Una de cal y otra de arena | Playoffs Euroliga

Segunda tanda de partidos de estos playoffs de Euroliga, la cual nos ha dejado resultados algo más positivos que los de la demoledora jornada anterior.


También te puede interesar:

Westbrook responde a Lillard | Playoff NBA


CSKA MOSCÚ 68-78 BASKONIA (Serie: 1-1)

Imploraba yo el otro día alguna que otra sorpresa. Alguien me escuchó o mejor dicho, alguien me leyó. Incluso podría añadir que esta sorpresa fue más agradable que cualquier otra debido a que ella se vio implicado un equipo español. Añadir que ese equipo español, el Baskonia, volvió a ganar en Moscú después de 14 años.

A diferencia del primer encuentro de playoffs, el Baskonia pudo mantener la ventaja que consiguió en el primer parcial (18-27) durante el resto del encuentro. La buena defensa y la sabia elección y ejecución de los ataques fue lo que les permitió sobreponerse sobre los rusos. Encima, si en plena forma se encuentran dos baluartes como son Poirier (14 puntos y 15 rebotes) y Shields (17), pocas son las soluciones con las que el rival contará. 

En la escuadra moscovita destaca el partido del americano Will Clyburn, el cual anotó 14 tantos y atrapó 6 rebotes. Los propios rusos no se pueden despistar en ningún momento de los baskonistas, los cuales han demostrado que pueden ganar cómo y dónde sea. Este si que fue un diamantino duelo, justo lo que un aficionado busca en estas fechas de la temporada.

FENERBAHÇE 80-82 ZALGIRIS KAUNAS (Serie: 1-1)

La contienda continuará. Dos de los equipos más aguerridos y defensivos de la competición seguirán luchando hasta que sólo quede uno. Añadir que los lituanos se convirtieron en la única escuadra que ha ganado en el feudo turco esta temporada. Dato a tener muy en cuenta. 

El conjunto kaunenese empezó dominado el duelo. De hecho, llegaron al descanso con una ventaja de siete puntos (39-47). La característica defensa lituana hizo que el tercer cuarto atestiguara la victoria del Zalgiris (58-73). Ese fue el momento en el que la comodidad hizo efecto. Un realzado Fenerbahçe, que ganó el cuarto cuarto 22 a 9, por poco no consiguió ganar un partido que realmente parecía haber perdido. Si es que les faltó el Petit-suisse.

Por fin apareció en escena Kostas Sloukas, el cual elaboró un notable encuentro (15 puntos y 6 asistencias). Junto a él estuvo Datome, quien con sus 17 puntos y 9 rebotes intentó llevar a cabo un milagro. En el otro lado de la cancha Ulanovas se alzó como el líder y acabó el encuentro con 20 puntos y 7 rebotes, llevando al Zalgiris hacia una victoria crucial.

ANADOLU EFES 72-74 BARCELONA (Serie: 1-1)

La jornada del viernes comenzaba con otra muy agradable sorpresa. Los de la ciudad condal se agigantaron en territorio otomano. Esta es otra victoria crucial ya que le roban al Efes el ‘factor cancha’.

La batalla, no la de Lepanto, comenzó favorable para los españoles debido a que consiguieron adjudicarse el primer parcial 16 a 19. El descanso llegaba, y era el luminoso el juez de lo que hasta ahora había sucedido, algo beneficioso para los españoles (34-38). Pese a continuar con esa ventaja hasta el final del tercer cuarto (59-62), los turcos iban afilando su cuchillo. La garra de un tal Adam Hanga, quien con 17 puntos y 4 capturas, iba contestando a cada canasta que anotaban los estambulenses. Tras el embate final de estos y la posterior defensa de los españoles, extraordinaria por cierto, el partido acabó con un marcador de 72 a 74.

En la escuadra turca destacó un ex NBA como fue Shane Larkin, el cual anotó 18 tantos. El conjunto que entrena Ergin Ataman necesita mejorar en el aspecto colectivo, puesto que tienen muchas estrellas brillando con su propia luz.

REAL MADRID 78-63 PANATHINAIKOS (Serie: 2-0)

No creo que sea casualidad que este es el único emparejamiento en el que el local haya ganado los dos primeros partidos. Y es que el Madrid se la ha ganado ha pulso. Dureza, coraje y valor han sido los fieles acompañantes del conjunto español en sus dos victorias.

El segundo encuentro de esta serie fue en todo momento dominado por la escuadra merengue. El choque comenzó con un parcial favorable de 21 a 8 a los blancos, lo que hizo que los griegos fuesen a remolque en todo momento. A pesar de la ventaja conseguida, el Madrid nunca bajó los brazos y mantuvo la seriedad durante los tres siguientes parciales (14-18), (26-15) y (17-22). Este último es un poco engañoso ya que los helenos no pararon de jugar hasta que sonó la bocina, algo que no sentó muy bien en el anfiteatro blanco.

Memorable actuación de Campazzo, el cual fue capaz de recolectar 13 puntos, 7 rebotes y 9 asistencias. El Madrid que se vio ayer fue uno muy coral y participativo, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados. Por parte del Panathinaikos habría que resaltar los números de Deshaun Thomas, jugador que anotó 13 tantos. Muy pobre el partido que elaboró el conjunto que entrena Rick Pitino.

La serie se muda a Atenas, en donde esta intentará encontrar algo más de competencia.