Valencia Basket 83-86 UCAM Murcia | Copa del Rey

Valencia Basket - UCAM Murcia Copa del Rey
Otro día más que la locura nos acompaña en territorio copero. Una vez más, igual que ocurrió en el día 1 entre Joventut y Tenerife, la tónica del partido no vale para nada cuando se juntan las ganas de seguir vivo en la competición del KO.


También te puede interesar:

Finales de infarto | Día 1 Copa del Rey


Los «Bad Boys» de Murcia se llevaron el billete directo para la semifinal marcando el ritmo del partido desde el inicio. Taylor puso el show junto a McFadden, dejando unos puntos iniciales diabólicos, acompañados de su habitual gesticulación y chulería para dejar claro que venían a hacer su juego desde el minuto 1, no estaban dispuestos a ser menos.

La crónica

El primer cuarto dejó un partido que parecía tener color rojo intenso, 14-28 para dejar temblando a otro cabeza de serie, primero cayó Joventut, luego se tambaleó el Real Madrid y en ese momento nada parecía poder salvar a Peñarroya y su equipo. El segundo cuarto no fue tan aplastante, pero sí parecía seguir una dinámica clara, la defensa taronja no llegaba a tiempo y ya la primera parte se cerraba con 28 y 24 puntos encajados respectivamente, ritmo descontrolado.
En ese momento, no lo puedo ocultar, pensé que, por fin, un partido tranquilo en el que poder preparar el artículo con calma y antes del final del partido… iluso. El ritmo del Caribe decidió darle un vuelco a todo por lo que los murcianos habían luchado. Los triples entraron, a diferencia de la primera parte (2/15), pero el factor diferencial fue un Jasiel Rivero que cada semana rompe un poquito más la puerta del acceso a la máxima competición europea y, con actuaciones como la de hoy, la oferta no tardará en llegar. Se cargó al equipo a la espalda y 12 puntos en poco más de 5 minutos llevaron a los de Joan Peñarroya a volver al partido con un parcial poderoso que había que ver para creer tal y como estaba el partido, 21-0.
Valencia recuperó el mando y las faltas que se extendían de forma masiva por toda la plantilla murciana parecían atisbar un final de partido difícil de digerir para un UCAM que lo tuvo en la mano durante 20 minutos. Como en esta Copa parece que la cosa va de interiores hasta que la cosa se pone caliente, este partido no podía ser menos. Tras el recital Made in Cuba, el tiro exterior tomó las riendas del partido y el duelo entre McFadden y los tiradores de Valencia pusieron al pabellón en pie, pero fue don James Webb III el encargado de poner ese triple descomunal que valdría una victoria.
Hasta 3 veces ejecutó desde el exterior en el final del partido, incluido ese último intento desesperado de Dubi a falta de 0.3 segundos que tampoco encontró aro. Sonó la bocina y la locura se desató entre los aficionados murcianos, con Taylor fundido, Davis exhausto, McFadden con un aura de héroe y un Valencia Basket que no pudo completar la épica en una temporada de lo más dura en este inicio de proyecto de Joan Peñarroya.
¿Su rival? Baxi Manresa o FC Barcelona Basket en una semifinal a la que veremos como llegan las energías murcianas que ahora mismo están a 0, o eso parece porque la energía de este grupo de jugadores conocidos por el gran amor que reparten por todas las canchas en momentos da la sensación de ser inagotable.

No te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales: TwitterInstagram y Youtube.