Win or Go Home | Playoffs NBA

Jornada de Playoffs en la que solo se disputó un partido, Denver-San Antonio. Los Spurs se impusieron como locales y fuerzan el séptimo y definitivo partido de la serie pese al partidazo de Nikola Jokic. La mejor eliminatoria de esta primera ronda se cerrará la madrugada del sábado al domingo.

DENVER NUGGETS 103-120 SAN ANTONIO SPURS (NUGGETS 3-3 SPURS)

Victoria muy importante para los hombres dirigidos por Gregg Popovich. Evitan la eliminación y fuerzan el séptimo partido que tendrá lugar en Denver. Tras una salida fulgurante de los tejanos, los Nuggets reaccionaron en el segundo cuarto, recortando por completo la ventaja Spur’ e incluso poniéndose por delante en un momento del mismo.

El comienzo de la segunda parte fue muy reñido, intercambio de canastas constante, pocas pérdidas y un acierto en los tiros fuera de lo común por parte de los locales, que terminaron con un 57% en TC. Cuando más igualado estaba el partido, Jokic se fue al banco, era el gran sustento ofensivo en ese momento. Los Spurs aumentaron la agresividad y de la mano de los suplentes y de sus dos estrellas, Aldrige y DeRozan, rompieron el partido.

Es la primera vez en toda la serie que los suplentes de San Antonio dominan tanto a los de los Nuggets (36-13), y eso, fue gracias a Rudy Gay. El alero acabó el partido con 19 puntos en 28 minutos y con un sensacional 64% en tiros de campo, destacando un 3/3 en triples.

JUGADORES DESTACADOS

El dúo de San Antonio, DeRozan y Aldrige, fue el mejor del partido. Conseguían llegar a canasta cuando querían y estuvieron muy acertados en su tiro de media distancia, clave si quieren ganar la serie. El escolta terminó con 25 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias con un 75% en TC. El pívot acabó con 26 puntos y 10 rebotes, firmando un gran 56% en TC.

En los Nuggets, hay que destacar, sin duda, a Nikola Jokic. El serbio cuajó el mejor partido de su carrera, rompiendo así su mejor marca anotadora y la mejor marca anotadora de la franquicia en Playoffs, 43. La cantidad de recursos ofensivos que tiene el ‘Joker‘ lo hacen un jugador prácticamente indefendible. Él se encargo de anotar y de distribuir el juego para que sus compañeros anotasen y cuando no estuvo en cancha, fueron incapaces de aguantar sin él.

El banquillo y el mal partido de Jamal Murray condenaron a los de Colorado, pero en el séptimo partido tendrán la oportunidad de ganar la serie ante su público.