del tercer cuarto. Pero supieron mantener la ventaja conseguida en el segundo cuarto y no sufrieron en ningún momento. Pese a la insistencia de Zion Williamson que luchó hasta el final, llegando hasta la cifra de los 32 puntos y 14 rebotes.  Fue el jugador más destacado de New Orleans.

En los Heat, los más destacados fueron Duncan Robinson que completó siete triples. Y le siguió Bam Adebayo, con 17 puntos y Dragic con 18 puntos y 9 asistencias.

MILWAUKEE BUCKS 138 – 98 GOLDEN STATE WARRIORS

El resultado lo dice todo. De principio a fin no hubo partido en ningún punto del encuentro. Los Bucks dominaron ampliamente en todos los aspectos del juego, gracias sobre todo a un gran Khris Middleton, que se fue a los 31 puntos en 25 minutos.

De esta forma los Bucks consiguen la primera victoria de la temporada y se recuperan del triple a tablero de Jayson Tatum del pasado miércoles. Las nuevas incorporaciones empiezan a funcionar, tanto Jrue Holiday cómo D.J. Augustin mostraron ser dos bases que saben lo que necesita el equipo en todo momento. Y Donte DiVincenzo siguió demostrando su mejoría respecto la temporada anterior.

Para los Warriors supone la segunda derrota abultada consecutiva. Sin embargo Stephen Curry sigue pidiendo paciencia a los aficionados. No es momento para saltar las alarmas de un equipo dónde las previsiones se sitúan en Play-Off. Pero si es momento de analizar el porqué de estas derrotas y darle una vuelta al equipo.

Es posible que veamos movimientos en el mercado en los próximos días por parte de los de San Francisco. Ya sea moviendo activos cómo Andrew Wiggins o el rookie James Wiseman.

BOSTON CELTICS 95 – 123 BROOKLYN NETS

El show de Kyrie Irving y Kevin Durant fue lo más destacado de la noche. Pese a que la primera parte fue bastante igualada, aunque sin ser espectacular. Se vio a unos Celtics respondiendo al equipo de Brooklyn de manera notable.

La sangría vino en la segunda parte, cuando Irving y Durant se pusieron los monos de trabajo y destrozaron el partido en ataque. Kyrie se fue hasta los 37 puntos y Durant hasta los 29. En ese sentido no hubo resistencia por parte de los verdes, dónde el más destacado fue Jaylen Brown con 27 puntos.

En este encuentro, Brooklyn vuelve a demostrar su potencial y se pone con dos victorias. Así demostrando a toda la liga que van muy en serio a por el anillo. Si a este equipo les respetan las lesiones, deberían ser el equipo a batir junto a los Lakers.

LOS ANGELES LAKERS 138 – 115 DALLAS MAVERICKS

Otro partido sin mucha historia. Se vio un encuentro muy trabado y llevado al terreno que le gustan a los Lakers. Dónde ellos se sienten a gusto, en la defensa. Pese a los 115 puntos de Dallas, los angelinos mostraron una defensa muy sólida. Sin dejar opción de partido en ningún momento a los de Luka Doncic, que metió 27 puntos.

Los Lakers estuvieron muy corales, cuatro jugadores superaron los 15 puntos. Y dos de ellos eran las nuevas incorporaciones, Dennis Schroder y Montrezl Harrell. Pero al final el equipo bailó al ritmo de LeBron James y Anthony Davis, cómo siempre.

De esta forma, se recuperan de la derrota contra los Clippers y consiguen la primera victoria de la temporada. La situación preocupa más en Dallas, que encaja la segunda derrota y no parece que la plantilla tenga la profundidad necesaria para dar el paso. Aunque hay que destacar la ausencia de Kristaps Porzingis.

DENVER NUGGETS 108 – 121 LOS ANGELES CLIPPERS

Último partido de la jornada, misma historia que los anteriores. Otra vez un partido dominado de principio a fin. Esta vez por parte de los Clippers sobre Denver, vengando la eliminación en los Play-Off de octubre.

Los angelinos han empezado la temporada con buen pie, reponiéndose de los problemas de vestuario de la pasada campaña. Se vio a un equipo candidato a todo, con un Paul George muy enchufado, 23 puntos.

No hay mucho que destacar del encuentro. No se vio en ningún momento que los Nuggets pudieran remontar el partido. Ellos han perdido unos cuantos jugadores importantes la temporada anterior y parece que de momento están notando esas bajas, suman la segunda derrota de la temporada.